Cáncer de origen primario desconocido

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de origen primario desconocido TEMAS

Tratamiento en casos específicos de cáncer de origen primario desconocido

Los tipos de tratamiento usados para un cáncer de origen primario desconocido dependen de varios factores, incluyendo el tamaño y la localización del cáncer, los resultados de las pruebas de laboratorio, y cuán probable es que sea cierto tipo de cáncer. También es importante su condición de salud general y la capacidad para tolerar el tratamiento. Por supuesto, si el origen del cáncer puede ser determinado durante las pruebas, el cáncer ya no sería uno de origen primario desconocido y sería tratado según el lugar donde comenzó.

Carcinoma de células escamosas en ganglios linfáticos del cuello

A menudo estos cánceres comienzan en algún lugar de la boca, garganta o laringe. El tratamiento usualmente consiste en cirugía, radioterapia, o ambas.

En el tratamiento con cirugía se extraen los ganglios linfáticos y el otro tejido del cuello. Esta operación se llama disección del cuello. Hay varios tipos que se distinguen por la cantidad de tejido que se extirpa del cuello.

  • En una disección cervical parcial o selectiva se extirpa sólo algunos ganglios linfáticos.
  • En una disección cervical radical modificada se extirpa la mayoría de los ganglios linfáticos de un lado del cuello entre la mandíbula y la clavícula, así como algo de músculo y tejido nervioso.
  • En una disección cervical radical se extirpan casi todos los ganglios de un lado, así como más cantidad de músculo, nervios y venas.

Los efectos secundarios más comunes de cualquier tipo de disección cervical son el adormecimiento de la oreja, debilidad para levantar el brazo más arriba de la cabeza y debilidad del labio inferior. Estos efectos secundarios son causados por lesión durante la operación a los nervios que suplen estas áreas. Después de una disección selectiva de cuello, la debilidad del brazo y del labio inferior desaparecerá por lo general después de unos pocos meses. Sin embargo, si se extrae un nervio como parte de la cirugía, la debilidad se volverá permanente. Después de cualquier tipo de disección del cuello, los fisioterapeutas pueden enseñar ejercicios a los pacientes para mejorar el movimiento del cuello y el hombro.

En lugar de cirugía se puede hacer uso de la radioterapia. Una de las ventajas posibles es que el área que reciba el tratamiento incluiría ambos ganglios con los cánceres metastásicos y varias de las áreas del cuello que probablemente contengan un tumor primario.

Algunos pacientes reciben tratamiento que consiste en cirugía y radioterapia. Esto se toma en consideración cuando los tumores son muy grandes o cuando hay muchos tumores. La radiación se puede administrar antes o después de la cirugía.

Cuando los tumores son muy grandes o se presentan en ambos lados del cuello, frecuentemente se administra quimioterapia y radioterapia al mismo tiempo. El cisplatino y el fluorouracilo (5-FU) con un taxano (docetaxel [Taxotere] o paclitaxel [Taxol]) son los medicamentos de quimioterapia que usualmente se administran. El cetuximab (Erbitux) también se puede usar con radiación (en lugar de quimio).

El pronóstico para estos pacientes depende del tamaño, el número y la localización de los ganglios linfáticos que contienen el cáncer metastásico. Para más información sobre el tratamiento usual para estos cánceres lea nuestros documentos Nasal Cavity and Paranasal Sinus Cancers, Cáncer de cavidad oral y de orofaringe y Cáncer de laringe y de hipofaringe.

Adenocarcinoma en los ganglios linfáticos debajo del brazo

Debido a que la mayoría de los cánceres que se han propagado a los ganglios axilares (ganglios linfáticos debajo del brazo) en las mujeres son cánceres de seno, el tratamiento recomendado es similar al que reciben las mujeres diagnosticadas con cáncer de seno que se ha propagado a esos ganglios.

