Cáncer de esófago

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de esófago TEMAS

Terapia dirigida para cáncer de esófago

A medida que los investigadores aprenden más sobre los cambios en células que causan cáncer, ellos han podido desarrollar medicamentos más recientes diseñados para combatir estos cambios de manera específica. Los medicamentos dirigidos son distintos a los medicamentos de la quimioterapia convencional. Algunas veces, estos medicamentos funcionan cuando los medicamentos convencionales de quimioterapia no son eficaces y a menudo presentan efectos secundarios diferentes (y menos graves).

Trastuzumab

Un pequeño número de cánceres de esófago tienen demasiada cantidad de la proteína HER2 en la superficie de sus células, lo que puede ayudar a las células cancerosas a crecer. Tener demasiada cantidad de esta proteína se debe a presentar demasiadas copias del gen HER2.

Un medicamento que ataca la proteína HER2, conocido como trastuzumab (Herceptin), puede ayudar a tratar estos cánceres cuando se usa junto con la quimioterapia. Si tiene cáncer de esófago y no puede someterse a cirugía, es posible que su médico ordene realizar pruebas del gen o proteína HER2 en las muestras del tumor que se obtuvieron para la biopsia. Los cánceres que tienen cantidades normales del gen o la proteína HER2 tienen muy pocas probabilidades de beneficiarse de este medicamento.

El trastuzumab se inyecta en una vena (IV) una vez cada 3 semanas junto con quimioterapia. La duración óptima para ser administrado todavía se desconoce.

La mayoría de los efectos secundarios del trastuzumab son relativamente leves y pueden incluir fiebre y escalofríos, debilidad, náusea, vómito, tos, diarrea y dolor de cabeza. Estos efectos secundarios son menos frecuentes después de la primera dosis. Algunas veces, este medicamento también puede causar daño al corazón, lo que causa debilidad al músculo del corazón. Este medicamento no se administra con ciertos medicamentos de quimioterapia llamados antraciclinas, tal como epirrubicina (Ellence) o doxorrubicina (Adriamycin), ya que puede aumentar aún más el riesgo de daño al corazón si se administran juntos. Antes de comenzar el tratamiento con este medicamento, su médico puede verificar su función cardiaca mediante un examen, tal como un ecocardiograma o un MUGA.

Ramucirumab

Para que los cánceres crezcan y se propaguen, necesitan crear nuevos vasos sanguíneos de modo que los tumores reciban sangre y nutrientes. Una de las proteínas que le envía una señal al organismo para que forme nuevos vasos sanguíneos se llama VEGF. Para actuar, la VEGF se une a las proteínas de la superficie celular llamados receptores. El ramucirumab (Cyramza) es un anticuerpo monoclonal que se une a un receptor de VEGF. Esto evita que la VEGF se una al receptor y le envíe una señal al organismo para que forme más vasos sanguíneos, lo que puede ayudar a desacelerar o detener el crecimiento y la propagación del cáncer.

El ramucirumab se usa para tratar los cánceres que se originan en la unión gastroesofágica (GE) cuando están en etapa avanzada (la unión gastroesofágica (GE) es el lugar donde se unen el estómago y el esófago). Con mayor frecuencia, este medicamento se utiliza después de que otros medicamentos hayan dejado de surtir efecto.

Este medicamento se administra como infusión en una vena (IV) cada 2 semanas. Los efectos secundarios más comunes de este medicamento son presión arterial alta, dolor de cabeza y diarrea. Aunque se presentan pocas veces, los posibles efectos secundarios graves incluyen coágulos sanguíneos, sangrado profuso, orificios en el estómago o los intestinos (perforaciones) y problemas con la curación de heridas. Si se forma un orificio en el estómago o los intestinos, esto puede causar una grave infección que puede requerir cirugía para corregir este problema.


Fecha de última actualización: 05/19/2014
Fecha de último cambio o revisión: 05/19/2014