Resumen sobre el cáncer de piel de las células basales y escamosas

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Cuáles son los factores de riesgo de los cánceres de piel de células basales y de células escamosas?

Un factor de riesgo es cualquier cosa que afecte las probabilidades de que una persona padezca alguna enfermedad como el cáncer. Los distintos tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo. Algunos factores de riesgo, como el fumar, pueden cambiarse. Otros, como la edad de la persona o sus antecedentes familiares, no se pueden cambiar.

Pero tener uno o incluso varios factores de riesgo no significa que usted padecerá la enfermedad. Además, algunas personas que adquieren la enfermedad puede que hayan tenido pocos o ninguno de los factores de riesgo conocidos.

Factores de riesgo para el cáncer de piel de células basales y escamosas

Luz ultravioleta (UV): Se cree que la luz ultravioleta (UV) es el principal factor de riesgo de la mayoría de los cánceres de piel. La luz solar es la fuente principal de la radiación ultravioleta. Las camas bronceadoras son otra fuente de rayos UV. Para conocer más sobre los efectos de los rayos UV en la piel y lo que puede hacer para protegerse, lea nuestro documento Prevención y detección temprana del cáncer de piel.

Piel blanca: Las personas de raza blanca tienen un riesgo mucho mayor de cáncer de piel que las personas de raza negra o los hispanos. La gente de piel clara (tez blanca) que se quema o se llena de pecas con facilidad, tiene un incremento adicional en su riesgo.

Edad mayor: El riesgo de cáncer de piel incrementa a medida que las personas aumentan de edad.

Sexo masculino: En comparación con las mujeres, los hombres tienen alrededor del doble de probabilidades de padecer cáncer de células basales y alrededor del triple de probabilidades de padecer cáncer de piel de células escamosas.

Químicos: La exposición a grandes cantidades de arsénico aumenta el riesgo de cáncer de piel. Los trabajadores expuestos a la brea de carbón, la parafina y ciertos tipos de aceite también podrían estar en mayor riesgo.

Radiación: Las personas que se han sometido a tratamientos con radiación tienen mayor riesgo de padecer cáncer de piel en el área sobre la que se recibió el tratamiento. Esta es una preocupación en niños que han recibido tratamiento contra el cáncer.

Haber tenido cáncer de piel: Cualquier persona que haya tenido cáncer de células escamosas tiene una probabilidad mucho mayor de padecer otro de estos cánceres.

Determinados problemas graves o a largo plazo de la piel: Las cicatrices de quemaduras graves, la piel que recubre el área donde se produjo una infección grave en los huesos, y la piel dañada por ciertas enfermedades de la piel tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de piel, aunque este riesgo es moderado.

Tratamiento de la psoriasis: Los pacientes con psoriasis (una enfermedad inflamatoria de la piel de larga duración) que reciben tratamientos PUVA tienen un mayor riesgo de cáncer de piel.

Ciertas enfermedades con las que las personas nacen: Las personas que nacen con xeroderma pigmentoso (XP) o síndrome de nevo de células basales (síndrome de Gorlin) a menudo padecen muchos cánceres de piel, a partir de una edad joven.

Sistema inmunológico debilitado: Las personas con sistemas inmunológicos debilitados tienen una mayor probabilidad de padecer algunos tipos de cáncer de piel. Esto incluye a aquellas personas que han sido sometidas a algún trasplante de órgano y personas infectadas con VIH, el virus que origina el SIDA.

Infección con el VPH: Un número pequeño de cánceres de piel en las áreas genitales y anales, así como alrededor de las uñas, parece estar asociado con la infección del virus del papiloma humano (VPH).

Tabaquismo: Fumar es un factor de riesgo para el cáncer de piel de células escamosas, pero no se sabe si lo es para el cáncer de piel de células basales.


Fecha de última actualización: 07/20/2015
Fecha de último cambio o revisión: 07/27/2015