Resumen sobre el cáncer de hígado

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de hígado TEMAS

Tratamiento con radiación para cáncer de hígado

La radioterapia es un tratamiento que usa rayos de alta energía para eliminar las células cancerosas o encoger los tumores. La radiación externa dirige la radiación desde fuera del cuerpo hacia el cáncer. Las células cancerosas del hígado pueden combatirse con radiación, pero este tratamiento no puede usarse en altas dosis debido a que también mata tejido sano del hígado. Este tipo de radioterapia se puede usar para reducir el tamaño de un tumor de hígado o para aliviar síntomas, como el dolor, aunque no se usa tanto como otros tratamientos locales, como la ablación o la embolización.

Antes de iniciar el tratamiento, el equipo de radiación cuidadosamente tomará medidas para determinar los ángulos correctos para emitir los haces de radiación, y las dosis adecuadas de radiación. El tratamiento no causa dolor. Cada tratamiento dura sólo unos minutos, aunque el tiempo de preparación (colocarle en el lugar correcto para el tratamiento) usualmente toma más tiempo. Con más frecuencia, los tratamientos de radiación se administran 5 días a la semana por varias semanas.

La radioterapia estereotáctica corporal es una manera de administrar radiación al dirigir muchos rayos de radiación al tumor desde diferentes ángulos. Esto permite dirigir altas dosis de radiación al tumor. El tratamiento completo se administra durante solo varios días.

Posibles efectos secundarios de la radioterapia

Los efectos secundarios de la radioterapia podrían incluir problemas en la piel, parecidos a quemaduras por el sol en el área donde se dirige la radiación al cuerpo, náusea, vómito y cansancio. A menudo éstos desaparecen después de completado el tratamiento. Podría ser que la radiación también empeore los efectos secundarios.


Fecha de última actualización: 11/07/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/12/2014