Resumen sobre el cáncer de cuello uterino

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de cuello uterino?

Un factor de riesgo es cualquier cosa que afecte las probabilidades de una persona de padecer una enfermedad, como el cáncer. Algunos factores de riesgo, como el fumar, se pueden controlar. Otros, como la edad o la raza de la persona, no se pueden cambiar. Pero tener uno o incluso varios factores de riesgo no significa que usted padecerá la enfermedad. Las mujeres sin ninguno de estos factores de riesgo raramente llegan a padecer cáncer de cuello uterino. Por otro lado, mientras que estos factores de riesgo aumentan las probabilidades de tener cáncer de cuello uterino, muchas mujeres que los tienen no llegan a padecer la enfermedad.

Cuando se considera el asunto de los factores de riesgo, es útil concentrarse mayormente en aquellos que pueden cambiarse. Sin embargo, los que no se pueden cambiar también pueden servir para recordar a las mujeres la importancia de hacerse las pruebas de detección para el cáncer de cuello uterino.

Los factores de riesgo del cáncer de cuello uterino incluyen:

Infección con el virus del papiloma humano

El factor de riesgo principal del cáncer de cuello uterino es la infección con un virus conocido por sus siglas VPH (virus del papiloma humano o HPV, por sus siglas en inglés). En realidad, el VPH es un grupo de más de 150 virus relacionados que pueden infectar las células que se encuentran en la superficie de la piel, y las células que revisten los genitales, el ano, la boca y la garganta.

Algunos tipos de VPH causan verrugas, y ciertos tipos causan verrugas genitales. A los tipos de VPH que causan verrugas genitales se les llama VPH de bajo riesgo porque en pocas ocasiones están asociados con cáncer. Otros tipos están fuertemente vinculados con ciertos cánceres, incluyendo el cáncer de cuello uterino. De hecho, los médicos creen que una mujer tiene que estar infectada con VPH antes de desarrollar cáncer de cuello uterino. Los tipos que suelen causar cáncer se refieren como VPH de alto riesgo.

El VPH pasa de una persona a otra a través del contacto piel-a-piel, como sucede durante el sexo vaginal, anal y oral. Pero la actividad sexual no es la única forma de contagio del VPH. Lo único que se necesita es el contacto de piel a piel con una parte del cuerpo infectada con VPH.

Puede que muchas mujeres tengan el VPH, pero sólo muy pocas de ellas llegarán a tener cáncer de cuello uterino. En la mayoría de los casos, el cuerpo lucha contra el virus, y la infección desaparece sin necesidad de tratamiento. Pero en algunas mujeres, la infección perdura y puede causar ciertos cánceres, incluyendo cáncer de cuello uterino.

La prueba de Papanicolaou puede encontrar cambios celulares que indican infección con el VPH. Otras pruebas detectan infecciones en sí mediante la búsqueda de genes (ADN) del VPH en las células. Para algunas mujeres, la prueba de VPH se usa junto con la prueba de Papanicolaou como parte de la detección. No hay cura contra este virus, pero el crecimiento de células anormales que causa el virus puede ser tratado. Se han creado vacunas que previenen la infección con algunos tipos del VPH. Lea la sección “¿Se puede prevenir el cáncer de cuello uterino?” para más información sobre vacunas contra el VPH.

A pesar de que el VPH es un factor de riesgo importante para el cáncer de cuello uterino, la mayoría de las mujeres con esta infección no llegan a tener este tipo de cáncer. Los doctores entienden que otros factores tienen que surgir para que se origine el cáncer. No se conocen todos estos factores, pero algunos se incluyen a continuación.

Otros factores de riesgo

Tabaquismo

Las mujeres que fuman son alrededor de dos veces más propensas a padecer cáncer de cuello uterino que las que no fuman. Al fumar, muchos químicos causantes de cáncer ingresan a los pulmones. Estas sustancias dañinas son llevadas al torrente sanguíneo por todo el cuerpo hasta otros órganos. Se han detectado subproductos del tabaco en la mucosidad cervical de mujeres fumadoras. Además, fumar hace que el sistema inmunológico sea menos eficaz en combatir las infecciones con VPH.

