Cáncer de cuello uterino

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el Cáncer de cuello uterino? TEMAS

¿Qué avances hay en la investigación y el tratamiento del cáncer de cuello uterino?

Se han estado investigando nuevas maneras para prevenir y tratar el cáncer de cuello uterino. Entre estos nuevos y prometedores métodos se encuentran los siguientes:

Biopsia del ganglio linfático centinela

Durante la cirugía para el cáncer de cuello uterino, se pueden extraer ganglios linfáticos de la pelvis para determinar si el cáncer se propagó a ellos. En lugar de extraer muchos ganglios linfáticos, se puede emplear una técnica llamada biopsia de ganglio centinela para extraer sólo aquellos pocos ganglios que con más probabilidad contengan cáncer. En esta técnica, un tinte azul que contiene un rastreador radiactivo se inyecta en el cáncer, y se le permite penetrar hasta los ganglios linfáticos. Luego, durante la cirugía, los ganglios linfáticos que contienen radiación y el tinte azul se pueden identificar y extraer. Estos ganglios linfáticos son los que con mayor probabilidad contienen cáncer, si es que se ha propagado. Si estos ganglios linfáticos no contienen cáncer, no es necesario extraer los otros ganglios linfáticos. Extraer menos ganglios linfáticos puede reducir el riesgo de problemas posteriores.

Un estudio clínico está evaluando una manera diferente de realizar el procedimiento de biopsia del ganglio linfático centinela. Mediante este nuevo método se trazan los ganglios linfáticos usando imágenes producidas en infrarrojo cercano, asistidas por tecnología robótica (laparoscópica) después de inyectar el tinte verde de indocianina en el cuello uterino.

Vacunas contra el VPH

Se han estado desarrollando vacunas para prevenir la infección con algunos tipos de VPH asociados con el cáncer de cuello uterino. Las vacunas disponibles actualmente tienen el propósito de producir inmunidad a los tipos de VPH 16 y 18 para que las mujeres que se expongan a estos virus no contraigan infecciones. Además se han estado desarrollando vacunas para prevenir infecciones con algunos otros tipos de VPH que también causan cáncer. Se han estado realizando estudios para saber cuán bien estas vacunas reducirán el riesgo de cáncer de cuello uterino.

Algunas vacunas experimentales también se han estado estudiando para mujeres con infecciones de VPH establecidas, a fin de ayudar al sistema inmunológico a destruir el virus y curar la infección antes de que se origine un cáncer. Otras pruebas pretenden ayudar a ciertas mujeres con cáncer avanzado del cuello uterino que ya ha hecho metástasis o ha recurrido. Estas vacunas intentan producir una reacción inmunológica contra aquellas partes del virus (las proteínas E6 y E7) que causan el crecimiento anormal de las células cancerosas del cuello uterino. Se espera que esta inmunidad destruya las células cancerosas o les impida seguir creciendo.

Terapia dirigida

A medida que los investigadores han aprendido más sobre los cambios genéticos en las células que causan cáncer, han podido desarrollar medicamentos más recientes diseñados para combatir estos cambios de manera específica. Estos medicamentos dirigidos funcionan de distinta manera que los que se usan comúnmente en la quimioterapia. Generalmente originan diferentes efectos secundarios y suelen ser menos severos. Estos medicamentos se pueden usar solos o con más quimioterapia tradicional.

El pazopanib es un tipo de medicamento de terapia dirigida que bloquea el efecto de ciertos factores de crecimiento en las células cancerosas. En estudios con pacientes de cáncer de cuello uterino avanzado, este medicamento las ayudó a vivir por más tiempo.

Hipertermia

Algunas investigaciones indican que agregar hipertermia a la radiación puede ayudar a evitar que el cáncer regrese y ayuda a las pacientes a vivir por más tiempo. La hipertermia es un tratamiento que aumenta la temperatura en el área donde está el tumor, con más frecuencia usando una antena de radiofrecuencia colocada alrededor del paciente.

Tratamiento con medicamentos para precánceres

El tratamiento convencional del precáncer de cuello uterino (como la neoplasia intraepitelial cervical, CIN) incluye crioterapia, tratamiento láser y conización. Los estudios recientes para determinar si se pueden usar medicinas en lugar de estos tratamientos mencionados anteriormente han dado ciertos resultados promisorios.

En un estudio, las pacientes con CIN2 o CIN3 tomaron un medicamento llamado diindolylmethane (DIM) por 12 semanas. Las pruebas de seguimiento mostraron mejoría (en algunas mujeres, el CIN desapareció por completo).

En otro estudio, el CIN fue tratado mediante la aplicación de un medicamento antiviral llamado cidofovir al cuello uterino. En más de la mitad de las mujeres tratadas, el CIN se eliminó por completo. Se necesitan más estudios antes de que esto se pueda convertir en un tratamiento convencional.

Otro medicamento antiviral, el imiquimod, también ha mostrado resultados promisorios en el tratamiento de pre-cánceres de cuello uterino.


Fecha de última actualización: 10/30/2014
Fecha de último cambio o revisión: 10/30/2014