Cáncer de cuello uterino

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de cuello uterino TEMAS

Terapia dirigida para el cáncer de cuello uterino

A medida que los investigadores aprenden más sobre los cambios en las células cancerosas, han podido desarrollar medicamentos más nuevos diseñados para combatir estos cambios de manera específica. Estos medicamentos dirigidos funcionan en forma diferente de los medicamentos de quimioterapia (quimio) convencionales y a menudo tienen distintos efectos secundarios.

Para que los tumores crezcan, se deben formar nuevos vasos sanguíneos para que se nutran. Este proceso se llama angiogénesis. Algunos medicamentos dirigidos, llamados inhibidores de la angiogénesis, bloquean a este nuevo crecimiento de los vasos sanguíneos.

El bevacizumab (Avastin®) es un inhibidor de la angiogénesis que se puede usar para tratar el cáncer de cuello uterino avanzado. Se trata de un anticuerpo monoclonal (versión artificial de una proteína específica del sistema inmunológico) que ataca el factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF), una proteína que ayuda a formar nuevos vasos sanguíneos. El bevacizumab no ha sido aún aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para tratar el cáncer de cuello uterino, pero sí fue aprobado para el tratamiento de otros cánceres.

Este medicamento se usa frecuentemente con quimio por un tiempo. Luego, si el cáncer responde, se puede suspender la quimio y se administra el bevacizumab por sí solo hasta que el cáncer comienza a crecer nuevamente.

Los posibles efectos secundarios de este medicamento son diferentes y se pueden sumar a los que se presentan con los medicamentos de quimioterapia. Algunos de estos efectos pueden ser graves e incluyen problemas con sangrado, coágulos sanguíneos, y problemas con la curación de heridas.

Este medicamento también se ha estado estudiado como parte del tratamiento de la enfermedad en etapas más tempranas.

Nuestro documento Targeted Therapy provee más información sobre las diferentes clases de medicamentos considerados como terapia dirigida.


Fecha de última actualización: 05/01/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/31/2014