Cáncer de esófago

+ -Text Size

¿Qué es Cáncer de esófago? TEMAS

¿Qué es cáncer de esófago?

Para entender el cáncer de esófago, resulta útil conocer sobre la estructura normal y la función del esófago.

El esófago

El esófago es un tubo muscular hueco que conecta la garganta con el estómago. Se encuentra detrás de la tráquea y frente a la columna vertebral.

Una vez los alimentos y los líquidos son tragados viajan a través del interior del esófago (llamado el lumen) para llegar hasta el estómago. En los adultos, el esófago usualmente mide entre 10 y 13 pulgadas de largo y alrededor de 3/4 de pulgada de ancho en su sección más pequeña.

La pared del esófago tiene varias capas. Estas capas son importantes para entender dónde los cánceres en el esófago suelen comenzar y cómo pudieran crecer.

Mucosa: ésta es la capa que recubre el interior del esófago. La mucosa consta de tres partes:

  • El epitelio forma el revestimiento más interno del esófago y está normalmente formado por células planas y delgadas llamadas células escamosas. En este lugar es donde se origina la mayoría de los cánceres de esófago.
  • La lámina propia es una capa delgada de tejido conectivo que se encuentra justamente debajo del epitelio.
  • La muscularis mucosa es una capa muscular muy delgada que se encuentra debajo de la lámina propia.

Submucosa: esta es una capa de tejido conectivo que se encuentra justo debajo de la mucosa que contiene vasos sanguíneos y nervios. En algunas partes del esófago, esta capa también contiene glándulas que segregan mucosidad.

Muscularis propia: esta es una banda gruesa de músculo que se encuentra debajo de la submucosa. Esta capa de músculo se contrae en forma coordinada y rítmica para forzar la comida a lo largo del esófago, de la garganta al estómago.

Adventicia: esta es la capa más externa del esófago, la cual está formada por tejido conectivo.

La parte superior del esófago tiene al principio un área especial de músculo que se relaja para abrir el esófago cuando detecta la llegada de alimento o líquidos. Este músculo se llama esfínter esofágico superior.

La parte baja del esófago que se conecta al estómago se llama unión gastroesofágica GE. Un área especial de músculo cercada a la unión GE, llamada esfínter esofágico inferior controla el movimiento de la comida del esófago al estómago, conserva la acidez del estómago y mantiene las enzimas digestivas fuera del esófago.

Reflujo y esófago de Barrett

El estómago tiene un ácido fuerte y enzimas que digieren la comida. El epitelio (revestimiento interno) del estómago está formado de células glandulares que liberan ácido, enzimas y mucosidad. Estas células tienen características especiales que las protegen contra el ácido del estómago y las enzimas digestivas.

En algunas personas, el ácido pasa del estómago al esófago. El término médico para esta afección es enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD) o simplemente reflujo. En muchos casos, el reflujo puede causar síntomas tales como agruras (acidez), o una sensación de ardor que irradia desde el centro del pecho. Sin embargo, en algunos casos, el reflujo puede ocurrir sin presentarse ningún síntoma.

Si el reflujo del ácido estomacal en la parte baja del estómago continúa durante largo tiempo, puede dañar el revestimiento del esófago. Esto causa que las células escamosas que recubren usualmente el esófago sean reemplazadas con células glandulares. Estas células glandulares generalmente se parecen a las células que recubren el estómago y el intestino delgado, y son más resistentes al ácido del estómago. La presencia de células glandulares en el esófago se conoce como esófago de Barrett.

Las personas con esófago de Barrett tienen una probabilidad mayor de padecer cáncer de esófago. Estas personas necesitan ser supervisadas muy atentamente por su médico para poder encontrar el cáncer a tiempo. Aun así, aunque tienen un mayor riesgo, la mayoría de las personas con esófago de Barrett no padece cáncer de esófago

Cáncer de esófago

El cáncer de esófago (también conocido como cáncer esofágico) se origina en la capa más interna (la mucosa) y crece hacia fuera (a través de la submucosa y la capa muscular). Debido a que dos tipos de células pueden cubrir el esófago, existen dos tipos principales de cáncer de esófago: el carcinoma de células escamosas y el adenocarcinoma.

El esófago está normalmente cubierto con células escamosas. Al cáncer que se origina en estas células se le llama carcinoma de células escamosas, el cual puede ocurrir en cualquier lugar a lo largo del esófago. En cierto tiempo, el carcinoma de células escamosas fue el tipo más común de cáncer de esófago en los Estados Unidos. Con el paso del tiempo, esto ha cambiado, y en la actualidad, estos cánceres constituyen menos de la mitad de los cánceres esofágicos en este país.

Los cánceres que se originan de células glandulares se llaman adenocarcinomas. Este tipo de célula no es normalmente parte del revestimiento interno del esófago. Antes de que se pueda desarrollar un adenocarcinoma, las células glandulares tienen que reemplazar un área de las células escamosas, como en el caso del esófago de Barrett. Esto ocurre principalmente en la parte inferior del esófago, donde ocurren la mayoría de los adenocarcinomas.

Los cánceres que se originan en el área donde el esófago se une al estómago (la unión GE), lo que incluye aproximadamente las primeras 2 pulgadas del estómago (llamada cardia), suelen comportarse como cánceres de esófago (y también se tratan como cánceres de esófago) de manera que son agrupados como cánceres esofágicos.


Fecha de última actualización: 02/14/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/14/2013