Quimioterapia sistémica para los cánceres de piel de células basales y de células escamosas

La quimioterapia sistémica (quimio) usa medicamentos contra el cáncer que se inyectan en una vena o se administran por la boca. Estos medicamentos pasan a través del torrente sanguíneo a todas las partes del cuerpo. Contrario a la quimioterapia tópica que se aplica a la piel, la quimioterapia sistémica puede atacar las células cancerosas que se han propagado a los ganglios linfáticos y a otros órganos.

Si el carcinoma de células escamosas se ha propagado, la quimioterapia podría ser una opción, aunque primero se podría usar un medicamento de inmunoterapia.

Si se usa quimioterapia, los medicamentos como el cisplatino y el 5-fluorouracilo (5-FU) pueden ser opciones. Estos medicamentos se administran por vena (vía intravenosa), usualmente una vez cada varias semanas. Estos medicamentos a menudo pueden desacelerar la propagación de estos cánceres y aliviar algunos de los síntomas. En algunos casos, pueden reducir el tamaño de los tumores lo suficiente como para emplear otros tratamientos, como cirugía o radioterapia.

El carcinoma de células basales muy rara vez llega a una etapa avanzada, de modo que la quimioterapia sistémica no se utiliza normalmente para tratar estos cánceres. Los cánceres de células basales avanzados muy probablemente se tratarán con terapia dirigida.

Posibles efectos secundarios de la quimioterapia

Los medicamentos de quimioterapia pueden causar efectos secundarios que dependen del tipo y de la dosis de los medicamentos suministrados y del tiempo que se usen. Algunos efectos secundarios de la quimioterapia son:

  • Caída del cabello
  • Úlceras en la boca
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea o estreñimiento
  • Aumento en el riesgo de infecciones (debido a una disminución de glóbulos blancos)
  • Formación fácil de moretones y sangrado (debido a que hay muy pocas plaquetas)
  • Cansancio (debido a que hay muy pocos glóbulos rojos)

Por lo general, estos efectos secundarios desaparecen cuando cesa el tratamiento. Algunos medicamentos pueden causar efectos específicos que no se incluyeron anteriormente. Por lo tanto, asegúrese de hablar con su equipo de atención al cáncer sobre lo que usted puede esperar.

Muchas veces hay maneras de aminorar los efectos secundarios. Por ejemplo, los medicamentos pueden ayudar a prevenir o reducir las náuseas y los vómitos. Informe al equipo de atención médica sobre cualquier efecto secundario o cambios que note mientras recibe la quimioterapia para que puedan ser tratados con prontitud.

Más información sobre quimioterapia

Para más información general acerca de cómo se utiliza la quimioterapia para tratar el cáncer, consulte Quimioterapia.

Para información sobre algunos de los efectos secundarios incluidos en este artículo, y cómo tratarlos, consulte Control de efectos secundarios relacionados con el cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: mayo 4, 2016 Actualización más reciente: mayo 17, 2016

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.