La vida como un sobreviviente de cáncer colorrectal

Para muchas personas con cáncer colorrectal, el tratamiento puede remover o destruir el cáncer. El final del tratamiento puede causar tanto estrés como entusiasmo. Usted sentirá alivio de haber completado el tratamiento, aunque aún resulte difícil no preocuparse por el regreso del cáncer. Esto es muy común en quien ha tenido cáncer.

En algunas personas, puede que el cáncer nunca desaparezca por completo. Es posible que algunas personas reciban tratamiento regularmente con quimioterapia, radioterapia, u otros tratamientos para tratar de ayudar a mantener el cáncer bajo control. Aprender a vivir con un cáncer que no desaparece puede ser difícil y muy estresante.

La vida después del cáncer colorrectal significa regresar a actividades que usted solía realizar, así como contar con algunas nuevas opciones.

Pregunte a su médico acerca de un plan de atención para pacientes después del tratamiento

Consulte con su doctor sobre el desarrollo de un plan de atención para después del tratamiento que sea adecuado para usted. Este plan puede incluir:

  • Un calendario sugerido para pruebas y estudios de seguimiento
  • Un calendario para otras pruebas que necesite en el futuro, tales como pruebas de detección temprana para otros tipos de cáncer, o pruebas para identificar efectos a la salud a largo plazo debido a su cáncer o su tratamiento
  • Una lista de posibles efectos secundarios tardíos o a largo plazo de su tratamiento, incluyendo a qué prestar atención y cuándo debe comunicarse con su médico
  • Sugerencias para la alimentación y la actividad física

Programas típicos de seguimiento después del cáncer colorrectal

Aun después de completar el tratamiento, usted probablemente tendrá que acudir a citas de seguimiento con su médico durante muchos años. Es muy importante que acuda a todas sus citas de seguimiento. Durante estas visitas, los médicos le preguntarán si presenta cualquier problema y le harán exámenes y análisis de laboratorios o estudios por imágenes para determinar si hay signos de cáncer o para tratar efectos secundarios.

Algunos efectos secundarios ocasionados por el tratamiento podrían durar mucho tiempo o puede que incluso no se presenten sino hasta años después de haber terminado el tratamiento. Las visitas al consultorio médico proveen una buena oportunidad para que haga preguntas e informe sobre cualquier cambio o problema que note o cualquier inquietud que tenga.

En cierta medida, la frecuencia de las visitas de seguimiento y las pruebas dependerá de la etapa de su cáncer y de la probabilidad de que regrese.

Consultas médicas

Su médico probablemente recomendará que se haga un examen físico cada 3 a 6 meses por los primeros años después del tratamiento, luego cada 6 meses por los próximos años. Puede que las personas que fueron tratadas por cánceres en etapas iniciales requieran exámenes con menos frecuencia.

Colonoscopia

En la mayoría de los casos, su médico recomendará una colonoscopia dentro de un año después de la cirugía. Si los resultados son normales, la mayoría de los pacientes no necesitará otra hasta que transcurran 3 años. En caso de que los resultados de ese examen sean normales, entonces a menudo se deben hacer exámenes futuros aproximadamente cada 5 años.

Estudios por imágenes

Que su médico recomiende los estudios por imágenes dependerá de la etapa de su cáncer y de otros factores. Las tomografías computarizadas pueden hacerse regularmente, por ejemplo una vez al año, para aquellos pacientes en alto riesgo de recurrencia, especialmente en los primeros años después del tratamiento. Los estudios se pueden hacer con más frecuencia en las personas a quienes se les extirparon tumores en el hígado o los pulmones.

Análisis de sangre para marcadores tumorales

El antígeno carcinoembrionario (CEA) y el CA 19-9 son sustancias llamadas marcadores tumorales que se pueden encontrar en la sangre de algunas personas con cáncer colorrectal. Antes de comenzar el tratamiento, los médicos a menudo verifican los niveles de estos marcadores (especialmente CEA) con pruebas sanguíneas.

Si los niveles están elevados al principio y luego bajan a la normalidad después de la cirugía, se pueden medir otra vez cuando usted acuda a su cita de seguimiento (típicamente cada varios meses durante los primeros años después del tratamiento, luego cada 6 meses más o menos para los próximos años).

Si el nivel del marcador tumoral está elevado nuevamente, puede ser un signo de que el cáncer ha regresado. Si ésta es la situación, se puede hacer una colonoscopia o estudios por imágenes para tratar de localizar la recurrencia. Si los niveles de marcadores tumorales no estuvieron elevados cuando se encontró el cáncer por primera vez, probablemente no sirvan como indicadores del regreso del cáncer.

