Cáncer de piel: células basales y células escamosas

+ -Text Size

Después del tratamiento TEMAS

La vida después del tratamiento del cáncer de piel de células basales o de células escamosas

Para la mayoría de las personas con cánceres de piel de células basales o con cánceres de piel de células escamosas, el tratamiento eliminará o destruirá el cáncer. Completar el tratamiento puede causarle tanto tensión como entusiasmo. Usted tal vez sienta alivio de haber completado el tratamiento, aunque aún resulte difícil no sentir preocupación sobre el crecimiento del cáncer o el regreso de la enfermedad. (Cuando un cáncer regresa después del tratamiento, a esto se le llama cáncer recurrente o una recurrencia). Esto es muy común en las personas que han padecido cáncer.

Para un pequeño número de personas con cánceres de piel más avanzados, puede que la enfermedad nunca desaparezca por completo. Estas personas puede que reciban tratamiento regularmente con radioterapia, quimioterapia, u otros tratamientos para ayudar a mantener el cáncer bajo control por el mayor tiempo posible. Aprender a vivir con un cáncer que no desaparece puede ser difícil y muy estresante,

Pregunte a su médico acerca de un plan de atención para pacientes después del tratamiento

Consulte con su doctor sobre el desarrollo de un plan de atención para después del tratamiento que sea adecuado para usted. Este plan puede incluir:

  • Un calendario sugerido para pruebas y estudios de seguimiento
  • Un calendario para otras pruebas que necesite en el futuro, tales como pruebas de detección temprana para otros tipos de cáncer, o pruebas para identificar efectos a la salud a largo plazo debido a su cáncer o su tratamiento
  • Una lista de posibles efectos secundarios tardíos o a largo plazo de su tratamiento, incluyendo a qué prestar atención y cuándo debe comunicarse con su médico
  • Sugerencias para la alimentación y la actividad física

Cuidados posteriores

Si completó el tratamiento, sus médicos aún querrán estar muy atentos a usted. Además del regreso del cáncer, las personas que han tenido cáncer de piel también tienen un alto riesgo de padecer otro cáncer en un lugar diferente de modo que el cuidado de seguimiento es importante.

Su médico probablemente le recomendará que examine su piel por lo menos una vez al mes. Esto incluye buscar cualquier cambio en el lugar donde se trató el cáncer, así como la búsqueda de nuevas áreas que causen preocupación en otros lugares. Usted también puede pedir a un ser querido que preste atención a nuevas áreas que causen sospechosas en lugares que son difíciles de ver.

También resulta muy importante protegerse de la exposición excesiva del sol, lo que puede aumentar su riesgo de nuevos cánceres de piel.

Consultas médicas y pruebas

Su programa de visitas de seguimiento dependerá del tipo de cáncer de piel que tuvo y de otros factores. Es posible que diferentes médicos recomienden distintos programas.

  • Para los cánceres de células basales se suelen recomendar visitas alrededor de cada 6 a 12 meses.
  • Para el cáncer de células escamosas las consultas son usualmente más frecuentes: cada 3 a 6 meses por los primeros años, y posteriormente con menor frecuencia.

Durante estas visitas de seguimiento, su médico preguntará si tiene síntomas y le examinará para determinar si hay signos de cáncer de piel. Para los cánceres de mayor riesgo, como los cánceres de células escamosas que han alcanzado a los ganglios linfáticos, el médico puede que también ordene estudios por imágenes (por ejemplo, CT). Si el cáncer de piel regresa, las opciones de tratamiento dependen del tamaño y la localización del cáncer, qué tratamientos ha recibido anteriormente y su condición general de salud.

La atención de seguimiento también es necesaria para identificar efectos secundarios potenciales de ciertos tratamientos. Éste es el momento de hacer cualquier pregunta al equipo de atención médica, así como hablar sobre cualquier inquietud que pudiera tener. Casi todos los tratamientos contra el cáncer pueden causar efectos secundarios. Algunos pueden durar de algunas semanas a varios meses, aunque otros pueden ser permanentes. Hable con su equipo de atención contra el cáncer sobre cualquier síntoma o efecto secundario que le cause molestia para que le puedan ayudar a tratarlo.

Mantenga un seguro de salud y guarde copias de sus informes médicos

Aun después del tratamiento, es muy importante mantener un seguro médico. Las pruebas y las consultas médicas son costosas y, aunque nadie quiere pensar en el regreso de su cáncer, esto podría ocurrir.

En algún momento después del tratamiento del cáncer, es posible que usted tenga que consultar con un médico nuevo, quien desconozca sus antecedentes médicos. Es importante que guarde copias de sus informes médicos para que proporcione a su nuevo médico los detalles de su diagnóstico y tratamiento. Para más información, lea Guarde copias de los informes médicos importantes.

¿Puedo reducir el riesgo de que el cáncer regrese o padecer nuevos cánceres de piel?

Si usted tiene (o ha tenido) cáncer de piel, probablemente quiera saber si hay medidas que pueda tomar para reducir el riesgo de que el cáncer regrese, o de padecer otro cáncer.

Las personas que han tenido cáncer de piel tienen un mayor riesgo de padecer otro cáncer de piel. Debido a esto, resulta importante limitar su exposición a los rayos UV (provenientes del sol o camas bronceadoras, lea “¿Se pueden prevenir los cánceres de piel de células basales y de células escamosas?”) y continuar el examen de su piel cada mes para identificar signos de posibles cánceres de piel nuevos. También es importante acudir al médico regularmente para realizar exámenes de la piel. Los cánceres de piel que se detectan temprano son usualmente más fáciles de tratar que los que se descubren en una etapa más avanzada.

Puede que ayude el adoptar comportamientos saludables, tal como dejar de fumar, una buena alimentación, estar activo, y mantener un peso saludable, aunque nadie está seguro de esto. Sin embargo, nosotros sí sabemos que estos tipos de cambios pueden tener efectos positivos en su salud, incluyendo una reducción en el riesgo de muchos otros tipos de cáncer, así como de otras enfermedades.

Si el cáncer regresa

Si el cáncer regresa en algún momento, las opciones de tratamiento dependerán del lugar donde regresó el cáncer y de los tratamientos que recibió anteriormente. Si el cáncer regresa sólo en la piel, las opciones podrían incluir cirugía, radioterapia u otros tipos de tratamientos locales. En caso de que el cáncer regrese en otra parte del cuerpo, se podrían necesitar otros tratamientos, como la quimioterapia. Para obtener más información general sobre cómo lidiar con la recurrencia, usted también puede consultar (disponible en inglés) When Your Cancer Comes Back: Cancer Recurrence.

Cómo seguir adelante después del cáncer de piel

Es normal sentir cierto grado de depresión, ansiedad o preocupación después de un diagnóstico de cáncer. Algunas personas se afectan más que otras. No obstante, todas las personas pueden beneficiarse de la ayuda y el apoyo de otras personas, ya sea amigos y familiares, grupos religiosos, grupos de apoyo, consejeros profesionales, entre otros. Para más información, lea el artículo (disponible en inglés) Emotions After Cancer Treatment.


Fecha de última actualización: 05/04/2016
Fecha de último cambio o revisión: 05/17/2016