Se realiza una cirugía para extirpar los ganglios axilares (disección de los ganglios linfáticos axilares), y el seno del mismo lado se puede tratar con una mastectomía (cirugía para extirpar el seno) o con radioterapia.

Dependiendo de la edad de la paciente y si las células cancerosas contienen receptores de estrógeno y/o progesterona, el tratamiento adicional (adyuvante) puede incluir terapia hormonal (con tamoxifeno o inhibidores de aromatasa), quimioterapia o ambas. Al cáncer también se le pueden hacer pruebas de una proteína llamada HER2. Si los resultados de las pruebas son positivos, se pueden usar un medicamento que ataca la proteína HER2, tal como trastuzumab (Herceptin). Para obtener más información sobre el pronóstico y el tratamiento del cáncer de seno que se ha propagado a los ganglios linfáticos, remítase a nuestro documento Cáncer de seno.

Aunque el cáncer en los ganglios axilares de los hombres pudiera representar una propagación de un cáncer de seno, es mucho más probable que provenga de un cáncer de pulmón. En algunos casos, se puede considerar una disección de los ganglios linfáticos axilares y/o radioterapia al área de la axila, pero muchos médicos recomendarían quimioterapia primero y esperar para observar cómo responden a la quimioterapia los ganglios linfáticos agrandados. La combinación de medicamentos sería probablemente la misma que la administrada para los adenocarcinomas o los carcinomas escasamente diferenciados encontrados en otras partes del cuerpo.

Cáncer en los ganglios linfáticos de la ingle

Resulta importante buscar cuidadosamente el origen de estos cánceres, ya que si es encontrado muchos de ellos pueden ser tratados eficazmente. Si no se encuentra el tumor primario, la cirugía es usualmente el tratamiento principal.

En caso de que el cáncer parezca estar confinado en un solo ganglio linfático, puede que extirparlo sea el único tratamiento. En otros casos, es posible que sea necesario hacer una cirugía más extensa (disección de ganglio linfático). Si se descubre que más de un ganglio linfático contiene cáncer, también se puede recomendar radioterapia y/o quimioterapia.

Mujeres con cáncer en toda la cavidad pélvica

A menos que las pruebas localicen un tumor primario fuera de los ovarios (caso en el que ya no se aplicará el diagnóstico de cáncer de origen primario desconocido), con más probabilidad la propagación de estos cánceres proviene de un cáncer de ovario, cáncer de las trompas de Falopio o carcinoma peritoneal primario. El cáncer de trompas de Falopio y el carcinoma peritoneal primario son enfermedades similares al cáncer de ovario, y todas se tratan de la misma forma.

El tratamiento típicamente incluye cirugía para extirpar el útero, ambos ovarios, ambas trompas de Falopio y la mayor cantidad de cáncer que sea posible. Después de la cirugía, se recomienda quimioterapia de seis a ocho meses, usualmente con un taxano (paclitaxel o docetaxel) y un medicamento que contiene platino (cisplatino o carboplatino). Para más información, vea nuestro documento Cáncer de ovario.

Cáncer en el retroperitoneo (parte posterior del abdomen) o mediastino (centro del tórax)

Si las pruebas de laboratorio de la muestra del tumor han descartado linfoma, el diagnóstico más probable (particularmente en hombres más jóvenes) es un tumor de células germinales. Aun los cánceres en estas áreas que no presentan resultados de laboratorio típicos de tumores de células germinales frecuentemente responden a las combinaciones de quimioterapia para el tratamiento de los tumores de células germinales de origen testicular. Los medicamentos de quimioterapia incluyen cisplatino y etopósido, algunas veces con bleomicina o ifosfamida. Para información más detallada sobre los tumores de células germinales consulte nuestros documentos Cáncer de testículo y Cáncer de ovario.

Si un carcinoma se encuentra en el mediastino de un paciente de edad avanzada, puede ser tratado como cáncer de pulmón no microcítico.