Mantenga un seguro de salud y guarde copias de sus informes médicos

Incluso después del tratamiento, es muy importante mantener un seguro médico, ya que las pruebas y las consultas médicas son costosas y, aunque nadie quiere pensar en el regreso de su cáncer, esto podría ocurrir.

En algún momento después del tratamiento del cáncer, es posible que usted tenga que consultar con un médico nuevo, quien desconozca sus antecedentes médicos. Es importante que guarde copias de sus informes médicos para que proporcione a su nuevo médico los detalles de su diagnóstico y tratamiento. Para más información, lea Cómo mantener copias de importantes informes médicos.

Cómo manejar los efectos secundarios a largo plazo

La mayoría los efectos secundarios desaparece después del tratamiento, pero algunos pueden continuar y necesitan atención especial. Por ejemplo, si le han realizado una colostomía o una ileostomía, es posible que le preocupe incluso realizar actividades cotidianas. Independientemente de si su ostomía es temporal o permanente, un profesional de la salud capacitado para ayudar a las personas con colostomías e ileostomías (un enterostomista) puede enseñarle cómo cuidar de la misma. Usted puede preguntar a la Sociedad Americana Contra El Cáncer sobre los programas que ofrecen información y apoyo en su localidad. Para más información sobre cómo atender y manejar una ostomía, lea Colostomía: una guía e Ileostomía: una guía.

¿Puedo reducir el riesgo de que el cáncer colorrectal progrese o regrese?

Si usted tiene (o ha tenido) cáncer colorrectal, probablemente quiera saber si hay medidas que pueda tomar para reducir el riesgo de que el cáncer crezca o regrese, como: hacer ejercicio, comer cierto tipo de alimentos, o tomar suplementos nutricionales. Afortunadamente, la investigación ha demostrado que hay algunas medidas que puede tomar que podrían ser útiles.

Logre y mantenga un peso saludable

Muchas investigaciones sugieren que el sobrepeso o la obesidad (mucho sobrepeso) eleva el riesgo de que el cáncer colorrectal regrese, así como el riesgo de morir a causa de cáncer colorrectal. Sin embargo, existe menos investigación que indique si perder peso durante o después del tratamiento realmente pueda disminuir el riesgo de recurrencia del cáncer colorrectal.

Por supuesto, lograr un peso saludable también puede tener otros beneficios para la salud. Si está considerando perder peso, es importante que consulte con su médico, especialmente si usted aún está recibiendo tratamiento o acaba de finalizarlo.

Manténgase activo

Gran parte de la investigación sugiere que las personas que realizan actividad física regularmente después del tratamiento tienen un menor riesgo de recurrencia del cáncer colorrectal y de morir a causa de cáncer colorrectal. La actividad física también se ha relacionado con una mejor calidad de vida, un mejor funcionamiento físico y menos síntomas de cansancio. No está claro cuánta actividad exactamente se pueda necesitar, aunque parece ser que mientras más activo esté, más beneficios se obtienen.

Es importante consultar con su equipo de tratamiento antes de iniciar un nuevo programa de actividad física. Esto también puede incluir reuniones con un fisioterapeuta. Su equipo puede ayudarle a planificar un programa que pueda ser seguro y eficaz para usted.

Coma alimentos saludables

En general, no está claro si comer cualquier tipo de alimento específico puede ayudar a disminuir el riesgo de que el cáncer colorrectal regrese. Algunos estudios han sugerido que los sobrevivientes de cáncer colorrectal que consumen muchas verduras (vegetales), frutas, granos enteros, pollo, y pescado podrían vivir más tiempo que aquellos que tienen dietas con alto contenido de azúcar refinada, grasas y carnes rojas o procesadas. Sin embargo, no está claro si esto es debido a los efectos sobre el cáncer colorrectal o posiblemente a otros beneficios para la salud que tiene el adoptar una dieta saludable.

Aun así, alimentarse sanamente tiene claramente sus beneficios. Por ejemplo, las dietas que son ricas en fuentes vegetales son a menudo una parte importante para lograr y mantener un peso saludable. Consumir alimentos sanos también puede ayudar a reducir el riesgo de algunos otros problemas de salud, como enfermedades del corazón y diabetes.

Suplementos nutricionales

Hasta el momento, ningún suplemento alimenticio ha demostrado claramente que ayude a reducir el riesgo de que el cáncer colorrectal progrese o regrese. Esto no significa que ninguno será útil, aunque es importante saber que ninguno ha demostrado serlo.

