Resumen sobre el cáncer de piel tipo melanoma

+ -Text Size

Tratamiento contra el cáncer TEMAS

Terapia dirigida para el cáncer de piel de tipo melanoma

Conforme los médicos han ido descubriendo algunos de los cambios genéticos que hacen a las células de melanoma diferentes a las células normales, éstos han comenzado a desarrollar medicamentos que atacan dichos cambios. Estos medicamentos dirigidos funcionan de una manera distinta a la manera que funcionan los medicamentos de la quimioterapia convencional. En algunos casos, puede que estos medicamentos funcionen cuando la quimioterapia no es eficaz. También puede que causen menos efectos secundarios graves. Los médicos aún están estudiando la mejor manera de usar estos medicamentos para tratar el melanoma.

Medicamentos que atacan a las células con cambios en el gen BRAF

Alrededor de la mitad de todos los melanomas presenta cambios (mutaciones) en el gen BRAF. Estos cambios causan que el gen produzca más de la proteína BRAF, la cual envía una señal a las células del melanoma para que crezcan y se dividan rápidamente. Los medicamentos que atacan a esta y a las proteínas relacionadas se pueden usar en pacientes con melanoma avanzado que tienen una mutación BRAF. Estos medicamentos no suelen ser eficaces en pacientes cuyos melanomas tienen un gen BRAF normal.

Por ejemplo, los medicamentos vemurafenib (Zelboraf) y dabrafenib (Tafinlar) atacan a la proteína BRAF directamente. Estos medicamentos se toman en forma de pastillas. Los efectos secundarios más comunes son dolor en las articulaciones, cansancio, pérdida del cabello e irritaciones en la piel. También se pueden presentar efectos secundarios menos comunes, pero más graves. Algunas personas tratadas con estos medicamentos padecen nuevos cánceres de piel llamados carcinomas de células escamosas, los cuales se pueden tratar mediante la extirpación quirúrgica.

El medicamento trametinib (Mekinist) ataca a la proteína MEK, la cual está relacionada con la proteína BRAF. También se administra en forma de pastilla. Los efectos secundarios comunes incluyen sarpullido, diarrea e hinchazón. Aunque se presentan pocas veces, también pueden ocurrir efectos secundarios graves. Este medicamento no parece reducir el tamaño de tantos melanomas como lo hacen los medicamentos BRAF. Sin embargo, puede que funcione mejor cuando se combina con dabrafenib. De hecho, algunos efectos secundarios (como el desarrollo de otros cánceres de piel) son en realidad menos comunes con la combinación.

Medicamentos que atacan a las células con cambios en el gen C-KIT

Una pequeña cantidad de melanomas presenta cambios en un gen llamado C-KIT que les ayuda a crecer. Estos cambios genéticos son más comunes en melanomas que se originan en ciertas partes del cuerpo, tal como:

  • En las palmas de las manos, las plantas de los pies o debajo de las uñas (conocido como melanoma acral).
  • Dentro de la boca o en cualquier otra área mucosal (húmeda).
  • En partes del cuerpo que reciben mucha luz solar.

Algunos medicamentos dirigidos, tal como imatinib (Gleevec) y nilotinib (Tasigna), pueden afectar las células con cambios en el C-KIT. Si usted tiene un melanoma que se originó en uno de estos lugares, su médico podría realizar pruebas a las células de su melanoma para determinar si presentan cambios en el gen C-KIT, lo que pudiera significar que uno de estos medicamentos podría ser útil. Esto se investiga actualmente en estudios clínicos.

También se están estudiando medicamentos que atacan a otros cambios (lea la sección “¿Qué avances hay en las investigaciones y el tratamiento del cáncer de piel tipo melanoma?”.


Fecha de última actualización: 03/26/2014
Fecha de último cambio o revisión: 03/26/2014