Resumen sobre el cáncer de estómago

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de estómago TEMAS

Cirugía para cáncer de estómago

A menudo, la cirugía es parte del tratamiento del cáncer de estómago, si se puede realizar. Dependiendo del tipo y la etapa del cáncer de estómago, se podría usar la cirugía para extirpar el cáncer junto con todo el estómago o sólo una parte de éste. El cirujano intentará dejar el estómago tan normal como sea posible. Algunas veces, también será necesario extirpar otros órganos.

Actualmente, la cirugía (a menudo junto con otros tratamientos) ofrece la única probabilidad real para curar el cáncer de estómago. Si tiene un cáncer en etapa 0, I, II o III y usted está lo suficientemente saludable, su doctor probablemente intentará tratar su cáncer con cirugía.

Incluso si el cáncer se ha propagado bastante como para dificultar su extirpado, una operación podría ser útil para evitar la hemorragia del tumor o para evitar la obstrucción del estómago. Este tipo de cirugía se llama cirugía paliativa, es decir, para aliviar o prevenir los síntomas, pero no se realiza para curar el cáncer.

Tres tipos de cirugía principales para el cáncer de estómago

  • Resección mucosal endoscópica: la resección se refiere a la extirpación (corte) del tumor o parte de un órgano. En esta operación, se extirpa el cáncer mediante un endoscopio (un tubo largo, y flexible que se pasa por la garganta hasta el interior del estómago). Este procedimiento sólo se puede realizar en pacientes cuyo cáncer se encuentra en etapas muy iniciales, cuando las probabilidades de propagación son muy bajas.
  • Gastrectomía subtotal (parcial): este método se emplea a menudo si el cáncer solo se encuentra en la sección inferior del estómago cercana a los intestinos. Algunas veces también se usa para cánceres que sólo se encuentran en la parte superior del estómago. Sólo una parte del estómago se extirpa, y algunas veces junto a una parte del esófago o la primera parte del intestino delgado. También se extirpan los ganglios linfáticos cercanos, a veces con otros órganos adyacentes. Después de la cirugía, resulta más fácil comer cuando sólo se extirpó parte del estómago.
  • Gastrectomía total: este método se emplea si el cáncer se ha propagado por todo el estómago. A menudo también se recomienda si el cáncer se encuentra en la parte superior del estómago. El cirujano extirpa el estómago completamente. Los ganglios linfáticos cercanos son extirpados y a veces, también el bazo y partes del esófago, de los intestinos, del páncreas y otros órganos cercanos. El extremo del esófago entonces se adhiere a parte del intestino delgado. Las personas que se han sometido a una gastrectomía total sólo pueden comer una pequeña cantidad de alimentos a la vez. Debido a esto, estas personas deben tener más comidas al día.
  • La mayoría de las gastrectomías subtotales y totales se realiza a través de una incisión (corte) grande en la piel del abdomen. Para realizar estos procedimientos, algunos centros analizan actualmente el uso de la cirugía laparoscópica, en la cual el cirujano opera a través de varios cortes más pequeños en el abdomen (lea “¿Qué avances hay en la investigación del cáncer de estómago?”).

Colocación de una sonda de alimentación

Algunos pacientes presentan dificultad para consumir suficientes alimentos después de la cirugía del cáncer de estómago. El tratamiento posterior, como quimioterapia con radiación, puede empeorar este problema. Para ayudar con este problema, se puede colocar un tubo en el intestino al momento de realizar la gastrectomía. El extremo de este tubo, llamado tubo J, permanece fuera de la piel en el abdomen. Este procedimiento permite que se administren productos nutritivos en líquido directamente hasta el intestino, y esto puede ayudar a prevenir y tratar la desnutrición.

Extracción de los ganglios linfáticos

En una gastrectomía total o una subtotal, se extirpan los ganglios linfáticos y parte del tejido adiposo (omento) alrededor del estómago.

Muchos médicos creen que el éxito de una cirugía está asociado con el número de ganglios linfáticos extirpados por el cirujano. En los Estados Unidos, la meta a menudo es extraer al menos 15 ganglios. Pero se requiere de un cirujano diestro y con experiencia en operaciones de estómagos con cáncer para realizar esto eficazmente. Los estudios demuestran que los resultados son mejores cuando el cirujano y el hospital han tratado a muchos pacientes con cáncer de estómago. Es importante que le pregunte a su cirujano sobre su experiencia en la operación del cáncer de estómago.

