Cáncer de piel: células basales y células escamosas

+ -Text Size

Detección temprana, diagnóstico y clasificación por etapas TEMAS

Señales y síntomas de los cánceres de piel de células basales y de células escamosas

A menudo, los cánceres de piel no causan síntomas molestos sino hasta cuando aumentan bastante de tamaño. Es entonces cuando estos cánceres causan comezón, sangrado o incluso dolor. Sin embargo, estos cánceres se pueden usualmente observar o palpar mucho tiempo antes de que alcancen este punto.

Los carcinomas de células basales usualmente se originan sobre áreas que están expuestas al sol, especialmente la cabeza y el cuello, aunque pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo. A menudo, aparecen como áreas planas, firmes y claras, o como áreas elevadas pequeñas de color rosado o como protuberancias rojas, translúcidas, brillantes y con apariencia nacarada que pueden sangrar después de una lesión menor. Pueden tener uno o más vasos sanguíneos anormales, un área hundida en el centro y mostrar áreas de color azul, café o negro. Los carcinomas basales grandes pueden tener áreas con secreciones o con costras.

Los carcinomas de células escamosas pueden aparecer como protuberancias crecientes, a menudo de superficie áspera, escamosa o con costra. También pueden lucir como manchas planas rojizas en la piel que crecen lentamente. Suelen aparecer en las áreas del cuerpo expuestas al sol, tales como la cara, las orejas, el cuello, los labios y el dorso de las manos. Con menor frecuencia, se forman en la piel del área genital. También pueden surgir en cicatrices o llagas de la piel en otras partes del cuerpo.

Estos dos tipos de cáncer de piel pueden presentarse como un área plana que sólo muestra leves cambios comparados con la piel normal.

Algunas personas acuden al médico porque presentan un “corte al afeitarse que simplemente no sana”. Los cánceres de células basales son frágiles, sangran fácilmente y son expuestos al afeitarse. La mayoría de los cortes al afeitarse sanan dentro de aproximadamente una semana.

Otros cánceres de piel de tipo no melanoma son mucho menos comunes, y pueden tener una apariencia diferente. Resulta importante que su médico examine cualquier crecimiento nuevo o cambiante en su piel, llagas que no sanen, o cualquier otra área que le cause preocupación.


Fecha de última actualización: 03/19/2014
Fecha de último cambio o revisión: 03/19/2014