Cáncer avanzado

+ -Text Size

Intro TEMAS

Cáncer avanzado

Esta descripción breve indica los lugares hacia donde ciertos cánceres suelen propagarse. No es una lista de todos los lugares a donde un cáncer podría propagarse. Para obtener más información sobre estos tipos de cáncer, consulte nuestra información sobre los distintos tipos de cáncer.

Imagen de diferentes órganos a donde el cáncer se puede propagar.

Vejiga

El cáncer de vejiga tiende a quedarse en la misma área (la pelvis) e invade los tejidos cercanos como la pared pélvica. Asimismo, puede propagarse a los pulmones, al hígado y al hueso.

Cerebro

Los tumores cerebrales rara vez se propagan fuera del cerebro, ya que principalmente crecen dentro del cerebro y a veces en la médula espinal.

Seno

El cáncer de seno con frecuencia se propaga a los huesos, pero también puede propagarse al hígado, los pulmones y el cerebro. Conforme progresa el cáncer, puede afectar cualquier órgano. También se puede propagar a la piel del pecho (cerca al área en la que comenzó el cáncer).

Colon y recto

El hígado o los pulmones son los lugares más comunes a donde se propaga el cáncer de recto o de colon. Estos cánceres también se pueden propagar a casi cualquier otro órgano, incluyendo los huesos y el cerebro.

El cáncer rectal también se puede propagar dentro de la pelvis, donde comenzó el cáncer. Esto puede ser doloroso porque el cáncer suele crecer en los nervios y huesos de esta área.

Esófago

El cáncer de esófago crece principalmente cerca de donde se originó. A medida que progresa, puede que crezca hacia los órganos adyacentes o vasos sanguíneos principales, lo que puede hacer difícil tratar este cáncer.

Riñón

El cáncer de riñón (renal) puede crecer en el sitio donde se originó e invadir tejidos cercanos. Los pulmones y los huesos son los sitios más comunes de propagación.

Leucemia

Debido a que ya se encuentran en la sangre, puede considerarse que las leucemias se han propagado por todo el cuerpo cuando son diagnosticadas. Éstas pueden avanzar llenando la médula espinal con células leucémicas. Se remplaza la médula ósea normal y no puede producir nuevas células sanguíneas.

Algunas leucemias pueden propagarse fuera de la sangre y hacia el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal. Tanto en la piel, como en otras partes del cuerpo, también puede haber tumores formados por células leucémicas (aunque esto no es común).

Hígado

El cáncer de hígado no suele propagarse afuera de dicho órgano; sino que crece por todo el hígado cuando se convierte en cáncer avanzado. Si se propaga, lo hace con más frecuencia a los pulmones o a los huesos.

Pulmón

El cáncer de pulmón puede propagarse a casi cualquier órgano del cuerpo, pero se propagará más frecuentemente a las glándulas suprarrenales, el hígado, los huesos o el cerebro. También se puede propagar al otro pulmón.

Linfoma

La mayoría de los linfomas tienden a permanecer en partes del sistema linfático (como en los ganglios linfáticos, el bazo y la médula ósea), aunque puede que se propaguen desde el sistema linfático hasta partes distantes del cuerpo. También se pueden propagar a otros órganos, como a los pulmones o al hígado, si están avanzados. Algunos linfomas se propagan al líquido que rodea el cerebro y la médula espinal (el líquido cefalorraquídeo o CSF, por sus siglas en inglés). Esto se llama meningitis linfomatosa.

Algunos linfomas en realidad se originan en otros órganos, como el cerebro o el estómago, y desde allí se propagan.

Melanoma

El melanoma se puede propagar a cualquier parte del cuerpo. Primero, tiende a ir hacia los ganglios linfáticos cerca de donde se originó, pero luego puede propagarse al cerebro, a los pulmones, al hígado y a los huesos. Puede también propagarse a partes distantes de la piel.

Boca y garganta

Los cánceres de boca, garganta o fosas nasales tienden a permanecer en la misma área. Por lo general, se propagan a los pulmones. Con menos frecuencia, se pueden propagar al hígado o a los huesos.

Mieloma múltiple

El mieloma múltiple puede producir tumores llamados plasmacitomas. Estos tumores se pueden propagar a los huesos de cualquier parte del cuerpo, pero rara vez se propagan a otros órganos.

Ovario

El cáncer ovárico se propaga con mayor frecuencia al revestimiento y a los órganos del vientre (abdomen) y puede producir una acumulación de líquido e inflamación en el abdomen. Éste también puede propagarse al revestimiento externo de los pulmones y hacer que el líquido se acumule allí. Cuando se convierte en cáncer avanzado, puede propagarse al pulmón y al hígado, o rara vez al cerebro o la piel.

Páncreas

El cáncer pancreático permanece principalmente en el abdomen. Suele crecer hacia los tejidos cercanos y puede propagarse al hígado o a otros órganos adyacentes. También se puede propagar a los pulmones.

Próstata

El cáncer de próstata avanzado suele propagarse a los huesos. Con menor frecuencia, se propagará a otros órganos, incluyendo los pulmones y el hígado.

Estómago

El cáncer de estómago (gástrico) tiende a propagarse a los tejidos cercanos y permanecer circunscripto al abdomen. También se puede propagar al hígado o a ganglios linfáticos distantes. Es menos común que se propague a los pulmones, los huesos y al cerebro.


Fecha de última actualización: 08/08/2012
Fecha de último cambio o revisión: 08/08/2012