Cáncer de esófago

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el Cáncer de esófago? TEMAS

¿Qué avances hay en la investigación y el tratamiento del cáncer de esófago?

En muchos centros médicos, hospitales universitarios y otras instituciones en todo el país se están llevando a cabo investigaciones sobre la causa, la prevención y el tratamiento del cáncer de esófago.

Genética

Las investigaciones han encontrado que ciertas variantes genéticas son más comunes en personas con esófago de Barrett. Los avances en las investigaciones pueden llevar a nuevas pruebas para detectar temprano el esófago de Barrett y cáncer de esófago en personas que están propensas a padecer de los mismos, de modo que estos problemas puedan ser prevenidos. El entendimiento de estos cambios también puede conducir a nuevas terapias dirigidas que superen los efectos de estos genes anormales.

Detección y prevención

En las últimas décadas, la tasa de adenocarcinomas del esófago ha aumentado repentinamente. Se están haciendo esfuerzos por reducir la obesidad, un factor de riesgo importante para esta forma de cáncer (y también para otros tipos de cáncer).

En las personas con esófago de Barrett, los investigadores están tratando de determinar si las pruebas más nuevas pueden indicar cuáles pacientes son más propensos a padecer cáncer. Esto puede ayudar a los médicos a determinar cuáles pacientes necesitan atención de seguimiento intensa y cuáles pueden ser examinados con menos frecuencia.

Además, los investigadores están buscando las maneras de ayudar a evitar que las células de Barrett se conviertan en precáncer o cáncer. Actualmente, los medicamentos, como los inhibidores de la bomba de protones y la aspirina, se están estudiando para este propósito.

Tratamiento con medicamento

En muchos estudios se están probando nuevas formas de combinar los medicamentos que ya se sabe actúan contra el cáncer de esófago para tratar de mejorar su eficacia. En otros estudios se están probando mejores vías para combinar la quimioterapia con la radioterapia.

Los medicamentos dirigidos, los cuáles atacan ciertas sustancias en las células cancerosas, han dado buenos resultados en algunos otros cánceres y en la actualidad se estudian en el cáncer de esófago. Por ejemplo, el medicamento trastuzumab (Herceptin) interfiere con una proteína en las células cancerosas del esófago, llamada HER2, la cual les ayuda a crecer y a propagarse. Solo una pequeña porción de cánceres de esófago (principalmente adenocarcinomas) tienen demasiada de esta proteína, pero este medicamento puede ayudar a tratar estos cánceres.

Actualmente, también se están estudiando otros medicamentos dirigidos para el cáncer de esófago.


Fecha de última actualización: 02/14/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/14/2013