Resumen sobre el cáncer de piel tipo melanoma

+ -Text Size

Causas, factores de riesgo y prevención TEMAS

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de piel tipo melanoma?

Aún no se sabe exactamente cuáles son las causas de la mayoría de los cánceres de piel de tipo melanoma, pero sabemos que hay ciertos factores de riesgo que están asociados con la enfermedad. Un factor de riesgo es cualquier cosa que aumenta su probabilidad de padecer una enfermedad. Los distintos tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo. Algunos factores de riesgo, como el fumar, pueden cambiarse. Otros, como la edad de la persona o sus antecedentes familiares, no se pueden cambiar.

No obstante, el tener un factor de riesgo, o incluso varios factores, no significa que una persona padecerá la enfermedad. Además, algunas personas que adquieren la enfermedad puede que tengan pocos o ninguno de los factores de riesgo conocidos. Incluso cuando una persona con melanoma presenta un factor de riesgo, a menudo es muy difícil saber en qué medida dicho factor de riesgo contribuyó a padecer cáncer.

Los científicos han encontrado que varios factores de riesgo podrían causar que una persona sea más propensa a padecer melanoma.

Luz ultravioleta (UV)

Demasiada exposición a los rayos ultravioleta (UV) es un factor de riesgo principal para la mayoría de los melanomas. La fuente principal de radiación ultravioleta es el sol. Las lámparas y camas bronceadoras también son fuentes de radiación ultravioleta. Las personas que tienen altos niveles de exposición a UV procedente de estas fuentes tienen un mayor riesgo de todos los tipos de cáncer de piel.

El grado de exposición a la luz ultravioleta que una persona obtiene depende de qué tan fuerte sea la luz, del tiempo que la piel está expuesta y de si está cubierta con ropa o bloqueador solar.

Para más información sobre cómo protegerse a sí mismo y a su familia, lea la sección “¿Se puede prevenir el cáncer de piel tipo melanoma?”.

Lunares

Un lunar es un tumor benigno (que no es cáncer) en la piel. La probabilidad de que un lunar en particular se convierta en cáncer es muy baja. Sin embargo, ciertos tipos de lunares incrementan las probabilidades de que una persona padezca un melanoma.

Las personas que tienen muchos lunares anormales están propensas a padecer melanoma. Estas personas deberán someterse a exámenes minuciosos de la piel llevados a cabo por un doctor de la piel (dermatólogo). Muchos doctores también sugieren que a estas personas se les debe mostrar cómo examinarse su piel cada mes. Una protección adecuada contra la luz del sol siempre es importante.

Piel blanca, pecas y cabello claro

El riesgo de padecer melanoma es más de diez veces mayor en las personas de raza blanca que en las de raza negra. Las personas de raza blanca con cabello rubio o pelirrojo que tienen ojos azules o verdes, o de piel muy blanca, que se queman o se llenan de pecas con facilidad, están bajo un mayor riesgo.

Antecedente familiar de melanoma

Su riesgo de melanoma es mayor si tienen un familiar cercano (padres, hermanos o hijos) que ha padecido la enfermedad. Esto puede ser debido a que la familia suele pasar más tiempo expuesta al sol, porque la familia es de piel blanca o ambas razones. También se puede deber a un cambio genético (mutación) que “corre” en la familia.

Las personas con un fuerte antecedente familiar de melanoma deberán hacer lo siguiente:

  • Someterse a exámenes periódicos de la piel realizados por un doctor de la piel (dermatólogo).
  • Examinarse detenidamente la piel una vez al mes e informar cualquier cambio al médico.
  • Tener gran precaución al exponerse al sol y evitar las camas bronceadoras.

Para obtener más información, lea la sección “¿Se puede prevenir el cáncer de piel tipo melanoma?”.

Haber padecido melanoma

Una persona que ha padecido melanoma tiene un mayor riesgo de padecer otro melanoma.

Sistemas inmunológicos debilitados

Las personas que han sido tratadas con medicamentos que suprimen el sistema inmunológico, tales como los pacientes de trasplantes de órganos, tienen un mayor riesgo de melanoma.

Edad

El melanoma es más propenso a darse en personas de edad avanzada, aunque también se encuentra en las personas jóvenes. De hecho, es uno de los cánceres más comunes en las personas menores de 30 años.

Incidencia según el sexo

En los Estados Unidos, el melanoma en general es más común en hombres que en mujeres, aunque esto varía según la edad. Antes de los 40 años, el riesgo es mayor para las mujeres; después de los 40, el riesgo es mayor para los hombres.

Xerodermia pigmentosa

Esta enfermedad hereditaria es poco frecuente. La piel de las personas con esta afección tiene una capacidad reducida de reparar los daños causados por la exposición al sol, lo cual hace que estén a un mayor riesgo de tener melanomas y otros cánceres de piel cuando son jóvenes.


Fecha de última actualización: 03/26/2014
Fecha de último cambio o revisión: 03/26/2014