Cáncer de hígado

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de hígado TEMAS

Quimioterapia para cáncer de hígado

La quimioterapia (quimio) consiste en el tratamiento con medicamentos que destruyen las células cancerosas. La quimioterapia sistémica (todo el cuerpo) usa medicamentos contra el cáncer que se inyectan en una vena o se administran por la boca. Estos medicamentos entran en el torrente sanguíneo y alcanzan todas las áreas del cuerpo, haciendo que este tratamiento sea potencialmente útil contra el cáncer que se ha propagado a órganos distantes.

Lamentablemente, el cáncer de hígado resiste a la mayoría de los medicamentos de quimioterapia. Los medicamentos que han sido más eficaces como quimioterapia sistémica en el cáncer de hígado son doxorrubicina (Adriamicina), 5-fluorouracilo, y cisplatino. Pero incluso estos medicamentos encogen solo una pequeña porción de tumores, y las respuestas a menudo no duran mucho tiempo. Aun con el uso de combinaciones de medicamentos, en la mayoría de los estudios, la quimioterapia sistémica no ha ayudado a los pacientes a vivir más tiempo.

Infusión en la arteria hepática

Debido a la pobre respuesta que ofrece la quimioterapia sistémica, los médicos han estudiado administrar medicamentos de quimioterapia directamente en la arteria hepática para determinar si puede ser más eficaz. Esta técnica se conoce como infusión en la arteria hepática (HAI). La quimioterapia llega a todo el hígado a través de la arteria hepática, pero el hígado saludable descompone la mayor parte del medicamento antes de que alcance el resto del cuerpo. Esto lleva más quimioterapia al tumor que la quimioterapia sistémica sin aumentar los efectos secundarios. Los medicamentos que se usan con más frecuencia son el floxuridino (FUDR), el cisplatino, la mitomicina C y la doxorrubicina.

Los estudios preliminares han encontrado que la infusión en la arteria hepática a menudo es eficaz encogiendo a los tumores, pero se necesita más investigación sobre este procedimiento. Es posible que esta técnica no sea útil en todos los pacientes ya que a menudo requiere cirugía para insertar un catéter en la arteria hepática, una operación que muchos pacientes de cáncer de hígado puede que no toleren.

Efectos secundarios de la quimioterapia

Los medicamentos de quimioterapia atacan a las células que se están dividiendo rápidamente, razón por la cual funcionan contra las células cancerosas. Sin embargo, otras células en el cuerpo, tales como aquellas en la médula ósea, el revestimiento de la boca y los intestinos, así como los folículos pilosos, también se dividen rápidamente. Estas células también son propensas a verse afectadas por la quimioterapia, lo cual ocasiona los efectos secundarios.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo y dosis de los medicamentos administrados, así como de la duración del tiempo que se administran. Entre los efectos secundarios comunes se encuentran:

  • Pérdida del cabello.
  • Úlceras en la boca.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Aumento de la probabilidad de infecciones (debido a los bajos niveles de glóbulos blancos).
  • Tendencia a presentar moretones o sangrados fácilmente (a causa de bajos niveles de plaquetas).
  • Cansancio (por bajos recuentos de glóbulos rojos).

Estos efectos secundarios suelen ser a corto plazo y desaparecen después de finalizado el tratamiento. Con frecuencia, hay formas de aliviarlos. Por ejemplo, se pueden suministrar medicamentos para ayudar a prevenir o reducir las náuseas y los vómitos. Asegúrese de preguntar al médico o enfermera sobre los medicamentos que ayudan a reducir los efectos secundarios.

Además de los posibles efectos secundarios mencionados en la lista anterior, algunos medicamentos pueden presentar sus propios efectos secundarios específicos. Pregunte a los profesionales de la salud que le atienden sobre lo que puede esperar.

Usted debe informarle al equipo de atención médica sobre cualquier efecto secundario que usted tenga mientras recibe la quimioterapia para que pueda ser tratado con prontitud. Es posible que en algunos casos, las dosis de quimioterapia necesiten ser reducidas o que el tratamiento necesite ser retrasado o suspendido para prevenir que los efectos secundarios empeoren.

Para más información sobre la quimioterapia y sus efectos secundarios, por favor visite nuestra página en Internet o lea nuestro documento “Quimioterapia: una guía para los pacientes y sus familias”.


Fecha de última actualización: 11/07/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/12/2014