Cáncer de hígado

+ -Text Size

Detección temprana, diagnóstico y clasificación por etapas TEMAS

¿Se puede encontrar temprano el cáncer de hígado?

A menudo, resulta difícil encontrar el cáncer de hígado en sus etapas iniciales, ya que los signos y síntomas a menudo no aparecen sino hasta que la enfermedad se encuentra en sus etapas más avanzadas. Los tumores pequeños del hígado son difíciles de detectar mediante un examen físico porque las costillas derechas cubren la mayor parte del hígado. Para cuando un tumor puede ser palpado, puede que ya sea bastante grande.

No existen pruebas de detección recomendadas ampliamente que se puedan usar para detectar el cáncer de hígado en personas que no presentan un riesgo aumentado (una prueba para detección del cáncer se realiza en personas sin ningún síntoma). No obstante, se pueden recomendar pruebas para algunas personas con un riesgo más alto.

Muchos pacientes que padecen cáncer de hígado tienen cirrosis (formación de tejido cicatrizado causada por el daño a las células hepáticas) desde hace tiempo. Los médicos pueden realizar pruebas para detectar cáncer de hígado si un paciente con cirrosis empeora sin razón aparente.

Para las personas con un riesgo más alto de cáncer de hígado debido a cirrosis (por cualquier causa) o a infecciones crónicas por hepatitis B (incluso sin cirrosis), algunos expertos recomiendan pruebas de detección para el cáncer de hígado cada 6 a 12 meses con pruebas sanguíneas para detectar alfafetoproteína (AFP) y ecografías. En algunos estudios, las pruebas de detección estuvieron vinculadas a una mejor supervivencia de cáncer de hígado.

La ecografía (ultrasonido) usa ondas sonoras para crear imágenes de los órganos internos.

La AFP es una proteína que puede estar presente en niveles elevados en pacientes con cáncer de hígado. Sin embargo, la prueba para analizar los niveles de AFP para el cáncer de hígado no es infalible, ya que muchos pacientes con cáncer de hígado en etapa inicial presentan niveles normales de AFP. Además, los niveles de AFP pueden estar elevados debido a otros tipos de cáncer, así como algunas condiciones no cancerosas del hígado.

La Sociedad Americana Contra El Cáncer no provee recomendaciones para pruebas de detección del cáncer de hígado.


Fecha de última actualización: 01/13/2015
Fecha de último cambio o revisión: 01/13/2015