Melanoma sólo en los ganglios linfáticos

Una vez que un cáncer de origen primario desconocido se ha diagnosticado como melanoma, ya no se considera un verdadero cáncer de origen primario desconocido. Esta situación se menciona aquí porque algunas pruebas para identificar melanomas pueden tomar varios días, y se considera que los pacientes padecen cáncer de origen primario desconocido hasta que se obtengan los resultados.

El tratamiento inicial recomendado para el melanoma de origen primario desconocido con solo propagación a los ganglios linfáticos es cirugía para extirpar los ganglios linfáticos del área afectada. Si posteriormente es obvio que el cáncer se ha propagado a otros ganglios y se puede remover todo el cáncer, también se extirpan estos ganglios. Para obtener más información, lea nuestro documento Cáncer de piel tipo melanoma.

Cáncer en otras localizaciones como los huesos o el hígado

En este grupo se encuentran la mayoría de las personas que han recibido el diagnóstico de cáncer de origen primario desconocido. Generalmente, el cáncer se encuentra en los huesos, los pulmones o el hígado. Una vez que las pruebas de laboratorio de las biopsias han excluido el cáncer de seno, la próstata, el tiroides y el linfoma (los cuales con frecuencia responden bien a tratamientos específicos), muchos de los pacientes restantes reciben quimioterapia para tratar de reducir el tumor y aliviar sus síntomas.

La mayoría de los médicos siguen un régimen convencional para la quimioterapia. Este régimen consiste en la administración de cisplatino o carboplatino en combinación con un taxano, tal como paclitaxel o docetaxel. Otros medicamentos, como la gemcitabina, también se pueden usar. Resulta importante suspender la quimioterapia si no alivia los síntomas o reduce el tamaño del cáncer, ya que los efectos secundarios de estos medicamentos pueden ser graves y afectar la calidad de vida.

Algunas veces la quimioterapia puede ser muy útil. Alrededor del 15% de los pacientes tratados con quimio intensiva tendrán una respuesta completa (sin cáncer visible después del tratamiento), y en algunos de éstos el cáncer desaparece por años

A los pacientes que no gozan de buena salud y que no pueden tolerar los efectos secundarios de una quimioterapia intensiva algunas veces se les administra la quimioterapia en dosis más bajas con medicamentos que causan menos efectos secundarios. No obstante, el beneficio de este enfoque no se ha probado completamente. Otra opción sería enfocarse en aliviar los síntomas a medida que se presentan. Muchos pacientes con cáncer propagado a los huesos se benefician de tratamiento con bifosfonatos (discutido en la sección “Otros medicamentos para cáncer de origen primario desconocido”). Estos medicamentos pueden ayudar a fortalecer los huesos debilitados por el cáncer, prevenir fracturas y aliviar el dolor.

Algunos cánceres de células pequeñas escasamente diferenciadas de origen primario desconocido pueden reducirse de forma dramática mediante el uso de combinaciones de quimioterapia que se crearon originalmente para dar tratamiento al cáncer de células pequeñas de pulmón (microcítico). Por lo general, el beneficio dura por varios meses, aunque estos cánceres casi siempre regresan.

Algunos cánceres neuroendocrinos pueden responder al tratamiento con octreotida (Sandostatin) o lanreotida (Somatuline). Estos medicamentos pueden reducir o detener el crecimiento de los tumores por algún tiempo. Los tumores que tienen más probabilidad de responder son los que se pueden observar en una centellografía de receptores de somatostatina (estudio por imágenes). También se pueden usar algunos otros medicamentos conocidos como terapia dirigida que son útiles en el tratamiento de cánceres neuroendocrinos pancreáticos. Para más información sobre estos medicamentos, lea la sección “Quimioterapia para el cáncer de páncreas” de nuestro documento Cáncer de páncreas.

Para información más detallada sobre los tratamientos para cánceres que se han propagado, lea nuestro documento Cáncer Avanzado.


Fecha de última actualización: 08/08/2014
Fecha de último cambio o revisión: 08/08/2014