Resumen sobre el cáncer de cuello uterino

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de cuello uterino?

Un factor de riesgo es cualquier cosa que afecte las probabilidades de una persona de padecer una enfermedad, como el cáncer. Algunos factores de riesgo, como el fumar, se pueden controlar. Otros, como la edad o la raza de la persona, no se pueden cambiar. Pero tener uno o incluso varios factores de riesgo no significa que usted padecerá la enfermedad. Las mujeres sin ningún factor de riesgo para el cáncer de cuello uterino pocas veces lo padecen. Sin embargo, aunque estos factores de riesgo aumentan las probabilidades de tener cáncer de cuello uterino, muchas mujeres con estos riesgos no padecen esta enfermedad.

Cuando se considera el asunto de los factores de riesgo, es útil concentrarse mayormente en aquellos que pueden cambiarse. Los factores de riesgo que no se pueden cambiar sirven para recordar a las mujeres la importancia de hacerse las pruebas de detección para el cáncer de cuello uterino.

Los factores de riesgo del cáncer de cuello uterino incluyen:

  • Infección con el virus del papiloma humano (VPH o HPV, por sus siglas en inglés): este es el factor de riesgo más importante para el cáncer de cuello uterino.
  • Tabaquismo
  • Sistema inmunológico débil: debido a infección por VIH (virus de inmunodeficiencia humana) o medicamentos
  • Tomar píldoras anticonceptivas
  • Infección con clamidia
  • Tener tres o más embarazos a término
  • Dar a luz antes de los 17 años de edad
  • Si su madre recibió el medicamento DES (dietilestilbestrol) mientras estuvo embarazada de usted
  • Tener una madre o una hermana que haya tenido cáncer de cuello uterino
  • Tener sobrepeso o estar obesa aumenta el riesgo de una clase de cáncer de cuello uterino (adenocarcinoma).

Para más información sobre estos factores de riesgo, consulte nuestro documento Cáncer de cuello uterino.

¿Qué es el VPH?

El VPH es un grupo de virus relacionados que pueden infectar las células que revisten los genitales (incluyendo la superficie del cuello uterino), el ano, la boca y la garganta. También puede infectar la piel. Algunos tipos de VPH causan verrugas, y ciertos tipos causan verrugas genitales. A estos tipos de VPH se les llama VPH de bajo riesgo porque en pocas ocasiones están asociados al cáncer. A otros tipos se les llama de alto riesgo, ya que están fuertemente vinculados con ciertos cánceres, incluyendo el cáncer de cuello uterino. De hecho, los médicos creen que una mujer tiene que estar infectada con VPH antes de desarrollar cáncer de cuello uterino.

El VPH se transmite de una persona a otra por el contacto con la piel. La manera más común de infectarse con el VPH es a través de la actividad sexual, incluyendo sexo vaginal, anal, y oral.

La mayoría de las personas que se infectan con el VPH puede combatir la infección y esta desaparece sin necesidad de tratamiento. Pero en algunas mujeres, la infección perdura y puede causar ciertos cánceres, incluyendo cáncer de cuello uterino.

La prueba de Papanicolaou puede encontrar cambios celulares que son causados por infección con el VPH. Otras pruebas detectan infecciones mediante la búsqueda de genes (ADN) del VPH en las células. Para algunas mujeres, la prueba de VPH se usa junto con la prueba de Papanicolaou como parte de la detección.

A pesar de que el VPH es un factor de riesgo importante para el cáncer de cuello uterino, la mayoría de las mujeres con esta infección no llegan a tener este tipo de cáncer. Los doctores entienden que otros factores tienen que surgir para que se origine el cáncer.

Para más información sobre el VPH, lea nuestro documento El VPH y las pruebas para el VPH.


Fecha de última actualización: 11/10/2014
Fecha de último cambio o revisión: 11/10/2014