Cáncer de origen primario desconocido

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de origen primario desconocido TEMAS

Terapia hormonal para cáncer de origen primario desconocido

Algunos tipos de cáncer crecen en respuesta a hormonas sexuales en el cuerpo. Por ejemplo, la mayoría de los cánceres de seno tienen proteínas llamadas receptores de estrógeno y/o receptores de progesterona en la superficie de sus células. Estos cánceres crecen con mayor rapidez cuando se exponen a la hormona estrógeno. Asimismo, la mayoría de los cánceres de próstata crecen en respuesta a las hormonas masculinas llamadas andrógenos, tal como la testosterona.

En casos donde el cáncer de origen primario desconocido es probable que sea un cáncer de seno o de próstata, la terapia hormonal puede ser una manera eficaz de disminuir el crecimiento del cáncer, o quizás hasta reducir su tamaño, y puede que ayude a la persona a vivir por más tiempo.

Para el cáncer de seno, los tipos de terapia hormonal incluyen medicamentos como el tamoxifeno, agonistas LHRH (como leuprolida [Lupron®] y goserelin [Zoladex®]), y los inhibidores de la aromatasa (anastrozol [Arimidex®] letrozol [Femara®], y exemestano [Aromasin®]). Estos medicamentos reducen los niveles de estrógeno o evitan que las células cancerosas puedan usar el estrógeno. Para más información sobre cómo se usan estos medicamentos y sobre sus efectos secundarios potenciales, lea nuestro documento Cáncer de seno.

La terapia hormonal también se puede emplear para tratar el cáncer de próstata. Algunos medicamentos utilizados comúnmente incluyen agonistas de la LHRH, tal como leuprolida y goserelin, y antiandrógenos como flutamida (Eulexin®) y bicalutamida (Casodex®). Estos medicamentos reducen los niveles de testosterona o evitan que las células cancerosas puedan usarla. La otra opción es cirugía para extirpar los testículos (orquiectomía). Para más información, lea nuestro documento Cáncer de próstata.


Fecha de última actualización: 08/08/2014
Fecha de último cambio o revisión: 08/08/2014