Vitamina D: algunas investigaciones han sugerido que los sobrevivientes de cáncer colorrectal con niveles más altos de vitamina D en la sangre podrían tener mejores resultados que aquellos con niveles más bajos. Sin embargo, no está claro si el consumo de suplementos de vitamina D puede afectar los resultados del tratamiento.

Calcio: algunas investigaciones han sugerido que los suplementos de calcio pueden disminuir el riesgo de pólipos colorrectales en personas que previamente han tenido pólipos. Sin embargo, no está claro si los suplementos de calcio pueden disminuir el riesgo de que el cáncer colorrectal regrese.

Los suplementos dietéticos no están regulados como los medicamentos en los Estados Unidos, pues no tienen que demostrar que son eficaces (o incluso seguros) antes de ser vendidos, aunque hay límites en lo que se les está permitido afirmar que pueden hacer. Si está considerando tomar cualquier tipo de suplemento nutricional, consulte con los miembros de su equipo de atención médica. Ellos pueden ayudarle a decidir cuáles puede utilizar con seguridad y evitar aquellos que podrían ser perjudiciales.

Alcohol

El consumo de alcohol se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer cáncer colorrectal, especialmente en los hombres. Sin embargo, no está claro si el alcohol afecta el riesgo de recurrencia del cáncer colorrectal.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda que las personas que beban alcohol limiten su consumo a no más de una bebida al día, en el caso de las mujeres y no más de dos tragos al día en el caso de los hombres para ayudar a disminuir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer (incluyendo cáncer colorrectal). No obstante, para las personas que han completado el tratamiento del cáncer, los efectos del alcohol sobre el riesgo de recurrencia son en gran parte desconocidos. Este asunto se complica por el hecho de que el consumo de alcohol de bajo a moderado se ha relacionado con un menor riesgo de enfermedades del corazón.

Debido a que este tema es complejo, es importante discutirlo con su equipo de atención médica, teniendo en cuenta el riesgo de recurrencia del cáncer colorrectal (o un nuevo cáncer colorrectal), el riesgo de enfermedades del corazón y el riesgo de otros problemas de salud ligados al consumo de alcohol.

Deje de fumar

Las investigaciones han mostrado que los sobrevivientes de cáncer colorrectal que fuman son más propensos a morir a causa de sus cánceres (así como de otras causas). Además de los efectos en el riesgo de cáncer colorrectal, dejar de fumar claramente puede tener muchos beneficios para la salud.

Si está considerando dejar de fumar y necesita ayuda, consulte con su doctor o llame a la Sociedad Americana Contra El Cáncer al 1-800-227-2345 para recibir información y apoyo.

Si el cáncer regresa

Si el cáncer recurre en algún momento, las opciones de tratamiento dependerán de la localización del cáncer, qué tratamientos ha recibido anteriormente y de su estado de salud. Para más información sobre cómo se trata el cáncer recurrente, lea “ Tratamiento del cáncer de colon según la etapa” o “ Tratamiento del cáncer de recto según la etapa”. Para obtener más información general sobre cómo lidiar con la recurrencia, usted también puede consultar nuestra información sobre la recurrencia del cáncer.

¿Podría padecer un segundo cáncer después del tratamiento del cáncer colorrectal?

Las personas que han tenido cáncer colorrectal aún pueden padecer otros tipos de cáncer, aunque la mayoría no padece cáncer otra vez. Los sobrevivientes de cáncer colorrectal están en mayor riesgo de padecer otro cáncer colorrectal, así como algunos otros tipos de cáncer. Para más información lea “Otros cánceres después del cáncer colorrectal”.

Cómo seguir adelante después del cáncer colorrectal

Apoyo emocional

Es normal que sienta cierto grado de depresión, ansiedad o preocupación si el cáncer colorrectal es parte de su vida. Algunas personas se afectan más que otras. No obstante, todas las personas pueden beneficiarse de la ayuda y el apoyo de otras personas, ya sea amigos y familiares, grupos religiosos, grupos de apoyo, consejeros profesionales, entre otros.

Sexualidad y sentirse bien con su cuerpo

Aprender a sentirse cómodo con su cuerpo durante y después del tratamiento del cáncer colorrectal es una experiencia personal que es diferente para cada persona. La información y el apoyo que usted reciba pueden ayudarle a afrontar estos cambios con el pasar del tiempo. Si desea más información, refiérase a Sexualidad para el hombre con cáncer o Sexualidad para la mujer con cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Last Medical Review: October 15, 2015 Last Revised: February 22, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.