Cáncer de origen primario desconocido

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de origen primario desconocido TEMAS

Quimioterapia para cáncer de origen primario desconocido

La quimioterapia (quimio) usa medicamentos contra el cáncer que usualmente se inyectan en una vena o se administran por la boca. Estos medicamentos entran en el torrente sanguíneo, y pueden llegar al cáncer que se ha propagado. Debido a que alcanza todas las partes del cuerpo, la quimioterapia puede algunas veces ser útil para los cánceres de origen primario desconocido, ya que puede ayudar a destruir las células cancerosas en áreas donde no han sido detectadas.

La quimioterapia se puede emplear en un número de situaciones para el cáncer de origen primario desconocido. Si su médico recomienda quimioterapia, es importante que usted entienda cuáles son los objetivos de su tratamiento.

Para los cánceres que son claramente avanzados, la quimioterapia puede ser el tratamiento principal, y resulta poco probable que los tratamientos locales tal como cirugía o radioterapia sean útiles. En algunos casos, tal como con cánceres que probablemente sean tumores de células germinales o ciertos tipos de linfomas, la quimioterapia puede ser muy eficaz en reducir el tamaño de los tumores o incluso desaparecer por completo. En otros casos, la quimioterapia se puede usar para tratar de aliviar síntomas causados por el cáncer, y puede que ayude a las personas a vivir por más tiempo.

Para los cánceres que parecen haberse extraído completamente con terapias locales, tal como cirugía o radiación, la quimioterapia puede ser agregada para tratar de destruir las células cancerosas remanentes en el cuerpo.

Los medicamentos de quimioterapia a menudo se administran en combinaciones, las cuales tienen una probabilidad mayor de ser eficaces que administrar un solo medicamento.

  • Para los adenocarcinomas y los cánceres escasamente diferenciados donde el lugar de origen no está claro, los médicos usualmente recomiendan una combinación que incluye un medicamento que contiene platino (cisplatino o carboplatino) y un medicamento de taxano (paclitaxel [Taxol®] o docetaxel [Taxotere®]). También se pueden usar otros medicamentos tal como gemcitabina (Gemzar®) y etopósido (VP-16).
  • Si la quimioterapia se emplea para un cáncer de células escamosas, los medicamentos que se usan con más frecuencia son el cisplatino, el fluorouracilo (5-FU) y un taxano (paclitaxel o docetaxel).
  • Para los carcinomas neuroendocrinos escasamente diferenciados, el tratamiento usualmente incluye un medicamento que contiene platino (cisplatino o carboplatino) y etopósido.
  • Los cánceres neuroendocrinos bien diferenciados a menudo no son causados por cánceres de origen primario desconocido, aunque pueden ocurrir con metástasis de hígado y un tumor primario oculto. Estos pacientes son tratados como pacientes con tumor carcinoide bien diferenciado, el cual se discute en nuestros documentos Gastrointestinal Carcinoid Tumors, Lung Carcinoid Tumor, y Cáncer de páncreas.

Posibles efectos secundarios de la quimioterapia

Los medicamentos de quimioterapia funcionan al atacar las células que se están dividiendo rápidamente, razón por la cual funcionan contra las células cancerosas. Sin embargo, otras células en el cuerpo, tales como aquellas en la médula ósea, el revestimiento de la boca y los intestinos, así como los folículos pilosos, también se dividen rápidamente. Estas células también son susceptibles a ser afectadas por la quimioterapia, lo que puede ocasionar efectos secundarios. Algunas personas tienen muchos efectos secundarios mientras otras tienen pocos efectos secundarios.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo de medicamentos que se usen, la cantidad que se administre y la duración del tratamiento. Algunos de los posibles efectos secundarios más comunes incluyen:

  • Caída del cabello.
  • Llagas en la boca.
  • Falta de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Bajos recuentos sanguíneos.

La quimioterapia a menudo afecta las células productoras de sangre de la médula ósea, lo que causa un recuento bajo de células sanguíneas. Esto puede ocasionar:

  • Aumento de la probabilidad de infecciones (bajos niveles de glóbulos blancos).
  • Tendencia a presentar moretones o sangrados fácilmente (bajos niveles de plaquetas).
  • Cansancio (bajos niveles de glóbulos rojos u otras razones).

Estos efectos secundarios suelen ser a corto plazo y desaparecen después de finalizado el tratamiento. Es importante que le informe al equipo de profesionales de la salud que le atiende sobre cualquier efecto secundario que tenga, ya que a menudo hay formas para reducir estos efectos secundarios. Por ejemplo, se pueden suministrar medicamentos para ayudar a prevenir o reducir las náuseas y los vómitos.

También es posible que surjan otros efectos secundarios. Algunos de éstos sólo se presentan con ciertos medicamentos de quimioterapia. El equipo de profesionales que atienden su cáncer le proporcionará información sobre los posibles efectos secundarios de los medicamentos específicos que esté recibiendo. Resulta importante saber los efectos secundarios específicos que pueden ocurrir con sus medicamentos para que sepa qué esperar y cuándo llamar a su médico.

Al igual que con otros tipos de tratamientos, la probabilidad de que los beneficios de la quimioterapia superen las desventajas dependerá de un número de factores, incluyendo el tipo y la extensión del cáncer, así como la condición de salud de la persona antes del tratamiento. Si usted está considerando quimioterapia, es importante hablar con su médico sobre las probabilidades de que sea útil contra los posibles efectos secundarios que se presentarán.

Para más información sobre quimioterapia, lea nuestro documento Quimioterapia: una guía para los pacientes y sus familiares.


Fecha de última actualización: 05/13/2013
Fecha de último cambio o revisión: 01/31/2014