Cáncer de estómago

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el Cáncer de estómago? TEMAS

¿Qué avances hay en la investigación y el tratamiento del cáncer de estómago?

Siempre se están llevando a cabo investigaciones en el área del cáncer de estómago. Además de buscar las causas y las maneras de prevenir el cáncer de estómago, los científicos continúan trabajando para encontrar mejores tratamientos.

Factores de riesgo

Alimentación

La investigación ha demostrado claramente que las diferencias en la alimentación son un factor importante para explicar las variaciones en el riesgo de cáncer de estómago en el mundo. Algunas investigaciones recientes en países con riesgo relativamente bajo de cáncer de estómago han proporcionado información sobre los factores de riesgo. Una alimentación alta en carnes preservadas y baja en frutas y vegetales o verduras frescos ha sido asociada con un mayor riesgo.

Infección con Helicobacter pylori

Los estudios recientes han demostrado que ciertos tipos de H pylori (especialmente las variedades cagA) están asociadas más fuertemente con el cáncer de estómago. Algunos rasgos hereditarios asociados con los grupos sanguíneos pudieran también afectar si alguien infectado con H pylori padecerá cáncer. No obstante, todavía los médicos no han podido utilizar esta información para probar quiénes pudiesen estar en un riesgo mayor de padecer cáncer de estómago.

La investigación reciente también ha estudiado la interacción de la infección con H pylori con otros factores de riesgo. Por ejemplo, han encontrado que una alimentación saludable es importante especialmente para reducir el riesgo de cáncer de estómago en las personas infectadas con H pylori.

Quimioprevención

La quimioprevención es el uso de químicos naturales o hechos por el hombre para disminuir el riesgo de padecer cáncer. Algunos tipos de químicos podrían ser útiles para ayudar a prevenir el cáncer de estómago.

Antioxidantes

Muchos factores carcinogénicos (causantes de cáncer) provocan que las células formen un tipo de químico llamado radical libre. Los radicales libres pueden dañar partes importantes de las células como los genes. Dependiendo de qué tan grave es el daño, las células podrían morir o tornarse cancerosas.

Los antioxidantes son un grupo de nutrientes y otros químicos que pueden destruir los radicales libres y evitar que se formen. Estos nutrientes incluyen la vitamina C, el betacaroteno y la vitamina E, y el mineral selenio. Los estudios que han estado analizando el uso de suplementos dietéticos para reducir el riesgo de cáncer de estómago han arrojado resultados diversos hasta el momento. Existe cierta evidencia que indica que las combinaciones de suplementos antioxidantes pueden reducir el riesgo de cáncer de estómago en las personas con pobre nutrición. Se requiere realizar más investigación en esta área.

Antibióticos

Se están realizando estudios para determinar si el tratamiento con antibióticos para las personas que están crónicamente infectadas con H pylori ayudará a prevenir el cáncer de estómago. Algunos estudios han encontrado que tratar esta infección puede prevenir las anomalías pre-cancerosas del estómago, aunque se necesita más investigación sobre este asunto.

Aunque no son realmente quimioprevención, los antibióticos pueden ayudar a prevenir que el cáncer de estómago recurra en algunos casos. Los investigadores han mostrado que los antibióticos pueden reducir el riesgo de que el cáncer regrese en otra parte del estómago en las personas que han sido tratadas con resección endoscópica de la mucosa para el cáncer de estómago en etapa inicial. Lamentablemente, en los Estados Unidos los cánceres de estómago se detectan con más frecuencia en una etapa más avanzada. Por lo tanto, no está claro cuán útiles pudieran ser estos resultados en este país.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (incluyendo aspirina)

Algunos estudios (pero no todos) han encontrado que las personas que toman medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAIDs), como aspirina o ibuprofeno podrían tener un menor riesgo de cáncer de estómago. Se necesitan más investigaciones para definir mejor este posible vínculo. Mientras tanto, los médicos generalmente no recomiendan tomar estas medicinas solo para tratar de reducir su riesgo de cáncer, ya que pueden causar efectos secundarios graves en algunas personas.

Clasificación por etapas (estadificación)

Mapeo del ganglio centinela

Los médicos están tratando de identificar la propagación del cáncer de estómago a los ganglios linfáticos mediante esta técnica, la cual ha dado muy buenos resultados en el melanoma y el cáncer de seno.

