¿Se pueden prevenir los cánceres de piel de células basales y de células escamosas?

Los cánceres de piel de células basales y escamosas no se pueden prevenir de forma segura. Algunos factores, tales como su edad, el género, la raza, y el antecedente familiar no se pueden controlar. Sin embargo, hay medidas que usted puede tomar que podrían reducir su riesgo de padecer estos y otros cánceres de piel.

Limite su exposición a los rayos ultravioleta (UV)

La forma más importante de reducir su riesgo de los tipos de cáncer de piel de células basales y de células escamosas es limitar su exposición a los rayos UV. Cuando esté al aire libre, tome medidas para protegerse del sol.

Busque la sombra

Simplemente mantenerse en la sombra es una de las mejores maneras de limitar la exposición a la radiación ultravioleta.

“¡Póngase, úntese, colóquese …y use!”

Esta frase popular puede ayudar a recordar algunos de los pasos clave que puede tomar para protegerse contra los rayos UV. Si va a pasar tiempo al aire libre:

  • ¡Póngase una camisa!
  • ¡Úntese bloqueador solar!
  • ¡Colóquese un sombrero!
  • ¡Use lentes de sol para proteger los ojos y la piel sensible alrededor de éstos!

Evite las camas bronceadoras y las lámparas de sol

Muchas personas creen que los rayos UV de las camas bronceadoras no son perjudiciales, pero esto no es cierto. Las lámparas bronceadoras emiten  rayos UV que pueden causar daños a la piel a largo plazo, y contribuir al cáncer de piel. La mayoría de los médicos y organizaciones de la salud no recomienda el uso de las camas bronceadoras ni las lámparas de sol.

Proteja a los niños del sol

Los niños necesitan especial atención, ya que éstos tienden a pasar más tiempo al aire libre y pueden quemarse más fácilmente. Los padres y las personas que cuidan de los niños deben protegerlos de la exposición excesiva al sol con los pasos descritos anteriormente. A los niños hay que orientarlos sobre los daños que causa demasiada exposición solar a medida que se vayan haciendo más independientes.

Para obtener más información sobre la exposición a los rayos UV y lo que puede hacer para protegerse a sí mismo y a sus seres queridos, consulte ¿Cómo me protejo de los rayos ultravioleta (UV)?

Evite los químicos nocivos

La exposición a ciertos químicos, como el arsénico, puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de piel. Las personas pueden estar expuestas a arsénico mediante el agua de pozo en algunas áreas, pesticidas y herbicidas, algunas medicinas y remedios herbarios tradicionales importados, y ciertas ocupaciones (como trabajos en minería y fundición).

Examínese la piel con regularidad

Examinar su piel regularmente puede ayudar a identificar cualquier nuevo crecimiento o área anormal que debe mostrar a su médico antes de que tenga la probabilidad de convertirse en cáncer de piel. Para más información consulte, ¿Se pueden descubrir los cánceres de piel de células basales y de células escamosas en sus comienzos?

No fume

Fumar se ha vinculado a un mayor riesgo de cáncer de piel de células escamosas, así como a muchos otros tipos de cáncer. Si está considerando dejar de fumar y necesita ayuda, llame a la Sociedad Americana Contra El Cáncer al 1-800-227-2345 para información y apoyo.

Evite debilitar el sistema inmunitario (cuando sea posible)

Un sistema inmunitario debilitado aumenta el riesgo de padecer cáncer de piel, y si llega a padecerlo, podría ser más difícil tratarlo.

La infección por el VIH, el virus que causa el SIDA, puede debilitar el sistema inmunitario. Además, evitar los factores de riesgo conocidos para la infección por VIH, como el uso de drogas por vía intravenosa (IV), las relaciones sexuales con muchas parejas sin protección, también puede reducir el riesgo de padecer cáncer de piel y muchos otros tipos de cáncer. 

Algunas personas necesitan tomar medicamentos para suprimir sus sistemas inmunitarios. Esto incluye personas que han tenido trasplantes de órganos y algunas personas con enfermedades autoinmunitarias. Las personas que padecen cáncer también necesitan tomar medicamentos, como la quimioterapia, que pueden disminuir la función inmunitaria. Para estas personas, el beneficio de tomar estas medicinas será probablemente mayor al pequeño aumento del riesgo de padecer cáncer de piel.

Medicamentos para reducir el riesgo

Algunas personas con mayor riesgo de padecer cáncer de piel, como las personas con ciertas afecciones hereditarias o un sistema inmunitario debilitado, pudieran beneficiarse de medicamentos que tal vez reduzcan su riesgo (quimioprevención). Los médicos están estudiando muchos medicamentos diferentes que tal vez reduzcan el riesgo, aunque estos no se utilizan comúnmente en este momento. Para más información, consulte ¿Qué avances hay en las investigaciones sobre los cánceres de piel de células basales y de células escamosas? 

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: julio 26, 2019 Actualización más reciente: julio 26, 2019

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.