Cáncer de endometrio (uterino)

+ -Text Size

Después del tratamiento TEMAS

La vida después del tratamiento del cáncer de endometrio

Para muchas mujeres con cáncer de endometrio, el tratamiento puede que remueva o destruya el cáncer. Completar el tratamiento puede causarle tanto tensión como entusiasmo. Tal vez sienta alivio de haber completado el tratamiento, aunque le resulte difícil no preocuparse sobre la reaparición del cáncer. Cuando un cáncer regresa después del tratamiento, a esto se le llama recurrencia. Ésta es una preocupación muy común en las personas que han tenido cáncer.

En otras mujeres, es posible que este cáncer nunca desaparezca por completo. Ellas puede que reciban tratamientos regularmente con quimioterapia, radioterapia, u otras terapias para tratar de ayudar a mantener el cáncer bajo control. Aprender a vivir con un cáncer que no desaparece puede ser difícil y muy estresante.

Cuidados posteriores

Aun después de que finalice el tratamiento, los médicos querrán observarle rigurosamente. Es muy importante que acuda a todas sus citas de seguimiento. Durante estas visitas, los médicos le formularán preguntas sobre cualquier problema que tenga y le harán exámenes, análisis de laboratorio, radiografías y estudios por imágenes para determinar si hay signos de cáncer o para tratar efectos secundarios. Casi todos los tratamientos contra el cáncer pueden causar efectos secundarios. Algunos de estos efectos secundarios pueden durar unas pocas semanas o unos meses, pero otros pueden durar el resto de su vida. Éste es el momento de hacerle cualquier pregunta al equipo de atención médica sobre cualquier cambio o problema que usted note, así como hablarle sobre cualquier inquietud que pueda tener.

Consultas médicas y pruebas

Resulta más probable que el cáncer de endometrio regrese durante los primeros años después del tratamiento. Por lo tanto, una parte importante de su plan de tratamiento es un programa específico de visitas de seguimiento después del tratamiento. La frecuencia con que necesita acudir a estas visitas depende principalmente de la etapa en que estaba su cáncer.

  • Las mujeres que padecieron cánceres endometrioides en etapa IA de bajo grado (grados 1 y 2) pueden acudir a las visitas de seguimiento cada 6 meses después del primer año de tratamiento, y luego de esto cada año.
  • Si el cáncer estaba en etapa IB o en caso de cánceres endometrioides de bajo grado (grados 1 y 2) en etapa II , las visitas de seguimiento son cada 3 meses para el primer año, luego cada 6 meses para los próximos 4 años, y luego una vez al año.
  • Para las mujeres con cánceres en etapas o grados más altos (etapas III o IV, o cánceres que fueron grado III, incluyendo serosos papilares, células claras, o carcinosarcomas), los expertos recomiendan visitas cada 3 meses por los primeros 2 años, cada 6 meses por los próximos 3 años, y luego de esto una vez al año.

Durante cada visita de seguimiento, el médico le hará un examen pélvico (usando un espéculo) y verá si hay agrandamiento en los ganglios linfáticos del área de la ingle. Una prueba de Papanicolaou podrá también realizarse para ver si hay células cancerosas en la parte superior de la vagina, cerca del área donde el útero solía estar, aunque ya no se recomienda como prueba de rutina debido a la baja probabilidad de detectar una recurrencia. Algunas veces se hace una prueba de sangre CA 125 como prueba de seguimiento, aunque esta prueba no se necesita en todas las pacientes. El médico también le preguntará sobre síntomas que podrán indicar recurrencia de cáncer o efectos secundarios del tratamiento. La mayoría de las recurrencias de cáncer de endometrio se diagnostican por los síntomas que ocurren. Por lo tanto, es muy importante que le diga al médico exactamente cómo se siente.

Si sus síntomas o los resultados de su examen físico sugieren que el cáncer regresó, se podrán realizar estudios por imágenes (como tomografías o ecografías), una prueba sanguínea CA 125 y/o biopsias. Los estudios en muchas mujeres con cáncer de endometrio muestran que si no hay síntomas o anomalías en el examen físico, los análisis de sangre de rutina y los estudios por imágenes no son necesarios.

