Resumen sobre el cáncer de estómago

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Se puede prevenir el cáncer de estómago?

No existe una manera segura de prevenir el cáncer de estómago, aunque hay medidas que puede tomar y que podrían reducir su riesgo de padecerlo.

Alimentación, peso corporal y ejercicio

El aumento en el uso de la refrigeración para la conservación de los alimentos (en lugar de utilizar la salación, la conservación en vinagre y el ahumar los alimentos) ha contribuido a reducir la tasa de casos del cáncer de estómago. Para ayudar a reducir su riesgo, evite llevar una alimentación alta en productos ahumados o conservados en vinagre y carnes o pescado salados.

Una alimentación rica en frutas y verduras puede reducir el riego del cáncer de estómago. Las frutas cítricas (naranjas, limones y toronjas) pueden ser muy útiles. Sin embargo, la toronja y el jugo de toronja pueden cambiar los niveles de ciertos medicamentos en su cuerpo. Por lo tanto, debe hablar con su médico sobre este asunto antes de agregar toronja a su alimentación. La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda comer alimentos saludables, enfatizando en aquéllos de fuente vegetal. Esto incluye comer al menos una cantidad de frutas y verduras equivalente a 2½ tazas todos los días. Escoger panes, pastas y cereales de granos enteros (productos integrales) en lugar de granos refinados, así como comer pescado, aves o habas en lugar de carnes rojas y procesadas puede que también sea útil para reducir su riesgo de cáncer.

Los estudios que han analizado el consumo de vitaminas y minerales para reducir el riesgo del cáncer de estómago han reportado resultados mixtos hasta el momento. Las combinaciones de ciertas vitaminas (A, C y E junto con el selenio) podría reducir el riesgo del cáncer de estómago en personas que para empezar tienen una alimentación pobre. Pero la mayoría de los estudios que analizan a personas con dietas saludables no han reportado ningún beneficio. Se requiere realizar más investigación en esta área.

Puede que el sobrepeso o la obesidad contribuyan al riesgo del cáncer de estómago. Por otro lado, la actividad física puede ayudar a reducir su riesgo. La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda mantener un peso saludable durante el transcurso de la vida mediante una alimentación adecuada y suficiente ejercicio. Aparte de los posibles efectos sobre el riesgo del cáncer de estómago, bajar de peso puede además tener un impacto sobre el riesgo de otros tipos de cáncer y problemas de salud.

Usted puede encontrar más información en nuestro documento Guías de la Sociedad Americana Contra El Cáncer sobre nutrición y actividad física para la prevención del cáncer.

Manténgase alejado(a) del tabaco

El consumo de tabaco puede aumentar el riesgo del cáncer de estómago, así como de otros cánceres. Si no consume tabaco, ¡no empiece a hacerlo! Si fuma y desea ayuda para dejar de fumar, llame a la Sociedad Americana Contra El Cáncer al 1-800-227-2345.

Infección con la bacteria H. pylori

Aún no ha quedado claro si todas las personas con infección continua (crónica) por la bacteria H. pylori deben ser tratadas para prevenir el cáncer de estómago. Algunos estudios han sugerido que administrar antibióticos a personas infectadas con H. pylori podría reducir la tasa de padecer cáncer de estómago. Sin embargo, se requiere más investigación sobre este tema.

Si usted o su médico tienen razones para pensar que hay una infección con esta bacteria, es posible someterse a pruebas para comprobarlo. La prueba más simple es una prueba de sangre que busca los anticuerpos que combaten la bacteria H. pylori, aunque también se pueden usar otras pruebas.

Uso de aspirina

Puede que el uso de aspirina y de otros medicamentos reduzca el riesgo del cáncer de estómago, así como cáncer de colon. Pero en algunas personas estos medicamentos también pueden causar hemorragias internas graves, entre otros problemas. La mayoría de los doctores considera la reducción del riesgo de cáncer como un beneficio añadido para pacientes quienes consumen estos medicamentos para otros problemas, como la artritis. Pero no recomiendan tomarlos sólo para reducir el riesgo de cáncer.

Para personas con riesgo muy alto

Un pequeño porcentaje de cánceres de estómago son causados por una afección genética hereditaria llamada síndrome de cáncer gástrico difuso hereditario. La mayoría de las personas que han heredado el gen de esta afección padecerá cáncer de estómago en algún momento de sus vidas. Por lo general, estos cánceres no se pueden ver mediante estudios, como endoscopia. Por lo tanto, las personas que tienen este gen a menudo se someten a cirugía para extraer el estómago antes de descubrir que tienen cáncer de estómago. Si usted tiene un antecedente familiar significativo de cáncer de estómago, hable con su médico sobre este asunto. En caso de que pareciera que usted tiene este síndrome, puede obtener orientación genética y hacerse pruebas para determinar si tiene el gen que lo causa. De ser así, puede que usted considere someterse a cirugía.


Fecha de última actualización: 06/17/2014
Fecha de último cambio o revisión: 06/17/2014