Resumen sobre el cáncer de piel de las células basales y escamosas

+ -Text Size

Tratamiento contra el cáncer TEMAS

Otras formas de tratamiento local para los tipos de cáncer de piel de células basales y de células escamosas

Otros métodos se pueden emplear para tratar los cánceres de piel de células basales y de células escamosas que no se han propagado a los ganglios linfáticos ni a otras partes del cuerpo. Algunos de estos tratamientos se describen como tipos de “cirugía” debido a que afectan los tejidos, pero estos métodos no involucran cortes en la piel.

Criocirugía

En este tratamiento se usa nitrógeno líquido muy frío para congelar y eliminar las células cancerosas. Una vez que el área de la piel muerta se descongela, puede que se inflame y se pueden formar ampollas y costras sobre esa área. Puede que la herida sane en uno o dos meses y dejará cicatriz. El área tratada podrá quedar con un color más pálido después del tratamiento.

Este tratamiento se usa con más frecuencia para precánceres y cánceres de células basales y de células escamosas.

Terapia fotodinámica

Este tratamiento conlleva aplicar una clase de medicamento especial directamente al cáncer de piel que se acumula en las células cancerosas durante el transcurso de muchas horas o días, y hace que las células sean sensibles a ciertos tipos de luz. Luego se aplica una fuente de luz especial sobre el cáncer la cual “activa” el medicamento matando a las células afectadas.

La terapia fotodinámica puede causar enrojecimiento e hinchazón de la piel donde se lleva a cabo la terapia. Otro posible efecto secundario consiste en que puede ocasionar que la piel de la persona se haga muy sensible a la luz solar por un tiempo, por lo que los pacientes tal vez requieren estar atentos de evitar la luz del sol y las quemaduras severas.

La terapia fotodinámica se usa principalmente para tratar queratosis actínicas. Para obtener más información sobre este tratamiento, lea nuestro documento Photodynamic Therapy.

Quimioterapia tópica

La quimioterapia (“quimio”) es el uso de medicamentos para destruir las células cancerosas. El término quimioterapia tópica significa que el medicamento se coloca directamente en la piel (usualmente en forma de una crema o ungüento), en lugar de administrarse por vía oral o inyectarse en una vena. Dependiendo del medicamento usado, puede administrarse una o dos veces al día desde varios días hasta varios meses.

Cuando se aplica sobre la piel, el medicamento llega a las células cancerosas cercanas a la superficie de la piel, pero no llega a las células cancerosas que han crecido profundamente en la piel o que se han propagado hacia otros órganos. Por esta razón, este tipo de tratamiento se usa con más frecuencia sólo para cánceres de piel en etapas muy iniciales o precánceres, como queratosis actínica.

Este tratamiento puede causar enrojecimiento y sensibilización de la piel tratada durante algunas semanas, lo cual puede causar muchas molestias a algunas personas.

Modificadores de la respuesta inmunológica

Hay ciertos medicamentos que pueden reforzar la respuesta inmunológica del cuerpo contra el cáncer, provocando que el cáncer se encoja o desparezca.

Se pueden aplicar cremas, como imiquimod (Zyclara®)) a la queratosis actínica y a algunos cánceres de células basales en etapas muy iniciales. Por lo general se aplican al menos varias veces a la semana por algunas semanas, aunque los horarios pueden variar. Al igual que los geles tópicos, puede causar reacciones de la piel graves en algunas personas, y también puede causar síntomas parecidos a la gripe.

El interferón es una versión artificial de una proteína del sistema inmunológico. Puede inyectarse directamente sobre el tumor para estimular la respuesta inmunológica del cuerpo para combatirlo. El interferón puede usarse en los casos en que la cirugía no sea posible, pero puede que no funcione tan bien como otros tratamientos.

Cirugía láser

Este tratamiento más reciente hace uso de un rayo de luz láser para eliminar las células cancerosas. Algunas veces se usa en caso de queratosis actínica y en cánceres de células basales y de células escamosas en etapas muy tempranas. Aún se desconoce si la cirugía láser es tan eficaz como los métodos de tratamiento convencionales, y no se usa ampliamente.

Exfoliación química

En este método, el médico aplica una pequeña cantidad de ácido tricloroacético (TCA) o un químico similar a la piel del tumor, eliminando las células tumorales durante el curso de varios días. Este método se usa a veces para tratar la queratosis actínica.


Fecha de última actualización: 03/20/2014
Fecha de último cambio o revisión: 03/20/2014