Cáncer de orofaringe y de cavidad oral

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Se puede prevenir el cáncer de orofaringe y de cavidad oral?

Evite los factores de riesgo

No es posible prevenir todos los casos de cáncer de cavidad oral y de orofaringe, pero el riesgo de padecer estos tipos de cáncer se puede reducir significativamente al evitar ciertos factores de riesgo.

Limite el consumo de tabaco y de bebidas alcohólicas

El tabaco y las bebidas alcohólicas están entre los factores de riesgo más importantes para estos tipos de cáncer. La mejor manera de limitar el riesgo de padecer estos cánceres consiste en no comenzar a fumar. Dejar de fumar disminuye también en gran medida el riesgo de manifestar estos tipos de cáncer, aun después de muchos años de consumir tabaco. Lo mismo ocurre con el consumo excesivo de bebidas alcohólicas. Limite la cantidad de bebidas alcohólicas que ingiere, si es que acaso bebe.

Limite la exposición a la luz ultravioleta (UV)

La radiación ultravioleta es un factor de riesgo importante y que puede evitarse para el cáncer de labio, así también como para el cáncer de piel. De ser posible, limite el tiempo que pasa al aire libre durante el mediodía, cuando los rayos ultravioletas (UV) del sol son más fuertes. Si está al aire libre en el sol, use un sombrero de ala ancha y aplíquese protector solar y labial que tenga al menos factor de protección solar (SPF) de 15.

Use dentaduras postizas bien adaptadas

Evitar las fuentes de irritación bucal (tal como dentaduras postizas que no estén debidamente adaptadas) puede también disminuir su riesgo de cáncer bucal.

Coma alimentos saludables

Se ha relacionado una mala alimentación con el cáncer orofaríngeo y de la cavidad oral, si bien no está exactamente claro cuáles son las sustancias en los alimentos saludables que podrían ser responsables de la disminución del riesgo de presentar estas enfermedades.

Por lo general, mantener una alimentación balanceada es mucho mejor que añadir suplementos vitamínicos a lo que, de lo contrario, sería una alimentación poco saludable. La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda comer alimentos saludables, enfatizando en aquéllos de fuente vegetal. Esto incluye comer al menos una cantidad de frutas y verduras equivalente a 2½ tazas todos los días. Escoger panes, pastas y cereales de granos enteros (productos integrales) en lugar de granos refinados, así como comer pescado, aves o habas en lugar de carnes rojas y procesadas puede que también sea útil para reducir su riesgo de cáncer. Para más información, lea Guías de la Sociedad Americana Contra El Cáncer sobre nutrición y actividad física para la prevención del cáncer.

Evite la infección por el HPV

El riesgo de infección por HPV en la boca y la garganta aumenta para las personas que tienen sexo oral y varias parejas sexuales. Estas infecciones también son más comunes en fumadores, pues se pueden deber a los daños que el humo causa a sus sistemas inmunológicos o a las células que revisten la cavidad oral. Estas infecciones son comunes y rara vez presentan síntomas. Aunque la infección por HPV está relacionada con el cáncer orofaríngeo, la mayoría de las personas con infecciones por HPV en la boca y en la garganta llegan a producir este cáncer. Además, muchos de los tumores cancerosos orales y orofaríngeos no están relacionados con la infección por HPV.

En años recientes, han estado disponibles vacunas que reducen el riesgo de infección por ciertos tipos de VPH. Originalmente, estas vacunas fueron creadas para reducir el riesgo de cáncer de cuello uterino, aunque también han demostrado reducir el riesgo de otros cánceres asociados con el VPH, tal como cánceres de ano, vulva y vagina. Es posible que las vacunas contra el VPH también puedan reducir el riesgo de cánceres de boca y garganta, aunque esto aún no ha sido confirmado.

Debido a que estas vacunas sólo son eficaces si se administran antes de que alguien se infecte con VPH, se aplican cuando una persona es joven, antes de que tenga más probabilidades de estar activa sexualmente.

Trate los crecimientos precancerosos

Algunas veces las áreas de leucoplasia o eritroplasia en la boca progresan hasta convertirse en cáncer. Los médicos a menudo remueven estas áreas, especialmente si una biopsia muestra que contienen áreas de displasia (crecimiento anormal) cuando se observan con un microscopio.

Sin embargo, remover las áreas de leucoplasia o eritroplasia no siempre previene que alguien padezca cáncer de cavidad oral. Los estudios han descubierto que incluso cuando esas áreas son extirpadas por completo, las personas que tienen ciertos tipos de eritroplasia y leucoplasia siguen teniendo una alta posibilidad de presentar cáncer en alguna otra área de la boca.

Esto puede deberse a que todo el revestimiento de la boca ha estado probablemente expuesto al mismo tipo de agentes causantes de cáncer que conducen a este tipo de precáncer (como el tabaco). Esto significa que toda el área puede ya tener cambios incipientes que pudieran conducir al cáncer. Este concepto se llama cancerización de campo.

Resulta importante para los pacientes a quienes se les hayan extirpado estas áreas que continúen con las revisiones médicas para detectar cáncer y nuevas áreas de leucoplasia o eritroplasia.

Quimioprevención

Durante los últimos años, los médicos han estado probando medicamentos para tratar de ayudar a reducir el riesgo de estos tipos de cáncer. Este enfoque, llamado quimioprevención, es particularmente necesario para las personas con un alto riesgo de presentar estos tipos de cáncer, como quienes tienen leucoplasia o eritroplasia.

Se han estudiado varios tipos de medicamentos para la quimioprevención del cáncer orofaríngeo; sin embargo, la mayor parte de la investigación se ha enfocado en los medicamentos relacionados con la vitamina A (retinoides). Los estudios hasta el momento han demostrado que los retinoides pueden hacer que algunas áreas de leucoplasia se reduzcan e incluso desaparezcan temporalmente. No obstante, estos estudios no han encontrado un beneficio a largo plazo para prevenir el cáncer o ayudar a que los pacientes vivan por más tiempo. Al mismo tiempo, la mayoría de estos medicamentos tienen efectos secundarios molestos e incluso graves.

Actualmente, se están investigando otros compuestos contra el cáncer que se pueden usar como enjuagues bucales. Este tema se aborda detalladamente en la sección “¿Qué avances hay en la investigación y el tratamiento del cáncer de orofaringe y de cavidad oral?”.


Fecha de última actualización: 08/13/2014
Fecha de último cambio o revisión: 08/13/2014