Prevención y detección temprana del cáncer de piel

+ -Text Size

TEMAS

¿Qué ocurre si encuentro algo sospechoso?

Muestre a su médico cualquier área que le preocupe. Si su médico sospecha que usted podría tener cáncer de piel, realizará exámenes y pruebas para confirmar la sospecha.

Antecedentes médicos y examen físico

Por lo general, el médico primero obtiene su historial médico. El médico preguntará cuándo apareció la marca por primera vez, si ésta ha cambiado de tamaño o apariencia, y si causa algún síntoma (dolor, comezón, sangrado, etc.). También podría preguntar si en el pasado usted estuvo expuesto a condiciones como causantes de cáncer de piel (incluyendo quemaduras por el sol y prácticas de bronceado) y si algún miembro de su familia ha tenido este cáncer.

Durante su examen físico, su médico observará el tamaño, la forma, el color y la textura del área en cuestión, y si ésta sangra o se descama. Se le examinará el resto del cuerpo para ver si tiene manchas o lunares que podrían estar relacionados con el cáncer de piel.

El médico también puede palpar los ganglios linfáticos (cúmulos de células del sistema inmunológico del tamaño de un fríjol) debajo de la piel cercana al área sospechosa. Algunos cánceres de piel se propagan a los ganglios linfáticos. Cuando esto ocurre, los ganglios linfáticos afectados pudieran volverse más grandes y firmes de lo normal.

Si su médico le examinó y sospecha que usted tiene cáncer de piel, es posible que le pida consultar a un dermatólogo (un médico especializado en enfermedades de la piel), quien examinará el área con más detenimiento.

Junto con el examen físico convencional, muchos dermatólogos utilizan un dermoscopio (también conocida como microscopia de epiluminiscencia [ELM], microscopia de superficie o dermatoscopia) para observar áreas de la piel con más claridad. El médico usa un dermatoscopio, el cual contiene lentes de ampliación y una fuente de luz colocada cerca de la piel. Algunas veces el médico aplicará una capa delgada de alcohol o aceite con este instrumento. Puede que el médico tomé una fotografía digital del lugar.

Cuando se emplea por un dermatólogo experimentado, esta prueba puede mejorar la precisión en la detección de los cánceres de piel en etapas iniciales. A menudo puede ayudar a indicar si una mancha en la piel probablemente sea benigna (no cancerosa) sin que tenga que someterse a una biopsia.

Biopsia de piel

Si el médico considera que una región sospechosa en la piel puede tratarse de cáncer, se extraerá una muestra de la piel de dicha región para observarla con el microscopio. A este procedimiento se le llama biopsia de piel. Existen muchas maneras de hacer una biopsia de piel. El médico optará por un método basándose en el tipo de cáncer de piel que se sospecha, de la localización del mismo en el cuerpo y del tamaño del área afectada, entre otros factores. Para más información sobre las biopsias, lea nuestros documentos titulados Cáncer de piel tipo melanoma o Cáncer de piel: células basales y células escamosas.

Si resulta que una mancha es cancerosa o precancerosa, puede que su médico quiera realizar más pruebas o proceder con tratamiento. Si la marca es pequeña y se encuentra confinada en un sitio, puede que todo lo que se necesite sea realizar una biopsia más extensa (para extraer más tejido) o algún tipo de procedimiento quirúrgico. Para cánceres que podrían ser más extensos (especialmente melanomas), es posible que se hagan estudios por imágenes para ver si el cáncer se ha propagado. Además, podría ser necesario llevar a cabo tratamiento, tal como inmunoterapia, terapia dirigida, quimioterapia o radiación. De nuevo, para más información, vea nuestros documentos sobre cáncer de piel.


Fecha de última actualización: 02/06/2014
Fecha de último cambio o revisión: 02/06/2014