Resumen sobre el cáncer de cuello uterino

+ -Text Size

Detección temprana, diagnóstico y clasificación por etapas TEMAS

¿Cómo se clasifica el cáncer de cuello uterino?

La clasificación por etapas (estadios) o estadificación es el proceso de determinar hasta dónde se ha propagado el cáncer. Se usa la información de los exámenes y pruebas de diagnóstico para determinar el tamaño del tumor, qué tanto ha penetrado los tejidos dentro o alrededor del cuello uterino y la propagación a los ganglios linfáticos u otros órganos distantes (metástasis). La clasificación por etapas es muy importante porque su tratamiento y la expectativa para su recuperación dependen de la etapa en que se encuentre su cáncer.

La etapa de un cáncer no cambia con el pasar del tiempo, incluso si el cáncer sigue creciendo. A un cáncer que regresa o que se propaga se le sigue conociendo por la etapa que se le asignó cuando se encontró la primera vez, aunque se agrega la información sobre la extensión actual del cáncer.

Un sistema de estadificación o clasificación por etapas es un método que utilizan los especialistas en cáncer para resumir la extensión de la propagación de un cáncer. Los dos sistemas utilizados para clasificar por etapas (estadios) la mayoría de los tipos de cáncer de cuello uterino son el sistema FIGO (International Federation of Gynecology and Obstetrics) y el sistema TNM de la AJCC (American Joint Committee on Cancer). Ambos sistemas son muy similares, y clasifican el cáncer de cuello uterino basándose en tres factores: el alcance del cáncer (Tumor), si el cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos (Nódulos), y si se ha propagado a órganos distantes (Metástasis).

En el sistema AJCC, las etapas se expresan con el número cero (0) y los números romanos del uno al cuatro (I-IV). Como regla general, mientras más bajo sea el número de la etapa, menos se ha propagado el cáncer. Un número más alto, como la etapa IV (4), significa un cáncer más avanzado. Todas las etapas (excepto la etapa 0) se dividen en grupos más pequeños que se identifican con letras y números.

Este sistema se basa en resultados clínicos (exámenes y pruebas) en vez de resultados quirúrgicos. Si se hace una cirugía, ésta puede mostrar que el cáncer se ha propagado más de lo que los médicos pensaban al principio. La nueva información podría cambiar el plan de tratamiento, pero no cambia la etapa del cáncer.


Fecha de última actualización: 05/13/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/31/2014