Cáncer de piel: células basales y células escamosas

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Se pueden prevenir los cánceres de piel de células basales y de células escamosas?

No todos los cánceres de piel de células basales y de células escamosas se pueden prevenir, pero hay cosas que usted puede hacer que podrían ayudar a reducir su riesgo de padecer estos y otros cánceres de piel.

Limite su exposición a los rayos ultravioleta (UV)

La forma más importante de reducir su riesgo de los tipos de cáncer de piel de células basales y de células escamosas es limitar su exposición a los rayos UV. Lleve a cabo las medidas de protección contra el sol al estar al aire libre.

Busque la sombra

Simplemente mantenerse en la sombra es una de las mejores maneras de limitar la exposición a la radiación ultravioleta.

“¡Póngase, úntese, colóquese y use!

Esta frase popular puede ayudar a recordar algunos de los pasos clave que puede tomar para protegerse contra los rayos UV. Si va a pasar tiempo al aire libre:

  • ¡Póngase una camisa!
  • ¡Úntese bloqueador solar!
  • ¡Colóquese un sombrero!
  • ¡Use lentes de sol para proteger los ojos y la piel sensible alrededor de éstos!

Evite las camas bronceadoras y las lámparas de sol

Muchas personas creen que los rayos UV de las camas bronceadoras no son perjudiciales, pero esto no es cierto. Las lámparas bronceadoras emiten rayos UV que pueden causar daños a la piel a largo plazo, y contribuir al cáncer de piel. La mayoría de los médicos y organizaciones de la salud no recomienda el uso de las camas bronceadoras ni las lámparas de sol.

Proteja a los niños del sol

Los niños necesitan especial atención, ya que éstos tienden a pasar más tiempo al aire libre y pueden quemarse más fácilmente. Los padres y las personas que cuidan de los niños deben protegerlos de la exposición excesiva al sol con los pasos descritos anteriormente. A los niños hay que orientarlos sobre los daños que causa demasiada exposición solar a medida que se vayan haciendo más independientes.

¿Cómo obtener más información?

Para más información sobre cómo protegerse usted y su familia de la exposición a la luz ultravioleta, lea nuestro documento Prevención y detección del cáncer de piel.

Evite los químicos dañinos

La exposición a ciertos químicos, tal como el arsénico, puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de piel. Las personas pueden estar expuestas a arsénico mediante el agua de pozo en algunas áreas, pesticidas y herbicidas, algunas medicinas y remedios herbarios tradicionales importados, y ciertas ocupaciones (tal como trabajos en minería y fundición).

Examínese regularmente su piel

Examinar su piel regularmente puede ayudar a identificar cualquier nuevo crecimiento o área anormal, y muéstrelo a su médico antes de que tenga la probabilidad de convertirse en cáncer de piel. Para más información, lea la sección “¿Se pueden detectar temprano los cánceres de piel de células basales y de células escamosas?”.


Fecha de última actualización: 05/04/2015
Fecha de último cambio o revisión: 07/27/2015