Cirugía paliativa para el cáncer que no se puede extraer

Para las personas con cáncer de estómago que no se puede extraer (irresecable), a menudo la cirugía sigue siendo empleada para ayudar a controlar el cáncer o para ayudar a prevenir o aliviar síntomas o problemas.

Gastrectomía subtotal: para algunas personas que están lo suficientemente saludables como para tolerar una cirugía, la extirpación de la parte del estómago que contiene el tumor puede ayudar a tratar problemas, tales como hemorragia, dolor, u obstrucción en el estómago, incluso si esto no cura el cáncer.

Derivación gástrica (gastroyeyunostomía): los tumores en la parte inferior del estómago pueden crecer lo suficiente como para bloquear el paso de los alimentos. Para las personas que están lo suficientemente saludables como para tolerar una cirugía, una opción para ayudar a prevenir o tratar este problema consiste en una derivación de la parte inferior del estómago. Este procedimiento se realiza al conectar parte del intestino delgado (llamado yeyuno) a la parte superior del estómago, lo que permite que los alimentos salgan del estómago a través de la nueva conexión.

Ablación endoscópica del tumor: en algunos casos, como en personas que no están suficientemente saludables como para tolerar una cirugía, se puede usar un endoscopio (un tubo largo y flexible que se pasa por la garganta) para guiar un rayo láser y destruir partes del tumor. Esto se puede hacer para detener el sangrado o ayudar a aliviar una obstrucción sin hacer una cirugía.

Colocación de una endoprótesis (stent): otra opción para evitar que un tumor obstruya la abertura al inicio o el final del estómago consiste en usar un endoscopio para colocar un "stent" (un tubo de metal hueco) en la abertura. Esto ayuda a mantenerla abierta y permite que pasen los alimentos.

Colocación de una sonda de alimentación: algunas personas con cáncer de estómago no pueden ingerir suficientes alimentos o bebidas como para obtener suficiente nutrición. Se puede realizar una operación menor para colocar una sonda de alimentación a través de la piel del abdomen y hacia la parte distal del estómago (conocido como un tubo G) o hacia el intestino delgado (conocido como tubo J). Esto permite que se administren líquidos nutritivos por este tubo.

Posibles problemas y efectos secundarios de la cirugía

La cirugía del cáncer de estómago es compleja y podrían presentarse problemas, como sangrado después de la cirugía, coágulos de sangre y daño a los órganos cercanos. Rara vez las conexiones nuevas entre los extremos del estómago y el esófago o el intestino delgado no permanecen unidas, formándose una fuga. Dichos problemas, que podrían ser fatales, eran más comunes en el pasado. En la actualidad, sólo alrededor del 1 al 2 por ciento de las personas mueren a raíz de esta cirugía. Esta cifra puede ser mayor cuando se extirpan todos los ganglios linfáticos, pero es menor cuando los cirujanos que practican la operación son altamente calificados.

Otros efectos secundarios pueden comenzar tras la recuperación de la cirugía. Entre ellos están la náusea, la acidez (agruras), el dolor abdominal, y la diarrea (especialmente tras comer), así como escasez de algunas vitaminas. El estómago es importante en ayudar al cuerpo a absorber ciertas vitaminas. Si se extirpan algunas partes del estómago, el doctor le recetará complementos vitamínicos, algunos pueden sólo administrarse por inyección. Después de la cirugía del estómago, la mayoría de la gente requiere cambiar su alimentación, comer menos cantidad pero más veces.

Antes de la cirugía, es muy importante que hable con su doctor para saber a qué tipo de operación se va a someter. Algunos cirujanos procuran dejar lo más que sea posible del estómago para evitar problemas posteriores en el paciente. Sin embargo, la desventaja de esto es hay más probabilidad de que el cáncer regrese. Como se ha mencionado, es importante que el cirujano tenga mucha habilidad y experiencia, y que tenga la capacidad de realizar los métodos de operación más recientes.

Para aprender más sobre la cirugía del cáncer, lea nuestro documento Cirugía para el cáncer: una guía para los pacientes y sus familias.


Fecha de última actualización: 04/25/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/12/2014