Pregunte a su médico acerca de un plan de atención para pacientes después del tratamiento

Consulte con su doctor sobre el desarrollo de un plan de atención para después del tratamiento que sea adecuado para usted. Este plan puede incluir:

    · Un calendario sugerido para pruebas y estudios de seguimiento

    · Una lista de potenciales efectos secundarios tardíos o a largo plazo de su tratamiento, incluyendo a qué prestar atención y cuándo debe comunicarse con su médico

    · Un calendario para otras pruebas que necesite, tales como pruebas para identificar efectos a la salud a largo plazo debido a su cáncer o su tratamiento

    · Sugerencias de medidas que puede tomar que pueden mejorar su salud, incluyendo tal vez reducir sus probabilidades de que el cáncer regrese

Mantenga un seguro de salud y guarde copias de sus informes médicos

Incluso después del tratamiento, es muy importante mantener un seguro médico, ya que las pruebas y las consultas médicas son costosas y, aunque nadie quiere pensar en el regreso de su cáncer, esto podría ocurrir.

En algún momento después del tratamiento del cáncer, es posible que usted tenga que consultar con un médico nuevo, quien desconozca sus antecedentes médicos. Es importante que guarde copias de sus informes médicos para que proporcione a su nuevo médico los detalles de su diagnóstico y tratamiento. Para más información, lea Guarde copias de los informes médicos importantes.

¿Puedo reducir el riesgo de que mi cáncer progrese o regrese?

Tras completar el tratamiento contra el cáncer de endometrio, se deberá aún acudir al médico de forma periódica para identificar signos que indiquen que el cáncer regresó. Los expertos no recomiendan pruebas adicionales para buscar otros cánceres después del cáncer de endometrio en pacientes que no presentan síntomas. Informe a su médico acerca de cualquier nuevo problema o síntoma, ya que podría deberse a que el cáncer está regresando, a una nueva enfermedad o a un segundo cáncer.

Las mujeres que han padecido cáncer de endometrio deben seguir las guías sobre la detección temprana del cáncer de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, y también evitar los productos de tabaco. El hábito de fumar incrementa el riesgo para muchos tipos de cáncer, y para otras afecciones.

Para ayudar a mantener una buena salud, las personas que han padecido cáncer también deben:

    · Lograr y mantener un peso saludable

    · Adoptar un estilo de vida físicamente activo

    · Comer sanamente con un énfasis en los alimentos de origen vegetal

    · Limitar el alcohol a no más de una bebida por día

Estos pasos también pueden reducir el riesgo de otros tipos de cáncer.

Si el cáncer regresa

Si el cáncer regresa en algún momento, las opciones de tratamiento dependerán de la localización del cáncer, qué tratamientos ha recibido anteriormente y de su estado de salud. La cirugía, la radioterapia, la quimioterapia, la terapia dirigida, la inmunoterapia, o alguna combinación de estos tratamientos pueden ser opciones. Otros tipos de tratamiento también se pueden usar para ayudar a aliviar los síntomas del cáncer. Para más información sobre cómo se trata el cáncer recurrente, lea “Opciones de tratamiento para el cáncer de endometrio según la etapa”. Para obtener más información general sobre cómo lidiar con la recurrencia, usted también puede consultar (disponible en inglés) When Your Cancer Comes Back: Cancer Recurrence.

¿Puedo padecer un segundo cáncer después del tratamiento del cáncer de endometrio?

Las mujeres que han tenido cáncer de endometrio aún pueden padecer otros tipos de cáncer, aunque la mayoría no padece cáncer otra vez. Las personas que han padecido cáncer de endometrio tienen un mayor riesgo de padecer otros tipos de cáncer. Para más información lea “Otros cánceres después del cáncer de endometrio”.


Fecha de última actualización: 02/10/2016
Fecha de último cambio o revisión: 04/28/2016