Resumen sobre el cáncer de hígado

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de hígado TEMAS

Terapia de embolización para el cáncer de hígado

La embolización es otra opción para los tumores que no pueden ser extirpados. Se inyecta una sustancia en la arteria que suministra sangre al tumor. Esta sustancia bloquea el flujo de sangre, lo cual dificulta el crecimiento del tumor e incluso podría causar que todo o parte del mismo muera.

La quimioembolización conlleva agregar un medicamento de quimio a la embolización. Se están llevando a cabo estudios para determinar si esto ofrece mejores resultados que la embolización sola.

La radioembolización combina la embolización con la radioterapia. Esto se realiza al colocar pequeños gránulos radioactivos en la arteria que alimenta al hígado, lo que suministra pequeñas cantidades de radiación a los sitios del tumor únicamente.

Entre los problemas que podrían ocurrir después de la embolización, se encuentra dolor abdominal, fiebre, náusea, infección en el hígado, hinchazón de la vesícula biliar, y coágulos sanguíneos en el hígado. Las complicaciones graves son poco comunes, pero pueden ocurrir.


Fecha de última actualización: 01/13/2015
Fecha de último cambio o revisión: 01/13/2015