Cómo hacer un autoexamen de la piel

Para encontrar temprano el cáncer de piel, no es necesario hacer radiografías ni análisis de sangre, simplemente se requiere de sus ojos y de un espejo. Si usted tiene cáncer de piel, la mejor manera de asegurar que se puede tratar con buenos resultados consiste en encontrarlo temprano.

Aunque la Sociedad Americana Contra El Cáncer no provee guías para la detección temprana del cáncer de piel, muchos doctores recomiendan que se examine su piel de forma habitual, normalmente una vez al mes.

Los autoexámenes regulares de la piel son especialmente importantes para las personas que presentan un mayor riesgo de cáncer de piel, como personas con inmunidad reducida, personas que han tenido cáncer de piel anteriormente, y personas con un fuerte antecedente familiar de cáncer de piel. Pregunte a su médico qué tan seguido deberá hacerse su examen de la piel.

Lo mejor es hacerse el autoexamen de la piel en una habitación donde haya mucha luz y frente a un espejo de cuerpo entero. Usted puede usar un espejo de mano para ver las áreas difíciles, como la parte trasera de los muslos. Su pareja o un amigo o familiar de confianza pueden ayudarle con estos exámenes, especialmente cuando se trate de áreas difíciles de ver, tales como la espalda o el cuero cabelludo.

La primera vez que usted examina su piel, dedique el tiempo en examinar cuidadosamente toda la superficie. Usted deberá conocer el patrón de los lunares, las imperfecciones, las pecas y otras marcas que tenga en la piel para poder detectar cualquier cambio durante el próximo autoexamen. Asegúrese de mostrar a su médico cualquier área que le preocupe.

Siga estas instrucciones paso a paso para examinar su piel:

Frente al espejo

illustration of man facing a mirror and looking at his face, ears, neck, chest and belly

Examine su cara, orejas, cuello, pecho y abdomen. Las mujeres necesitarán levantar sus senos para examinar la piel debajo de éstos.

illustration of a man facing mirror and looking at his underarm area and both sides of his arms then looking down at the tops and palms of his hands and in between his fingers and fingernails

Revise las áreas debajo de sus brazos, ambos lados de los brazos, las palmas y partes superiores de sus manos, la piel entre los dedos y sus uñas.

Sentado

illustration of a man sitting down and checking the front of his thighs, shins, tops of his feet, in between his toes and toenails

Revise la parte delantera de sus muslos, espinillas (parte inferior de las piernas), parte superior de los pies, la piel entre los dedos de los pies y sus lúnulas (raíz de las uñas).

illustration of a man sitting and using a hand mirror to look at the bottoms of his feet, calves and backs of his thighs

Ahora use un espejo de mano para observar la parte inferior de sus pies, pantorrillas y sus muslos. Examine una pierna a la vez.

illustration of man using a hand mirror to check his buttocks, genital area, lower and upper back and the back of his neck and ears

Use un espejo de mano para examinar sus glúteos, área genital, parte más baja de la espalda, parte superior de la espalda y la parte trasera del cuello y las orejas. También puede ser más fácil observar su espalda en un espejo de pared usando un espejo de mano.

illustration of a man looking at his back in a wall mirror using a hand mirror

Use un peine o secadora de pelo para separar su cabello de manera que pueda examinar su cuero cabelludo.

El mejor momento para hacerse un autoexamen de la piel es después de bañarse o ducharse. Examine cualquier lunar, manchas o marcas de nacimiento desde la cabeza a los pies. Si examina su piel periódicamente, sabrá lo que es normal en su piel.

¿Qué señales debo buscar?

No todos los cánceres de piel tienen el mismo aspecto. De hecho, los cánceres de piel pueden aparecer en muchas formas y tamaños. A veces incluso pueden parecerse a otras afecciones de la piel. Muchos cánceres de piel son más comunes en partes del cuerpo que tienden a exponerse más al sol, como la cara, la cabeza, el cuello y los brazos. Pero los cánceres de piel pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo.

Algunas de las formas más comunes en las que pueden aparecer los cánceres de piel son:

  • Un nuevo crecimiento, mancha o protuberancia en la piel, que cambia o se expande
  • Una úlcera que sangra y/o no sana después de varias semanas
  • Una mancha roja que es áspera o escamosa, y que podría sangrar o formar costra
  • Un crecimiento parecido a una verruga
  • Un lunar (u otra mancha en la piel) que sea nuevo o cambie de tamaño, forma o color
  • Un lunar con una forma extraña, bordes irregulares o áreas de diferentes colores

Pero es importante entender que estas no son las únicas maneras en que el cáncer de piel puede aparecer. Para obtener más información sobre cómo podría lucir un cáncer de piel, consulte:

Si descubre algo sospechoso en su piel

Si está observando su piel (durante un autoexamen de la piel o en cualquier otro momento) y nota cualquier cosa que le preocupe, especialmente algo que acaba de aparecer o ha cambiado recientemente, asegúrese de que lo revise un médico.

Si el médico sospecha que usted podría tener cáncer de piel, realizará exámenes y pruebas para confirmar la sospecha. Si no puede acudir al médico de inmediato, tal vez desee tomar buenas fotos de primer plano de la zona para que el día de la cita su médico pueda ver si el área está cambiando.

Por lo general, el médico comenzará preguntándole acerca de sus síntomas. El médico querrá saber cuándo apareció la marca por primera vez, si ha cambiado de tamaño o aspecto, y si causa dolor, comezón o sangrado. También podría preguntar si en el pasado usted estuvo expuesto a condiciones como causantes de cáncer de piel (incluyendo quemaduras por el sol y prácticas de bronceado) y si algún miembro de su familia ha tenido este cáncer. Luego el médico examinará su piel y observará el tamaño, la forma, el color y la textura del área en cuestión, y si ésta sangra, supura o forma una costra. Se le examinará el resto del cuerpo para ver si tiene lunares y otras manchas que podrían estar relacionados con el cáncer de piel.

Si su médico le examinó y sospecha que usted tiene cáncer de piel, es posible que le pida consultar a un dermatólogo, un médico especializado en enfermedades de la piel, quien puede usar instrumentos especiales para examinar el área con más detenimiento.

Si el médico considera que una región sospechosa en la piel puede tratarse de cáncer, se extraerá una muestra de la piel de dicha región para observarla al microscopio. Esto se conoce como biopsia de piel. Existen muchas maneras de hacer una biopsia de piel. El médico optará por un método basándose en el tipo de cáncer de piel que se sospecha, de la localización del mismo en el cuerpo y del tamaño del área afectada, entre otros factores. Para más información sobre las biopsias de la piel, consulte Pruebas para el cáncer de piel tipo melanoma y Pruebas para el cáncer de piel de células basales y de células escamosas.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Christensen SR, Wilson LD, Leffell DJ. Chapter 90: Cancer of the Skin. In: DeVita VT, Lawrence TS, Rosenberg SA, eds. DeVita, Hellman, and Rosenberg’s Cancer: Principles and Practice of Oncology. 11th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2019.

Xu YG, Aylward JL, Swanson AM, et al. Chapter 67: Nonmelanoma Skin Cancers. In: Niederhuber JE, Armitage JO, Doroshow JH, Kastan MB, Tepper JE, eds. Abeloff’s Clinical Oncology. 6th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier; 2020.

Última revisión médica completa: julio 23, 2019 Actualización más reciente: julio 23, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.