Para trazar el mapa del ganglio centinela, el cirujano inyecta un tinte azul y/o una sustancia que sirve de rastreador radiactivo al cáncer. Éstos se concentran en los ganglios linfáticos que sería el primer lugar de propagación del cáncer. Los médicos pueden extirpar estos ganglios linfáticos para determinar si hay cáncer en éstos. Si no se encuentra cáncer en estos ganglios linfáticos, entonces es poco probable que el cáncer haya alcanzado otros ganglios, y puede que no sea necesario hacer una extirpación completa de ganglios linfáticos. Si hay cáncer en el ganglio linfático centinela, entonces sería necesario remover todos los ganglios linfáticos.

Esta técnica ha demostrado que ayuda a encontrar más ganglios linfáticos para extraer, y para encontrar ganglios linfáticos que tienen más probabilidad de contener células cancerosas. Sin embargo, esta técnica sigue bajo estudio para el cáncer de estómago, y todavía no está lista para ser usada ampliamente.

Tratamiento

Medicamentos de quimioterapia y combinaciones

En algunos estudios se están probando nuevas formas de combinar los medicamentos que ya se sabe actúan contra el cáncer de estómago u otros tipos de cáncer. Actualmente, se están también estudiando nuevos medicamentos de quimioterapia. Por ejemplo, el S-1 es un medicamento de quimioterapia oral que está asociada con el 5-FU. Este medicamento se emplea comúnmente para el cáncer de estómago en algunas otras partes del mundo, pero aún no está disponible en los Estados Unidos.

En otros estudios se están probando mejores vías para combinar la quimioterapia con la radioterapia, las terapias dirigidas o la inmunoterapia. Un gran esfuerzo ha sido dirigido a mejorar los resultados de la cirugía al añadir quimioterapia y/o radioterapia antes o después de la cirugía. Se están realizando varios estudios clínicos de este método.

Además, se están estudiando nuevas maneras de administrar quimioterapia. Por ejemplo, algunos médicos están considerando la infusión de quimioterapia directamente en el abdomen (quimioterapia intraperitoneal) para determinar si funciona mejor y se presentan menos efectos secundarios.

Terapias dirigidas

Los medicamentos de quimioterapia atacan las células que se dividen rápidamente, por lo que son eficaces contra las células cancerosas. Sin embargo, hay otros aspectos de las células cancerosas que las hacen diferentes a las células normales. En años recientes, los investigadores han creado nuevos medicamentos dirigidos para tratar de aprovechar estas diferencias. Algunas veces los medicamentos dirigidos funcionan cuando los medicamentos de quimioterapia convencionales no son eficaces. Estos medicamentos también suelen provocar menos efectos secundarios graves que los medicamentos de quimioterapia.

Medicamentos que bloquean la HER2: algunos cánceres de estómago tienen demasiada cantidad de la proteína HER2 en la superficie de sus células, lo que les ayuda a crecer. Los medicamentos que atacan a esta proteína podrían ayudar a tratar estos cánceres. El trastuzumab (Herceptin) ya está aprobado para usarse contra el cáncer avanzado de estómago. Otros medicamentos que atacan la proteína HER2, tal como el lapatinib (Tykerb®), el pertuzumab (Perjeta®) y el trastuzumab emtansina (Kadcyla®) se están investigando en estudios clínicos.

Medicamentos que bloquean el EGFR: EGFR es otra proteína que se encuentra en algunas células cancerosas del estómago y que las ayuda a crecer. El panitumumab (Vectibix®) es un medicamento que ataca el EGFR y que se ha estado probando para combatir el cáncer de estómago. Este medicamento ya fue aprobado por la FDA para tratar algunos otros cánceres.

Otros medicamentos dirigidos: otros medicamentos están dirigidos contra diferentes partes de las células cancerosas. El sorafenib (Nexavar®) y el apatinib, entre otros, son medicamentos dirigidos que también se han estado estudiando para combatir el cáncer de estómago.

La mayor parte de la investigación en esta área está estudiando la combinación de agentes dirigidos con quimioterapia o entre ellos.

Inmunoterapia

La inmunoterapia es un método que usa medicamentos para tratar de ayudar al sistema inmunológico del cuerpo a combatir el cáncer.

Un estudio coreano demostró que combinar la quimioterapia con una inmunoterapia llamada ácido poliadenílico-poliuridílico (poli A: U) retardó que el cáncer de estómago regresara cuando se administró como terapia adyuvante después de la cirugía. Además, ayudó a algunos pacientes a vivir por más tiempo.

Puede obtener más información sobre inmunoterapia en nuestro documento Immunotherapy.

Para encontrar un estudio clínico en su área, comuníquese con la Sociedad Americana Contra El Cáncer al 1-800-227-2345 o visite www.cancer.org/clinicaltrials.


Fecha de última actualización: 06/16/2014
Fecha de último cambio o revisión: 06/16/2014