Cáncer avanzado

+ -Text Size

Topics TEMAS

Cáncer avanzado

El cáncer metastásico es un cáncer que se ha propagado desde la parte del cuerpo donde comenzó (el sitio primario) a otras partes del cuerpo. Cuando las células cancerosas se desprenden de un tumor, éstas pueden viajar a otras áreas del cuerpo a través del torrente sanguíneo o del sistema linfático (un conjunto de vasos que transportan líquido y células del sistema inmunológico).

Imagen del sistema linfático.

    El sistema linfático

Si las células viajan a través del sistema linfático, es posible que terminen en los ganglios linfáticos adyacentes (grupo pequeño de células inmunológicas del tamaño de un frijol) o puede que se propaguen a otros órganos. Si las células viajan a través del torrente sanguíneo, éstas pueden llegar a cualquier parte del cuerpo. Por lo general, las células cancerosas se desprenden y viajan a través del torrente sanguíneo. Muchas de estas células mueren, aunque puede que algunas se establezcan en un área nueva, comiencen a crecer y a formar tumores nuevos. Esta propagación del cáncer hacia una nueva parte del cuerpo se llama metástasis.

Para que las células cancerosas se propaguen a nuevas partes del cuerpo, éstas tienen que pasar por varios cambios. Tienen que poder desprenderse del tumor original e ingresar en el torrente sanguíneo o sistema linfático, el cual puede transportarlas hacia otras partes del cuerpo. Es preciso que en un momento dado se adhieran a la pared de un vaso sanguíneo o linfático, mediante el cual se trasladan a un nuevo órgano. Luego necesitan poder crecer y desarrollarse en su nueva ubicación. Todo el tiempo, necesitan poder evitar los ataques del sistema inmunológico del cuerpo. El pasar por todos estos pasos significa que probablemente las células que inician nuevos tumores no sean exactamente las mismas que las que estaban en el tumor original. Esto puede hacer que el tratamiento sea más difícil.

Aunque el cáncer se ha propagado a un área nueva, recibe el nombre de la parte del cuerpo en donde se originó. El tratamiento también se basa en el lugar donde se originó el cáncer. Por ejemplo, si un cáncer de próstata se propaga a los huesos, aún se denomina cáncer de próstata (no cáncer de hueso), y el médico recomendará tratamientos que hayan demostrado ayudar contra el cáncer de próstata metastásico. Asimismo, el cáncer de seno que se ha propagado a los pulmones, sigue siendo cáncer de seno, no cáncer de pulmón, y se trata como cáncer de seno metastásico.

Algunas veces los tumores metastásicos ya han comenzado a crecer al momento de encontrar y diagnosticar el cáncer. Además, en algunos casos se puede detectar una metástasis antes de descubrir el tumor original (primario). Si el cáncer ya se ha propagado a muchos lugares antes de ser encontrado, puede ser muy difícil determinar donde se originó. Si esto ocurre al cáncer se le llama cáncer de origen primario desconocido. Este tema se trata en otro documento titulado Cáncer de origen primario desconocido.


Fecha de última actualización: 08/08/2012
Fecha de último cambio o revisión: 08/08/2012