Cáncer de endometrio (uterino)

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de endometrio TEMAS

Quimioterapia para el cáncer de endometrio

La quimioterapia (a menudo llamada “quimio”) consiste en la utilización de medicinas contra el cáncer que se administran por vía venosa u oral. Estos medicamentos entran en el torrente sanguíneo y llegan a todo el cuerpo, lo que hace que este tratamiento sea potencialmente útil contra el cáncer que se ha propagado más allá del endometrio. Si se escoge este tratamiento, usted debe recibir una combinación de medicamentos. A veces, la quimioterapia de combinación es más eficaz para tratar el cáncer que un medicamento solo.

A menudo, la quimioterapia se administra en ciclos: un período de tratamiento va seguido de un período de descanso. Los medicamentos de quimioterapia se pueden administrar durante uno o más días de cada ciclo.

Los medicamentos utilizados para tratar el cáncer de endometrio pueden incluir:

  • Paclitaxel (Taxol®)
  • Carboplatino
  • Doxorrubicina (Adriamycin®) o doxorrubicina liposomal (Doxil®)
  • Cisplatino

Con más frecuencia, se combinan dos o más medicamentos para el tratamiento. Las combinaciones más comunes incluyen carboplatino con paclitaxel, y cisplatino con doxorrubicina. Con menos frecuencia, se puede usar paclitaxel y doxorrubicina, y cisplatino/paclitaxel/doxorrubicina.

El medicamento de quimioterapia ifosfamida (Ifex®), ya sea solo o en combinación con carboplatino, cisplatino o paclitaxel, a menudo se usa para tratar el carcinosarcoma. Sin embargo, a menudo también se usa la combinación de carboplatino y paclitaxel para el carcinosarcoma.

A veces, la quimioterapia se administra en varios ciclos, seguidos de radiación. Luego se administra nuevamente la quimioterapia. Esto se conoce en inglés como sandwich therapy y se usa a veces para el cáncer seroso papilar endometrial y el carcinosarcoma uterino.

Otra opción de tratamiento es dar quimioterapia con radiación (llamada quimiorradiación). La quimioterapia puede ayudar a que la radiación sea más eficaz, aunque esto puede ser más difícil de tolerar ya que causa más efectos secundarios.

Efectos secundarios de la quimioterapia

Estos medicamentos destruyen las células cancerosas, pero también pueden dañar algunas células normales, lo que a su vez puede causar efectos secundarios. Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen de los medicamentos específicos, de la cantidad administrada y de la duración del tratamiento. Los efectos secundarios comunes incluyen:

  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Llagas en la boca y en la vagina
  • Caída de pelo

Además, la mayoría de los medicamentos de quimioterapia puede dañar las células productoras de sangre de la médula ósea. Esto puede causar bajos recuentos sanguíneos, tal como:

  • Bajos niveles de glóbulos blancos, lo que aumenta el riesgo de infección.
  • Bajos niveles de plaquetas, lo que puede causar sangrado o moretones después de cortadas o heridas menores.
  • Bajos niveles de glóbulos rojos (anemia), lo que causa problemas como cansancio y dificultad para respirar.

La mayoría de los efectos secundarios de la quimioterapia desaparece cuando termina el tratamiento, pero algunos pueden durar por mucho tiempo. Los diferentes medicamentos pueden causar distintos efectos secundarios. Por ejemplo, el medicamento doxorrubicina puede afectar el músculo del corazón con el transcurso del tiempo. La probabilidad de daño al corazón aumenta a medida que aumenta la dosis total del medicamento. Por esta razón, los médicos establecen un límite en la cantidad de este medicamento. El cisplatino puede causar daño renal de modo que le administrarán grandes cantidades de líquido por vena antes y después de la quimioterapia para ayudar a proteger los riñones. Tanto el cisplatino como el paclitaxel pueden causar daño a los nervios (neuropatía). La neuropatía puede producir adormecimiento, hormigueo, e incluso dolor en manos y pies. La ifosfamida puede afectar el revestimiento de la vejiga, lo que puede causar sangrado (cistitis hemorrágica). Para prevenir esto, se le podrían administrar grandes cantidades de líquido por vena y un medicamento llamado mesna junto con la quimioterapia. Antes de comenzar la quimioterapia, asegúrese de hablar con los profesionales de la salud que le atienen sobre los posibles efectos secundarios.

Si se presentan efectos secundarios durante la quimioterapia, recuerde que hay maneras para prevenir o tratar muchos de ellos. Por ejemplo, las medicinas modernas pueden prevenir o reducir la náusea y el vómito. Asegúrese de hablar con su doctor o enfermera sobre cualquier efecto secundario que usted tenga.

Para más información, lea nuestro artículo titulado Una guía sobre quimioterapia.


Fecha de última actualización: 04/22/2015
Fecha de último cambio o revisión: 04/22/2015