Sistema inmunológico debilitado

El VIH (virus de inmunodeficiencia humana o HIV por sus siglas en inglés), es el virus que causa SIDA y no es lo mismo que el VPH. Las mujeres infectadas con VIH tienen una mayor probabilidad de padecer cáncer del cuello uterino. La infección con el VIH hace que el sistema inmunológico de una mujer esté menos apto para combatir el VPH y los tumores cancerosos en sus primeras etapas.

Otro grupo de mujeres en riesgo de cáncer de cuello uterino son aquéllas que reciben medicamentos para suprimir sus respuestas inmunológicas. Este grupo incluiría a mujeres que reciben tratamiento para una enfermedad autoinmune o aquéllas que se han sometido a un trasplante de órgano.

Infección con clamidia

Esta infección es causada por un tipo de bacteria que puede infectar los órganos sexuales femeninos. Su contagio es mediante las relaciones sexuales. Puede que una mujer no sepa que esté infectada a menos que se le practique un examen de clamidia cuando se le haga su examen pélvico. Algunos estudios sugieren que las mujeres que se hayan infectado en el pasado o que actualmente estén infectadas, están a un mayor riesgo de padecer cáncer de cuello uterino. Además, la infección a largo plazo puede causar otros problemas graves.

Alimentación

Las mujeres con una alimentación con poco contenido de frutas, ensaladas y verduras podrían aumentar el riesgo de cáncer de cuello uterino.

Tener sobrepeso

Las mujeres que tienen sobrepeso tienen una mayor probabilidad de padecer adenocarcinoma del cuello uterino.

Píldoras anticonceptivas

El uso de píldoras anticonceptivas por periodos prolongados aumenta el riesgo del cáncer de cuello uterino. La investigación sugiere que el riesgo aumenta mientras más tiempo una mujer tome las píldoras, pero el riesgo se reduce nuevamente después de que deje de tomarlas. Hable con su médico sobre las ventajas y las desventajas de las píldoras anticonceptivas en su caso.

Dispositivos intrauterinos

Un estudio reciente encontró que las mujeres que en algún momento han usado un dispositivo intrauterino tenían un menor riesgo de cáncer de cuello uterino. El efecto en el riesgo se observó incluso en mujeres que tuvieron un dispositivo intrauterino por menos de un año, y el efecto protector permaneció después que los dispositivos fueron removidos. Sin embargo, los dispositivos intrauterinos presentan algunos riesgos. Una mujer que esté considerando usar un dispositivo intrauterino debe primero hablar con su médico sobre las ventajas y las desventajas.

Embarazos múltiples

Las mujeres que han tenido tres o más embarazos completos tienen un mayor riesgo de llegar a tener cáncer de cuello uterino. Nadie sabe realmente la razón para esto.

Edad temprana en el primer embarazo a término (completo)

Las mujeres que tuvieron su primer embarazo a término a la edad de 17 años o menos son casi dos veces más propensas a llegar a tener cáncer de cuello uterino posteriormente en la vida que las que tuvieron su primer embarazo a los 25 años o después.

Ingresos bajos

Las mujeres con pocos recursos tienen un mayor riesgo del cáncer de cuello uterino. Esto puede deberse a que no puedan pagar una buena atención médica, incluyendo pruebas de Papanicolaou realizadas rutinariamente.

DES (dietilestilbestrol)

Este es un medicamento hormonal que se administró entre 1940 y 1971 para algunas mujeres que se pensaba que estaban en un mayor riesgo de aborto espontáneo. Las hijas de las mujeres que tomaron este medicamento mientras estaban embarazadas con ellas tienen un riesgo ligeramente más alto de cáncer de vagina y cuello uterino.

Para más información sobre DES, lea nuestro documento DES Exposure: Questions and Answers. Usted puede leerlo en nuestro sitio Web o nos puede llamar para solicitar que le enviemos una copia gratis.

Antecedentes familiares

El cáncer de cuello uterino puede presentarse con mayor frecuencia en algunas familias. Si su madre o hermana ha tenido cáncer de cuello uterino, sus probabilidades de llegar a padecer la enfermedad son de dos a tres veces más altas que si nadie en su familia hubiera tenido la enfermedad. Esto puede deberse a que dichas mujeres son menos aptas en combatir la infección con el VPH que otras mujeres.


Fecha de última actualización: 05/13/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/31/2014