Cáncer de endometrio (uterino)

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el Cáncer de endometrio? TEMAS

¿Qué avances hay en la investigación y el tratamiento del cáncer de endometrio?

Patología molecular del cáncer de endometrio

La investigación reciente ha mejorado nuestra comprensión de la forma en que los cambios en ciertas moléculas pueden hacer que células normales del endometrio se conviertan en células cancerosas. Hace varios años que sabemos que los daños o defectos al ADN (llamadas mutaciones) pueden alterar genes importantes que regulan el crecimiento celular. Si se dañan estos genes, el crecimiento sin control puede ocasionar cáncer.

A veces, podría parecer que el cáncer de endometrio y el cáncer de colon son más frecuentes en una familia. Ahora sabemos que algunas de estas familias tienen un riesgo más alto para estos tipos de cáncer, porque han heredado un defecto en ciertos genes que normalmente ayudan a reparar los daños en el ADN. Si estas enzimas reparadoras no están trabajando en forma adecuada, es más probable que persista el daño en el ADN y cause la formación de cáncer. También se han encontrado defectos similares en la reparación del ADN en las células cancerosas del endometrio de algunos pacientes sin tendencia familiar a desarrollar esta enfermedad. Uno de los genes normales responsables de suprimir el crecimiento del tumor, llamado PTEN, es con frecuencia anormal en los cánceres de endometrio.

Las pruebas para este y otros cambios en el ADN podrán en un momento ayudar a encontrar los cánceres endometriales en etapa temprana. Los cánceres de endometrio sin otros genes supresores del tumor (o con genes inactivos), tales como el gen de retinoblastoma (Rb) y el gen p53, tienden a ser más propensos a regresar después del tratamiento inicial. Las pruebas para estos y otros cambios del ADN algún día se usarán para ayudar a predecir cuán agresivo pudiera ser el cáncer y para optar por el mejor tratamiento para cada mujer con esta enfermedad. El objetivo de gran alcance en este campo de investigación es la terapia genética que pueda corregir las anomalías en el ADN que causan que las células endometriales se hagan cancerosas.

Nuevos tratamientos

Los investigadores están examinando nuevos medicamentos, combinaciones de medicamentos y “terapias dirigidas” en pacientes con cáncer endometrial avanzado. El uso de quimioterapia adyuvante, con o sin radiación también está bajo investigación.

Terapia dirigida

A medida que los investigadores aprenden más sobre los genes y los cambios en las proteínas de las células cancerosas, han podido desarrollar medicamentos más nuevos diseñados para combatir estos cambios de manera específica. Estos medicamentos dirigidos funcionan de distinta manera que los que se usan comúnmente en la quimioterapia, Generalmente producen diferentes efectos secundarios que suelen ser menos severos. En algunos estudios, los medicamentos de terapia dirigida conocidos como inhibidores mTOR, tal como ridaforolimus, everolimus, y temsirolimus, han mostrado ser promisorios.

Quimioterapia

Se están realizando estudios para identificar a los mejores medicamentos de quimioterapia para tratar el cáncer endometrial. En uno de los estudios se compara el cisplatino y la doxorrubicina (Adriamycin) con el carboplatino y el paclitaxel (Taxol). Hasta el momento, parece que administrar el carboplatino y el paclitaxel es tan eficaz como el cisplatino y la doxorrubicina.

Cirugía

Otra manera de averiguar si el cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos en la pelvis consiste en identificar y remover los ganglios linfáticos que con mayor probabilidad están drenando el cáncer. A este procedimiento se le llama biopsia del ganglio linfático centinela. En este procedimiento, se le inyecta al área del cáncer un trazador radiactivo y/o un colorante azul. Los ganglios linfáticos que se tornan azules (a causa del tinte) o que se vuelven radiactivos (a causa del trazador) se extirpan durante la cirugía. Estos ganglios linfáticos se examinan detenidamente para ver si contienen células cancerosas. Esta técnica se usa comúnmente para algunos otros tumores, tal como cáncer de seno, aunque sigue siendo nueva en el tratamiento de cáncer de endometrio. Aún se desconoce si la biopsia de ganglio linfático centinela es tan eficaz como la disección de ganglio linfático para la clasificación por etapas y el tratamiento del cáncer de endometrio. Por lo tanto, actualmente no es parte de la cirugía convencional para este cáncer.


Fecha de última actualización: 12/17/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/03/2014