Cáncer de estómago

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de estómago TEMAS

Radioterapia para cáncer de estómago

La radioterapia usa rayos o partículas de alta energía para destruir las células cancerosas en un área específica del cuerpo. Para ayudar a tratar el cáncer de estómago, la radiación se puede emplear de maneras diferentes:

  • Antes de la cirugía y para algunos cánceres, se puede administrar la radiación con quimio para tratar de reducir el tamaño del tumor y así facilitar la cirugía.
  • Después de la cirugía, se puede usar la radioterapia para destruir los remanentes muy pequeños de cáncer que no pueden ser vistos o extirpados durante la cirugía. La radioterapia, especialmente cuando se combina con los medicamentos quimioterapéuticos como el 5-fluorouracilo (5-FU), puede postergar o prevenir la recurrencia de cáncer después de la cirugía y podría ayudar a los pacientes a vivir más tiempo.
  • La radioterapia se puede usar para desacelerar el crecimiento y aliviar los síntomas del cáncer avanzado del estómago, como el dolor, el sangrado y problemas para comer.

La radioterapia externa es el tipo de radioterapia que a menudo se usa para tratar el cáncer de estómago. Este tratamiento enfoca la radiación en el cáncer desde una máquina que está fuera del cuerpo.

Antes de iniciar el tratamiento, el equipo de radiación cuidadosamente tomará medidas para determinar los ángulos correctos para emitir los haces de radiación, y las dosis adecuadas de radiación. La radioterapia es muy similar a la radiografía, pero la radiación es mucho más intensa. El procedimiento en sí no es doloroso. Cada tratamiento dura sólo unos minutos, aunque el tiempo de preparación (colocarle en el lugar correcto para el tratamiento) usualmente toma más tiempo. Por lo general, los tratamientos se administran 5 días a la semana por varias semanas o meses.

Los efectos secundarios de la radioterapia para el cáncer de estómago pueden incluir:

  • Problemas en la piel (a menudo parecidos a una quemadura solar) del lugar a donde se dirigió la radiación.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Cansancio.
  • Bajos recuentos sanguíneos.

Por lo general, éstos desaparecen varias semanas después de haberse completado el tratamiento. Cuando se administra radiación con quimioterapia, a menudo los efectos secundarios empeoran. Por favor, asegúrese de hablar con su doctor sobre cualquier efecto secundario que usted tenga, ya que a menudo existen formas de aliviarlos.

La radiación también podría causar daño a órganos cercanos expuestos a los rayos. Esto puede conducir a problemas, tal como daño al corazón o a los pulmones, o incluso un mayor riesgo de padecer otro cáncer en el futuro. Los médicos hacen todo lo posible para prevenir esto mediante el uso de solo la dosis de radiación necesaria, el control cuidadoso del lugar donde se dirigen los rayos, y la protección de ciertas partes del cuerpo para evitar que sean afectadas por la radiación durante el tratamiento.

Resulta muy importante que usted reciba su tratamiento en un centro que tenga vasta experiencia en el tratamiento contra el cáncer de estómago.

Para más información sobre radioterapia, lea nuestro documento Radioterapia: una guía para los pacientes y sus familias.


Fecha de última actualización: 03/11/2013
Fecha de último cambio o revisión: 04/22/2014