Terapia dirigida del tumor neuroendocrino pancreático

Los medicamentos de terapia dirigida funcionan de distinta manera que los de la quimioterapia convencional. Estos medicamentos tienen como blanco a partes específicas de las células cancerosas. A veces son útiles cuando no surte efecto la quimioterapia y a menudo tienen diferentes efectos secundarios que la quimioterapia.

Los medicamentos de terapia dirigida se usan para tratar tumores neuroendocrinos pancreáticos al detener la angiogénesis (el crecimiento de vasos sanguíneos nuevos que nutren a los cánceres) o proteínas importantes (tirosinas cinasas) en las células cancerosas que las ayudan a crecer y a sobrevivir.

Sunitinib (Sutent)

El sunitinib bloquea varias tirosinas cinasas y ataca el crecimiento de vasos sanguíneos nuevos. Se ha demostrado que ayuda a desacelerar el crecimiento del tumor. Este medicamento se administra de forma oral mediante una pastilla que se toma una vez al día.

Los efectos secundarios más comunes son náusea, diarrea, cambios en la piel o el color del cabello, llagas en la boca, debilidad y bajos recuentos sanguíneos. Otros efectos posibles incluyen cansancio, alta presión arterial, problemas cardíacos, sangrado, síndrome de pies y manos (enrojecimiento, dolor, y descamación de la piel en las palmas de las manos y las plantas de los pies) y niveles bajos de la hormona tiroidea.

Everolimus (Afinitor)

El everolimus bloquea una proteína, conocida como mTOR, que normalmente ayuda en el crecimiento y división celular. Se ha demostrado que ayuda a tratar los tumores neuroendocrinos pancreáticos avanzados. El everolimus se administra en forma de pastilla una vez al día.

Los efectos secundarios comunes de este medicamento incluyen llagas en la boca, infecciones, náuseas, pérdida de apetito, diarrea, erupciones en la piel, sensación de cansancio o debilidad, acumulación de líquido (usualmente en las piernas), y aumento en los niveles de colesterol y azúcar en la sangre. Un efecto secundario menos común, pero grave, consiste en daño a los pulmones.  Esto puede causar dificultad respiratoria u otros problemas.

Para información sobre algunos de los efectos secundarios incluidos en este artículo, y cómo tratarlos, consulte Control de efectos secundarios relacionados con el cáncer.

Equipo de redactores y equipo de editores médicos de la Sociedad Americana Contra El Cáncer

Nuestro equipo está compuesto de médicos y enfermeras con postgrados y amplios conocimientos sobre el cáncer, al igual que de periodistas, editores y traductores con amplia experiencia en contenidos médicos.

Última revisión médica completa: octubre 30, 2018 Actualización más reciente: octubre 30, 2018

La información médica de la La Sociedad Americana Contra El Cáncer está protegida bajo la ley Copyright sobre derechos de autor. Para solicitudes de reproducción, por favor escriba a  permissionrequest@cancer.org.