Resumen sobre el cáncer de piel tipo melanoma

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el cáncer? TEMAS

¿Qué avances hay en la investigación del cáncer de piel tipo melanoma?

En muchos centros médicos alrededor del mundo actualmente se están realizando investigaciones sobre las causas, la prevención y el tratamiento del melanoma.

Causas, prevención y encontrar temprano el melanoma

Luz solar y rayos UV

Estudios recientes sugieren que puede haber dos formas en que la exposición a los rayos ultravioletas (UV) causa melanoma.

La primera forma está asociada con la exposición excesiva y quemaduras por el sol durante la niñez o adolescencia. Esta exposición temprana al sol puede causar cambios en el ADN de las células de la piel, lo que las conduce a una ruta para convertirse en células de melanoma muchos años después. Algunos médicos creen que por esta razón los melanomas ocurren en las piernas y el torso, áreas que no están a menudo expuestas al sol durante la edad adulta.

La segunda forma está asociada con melanomas que se inician en los brazos, cuello y rostro. Estas áreas están muy expuestas al sol, particularmente en el caso de los hombres.

Las cabinas bronceadoras podrían contribuir también a la formación de cualquiera de estos melanomas.

Los investigadores están estudiando si los melanomas que se originan a causa de estos tipos de exposiciones a la luz ultravioleta tienen diferentes cambios genéticos que podrían significar que deben ser tratados de maneras distintas.

Educación pública

La mayoría de los cánceres de piel se puede prevenir. La mejor manera de reducir el número de casos de cáncer de piel consiste en educar al público, especialmente a los padres, sobre los factores de riesgo del cáncer de piel y las señales de advertencia.

También es importante la detección del melanoma en sus etapas iniciales, cuando hay más probabilidades de cura. Revise su piel cada mes y esté atento de cualquier cambio que pudiera ser un indicio de melanoma.

La American Academy of Dermatology (AAD) financia cada año exámenes gratis de la piel en todo el país. Muchas oficinas locales de la Sociedad Americana Contra El Cáncer colaboran con la AAD para apoyar estas actividades de detección. El número telefónico y dirección en Internet para la AAD aparecen en la sección “¿Cómo puedo obtener más información?”.

Además de recomendar mantenerse en la sombra, la Sociedad Americana Contra El Cáncer utiliza el lema “¡Póngase, úntese, colóquese ... y use!” que es una manera llamativa de recordar que debe ponerse una camisa, untarse bloqueador solar, colocarse un sombrero y usar lentes de sol cuando salga al exterior.

Investigación sobre ADN

Los científicos han aprendido mucho durante los últimos años sobre cómo el ADN se daña con la luz UV. Sin embargo, algunos cambios hereditarios en el ADN pueden causar que una persona sea más propensa a padecer melanoma. Las personas que tienen un fuerte historial familiar de melanoma deberán consultar con un asesor genético de cáncer o un doctor con conocimiento de la genética y el cáncer para hablar sobre los beneficios y los inconvenientes de someterse a las pruebas genéticas.

Estadificación

Los avances en la investigación también están siendo aplicados a la clasificación de la etapa del cáncer. Las pruebas recientes son tan sensibles que pueden detectar mejor la propagación del melanoma a los ganglios linfáticos. Estas pruebas podrían ayudar a los doctores a identificar qué pacientes podrían beneficiarse con tratamientos como inmunoterapia tras la cirugía. Pero algunos médicos se preocupan de que estas pruebas a veces pueda sugerir presencia de propagación del cáncer cuando en realidad no la hay. Por el momento estas pruebas sólo se utilizan en los estudios de investigación.

Tratamiento

A menudo, los melanomas en etapa temprana se pueden curar con cirugía, pero los melanomas más avanzados con frecuencia son más difíciles de tratar, ya que los tratamientos convencionales contra el cáncer, como la quimioterapia, no son muy eficaces. Los tipos más nuevos de tratamiento han mostrado ser muy promisorios en el tratamiento de melanomas más avanzados.

Medicamentos que boquean a la PD-1 y PD-L1

Las células del melanoma podrían utilizar vías naturales en el cuerpo para ayudar a evitar el sistema inmunológico. Por ejemplo, ellas a menudo tienen una proteína llamada PD-L1 en sus superficies que les ayuda a evadir el sistema inmunológico. Los nuevos medicamentos que bloquean la proteína PD-L1 (o la proteína PD-1 en células inmunológicas llamadas células T) pueden ayudar al sistema inmunológico a reconocer las células del melanoma y atacarlas. Actualmente se están realizando estudios sobre estos nuevos medicamentos.

Vacunas contra el melanoma

Las células debilitadas del melanoma (o ciertas sustancias que se encuentra en estas células) pueden ser dadas al paciente para tratar de estimular el sistema inmunológico del cuerpo con el fin de combatir las células cancerosas. Esto se asemeja a la forma en que se utilizan las vacunas para destruir los virus que causan la polio, el sarampión y las paperas. Pero producir una vacuna contra un tumor como el melanoma es más difícil que producir una vacuna para combatir un virus. Se están llevando a cabo estudios clínicos para probar el valor del tratamiento con vacunas en pacientes con melanoma en estado avanzado, a veces combinadas con otros tratamientos. Los resultados de estos estudios han sido mixtos hasta ahora, pero las vacunas más recientes prometen resultados más alentadores.

Otras inmunoterapias

Se están estudiando también otras formas de inmunoterapia. Algunos estudios preliminares han demostrado que tratar a los pacientes con altas dosis de quimioterapia y radioterapia, y luego suministrarles células del sistema inmunológico encontradas en los tumores, puede reducir el tamaño de los tumores de melanoma y tal vez también prolongar la vida.

Otro método de tratamiento potencial consiste en combinar diferentes tipos de inmunoterapia, lo que podría ser más eficaz que cualquier tratamiento individual para el melanoma avanzado.

Medicamentos dirigidos

Se están estudiando nuevos medicamentos que atacan los cambios genéticos en las células de melanoma.

Este gen llamado BRAF tiene un cambio en las células de alrededor de la mitad de todos los melanomas. Los medicamentos que atacan a este gen, tal como vemurafenib (Zelboraf) y dabrafenib (Tafinlar), se usan actualmente para tratar algunos melanomas avanzados.

El gen MEK está en la misma vía de señalización dentro de las células que el gen BRAF. El trametinib (Mekinist es un medicamento que bloquea el gen MEK. Ha demostrado que reduce el tamaño de algunos melanomas con mutaciones BRAF.

Un método que actualmente se usa consiste en combinar un medicamento BRAF con un medicamento MEK para tratar de reducir los tamaños de los tumores por más tiempo.

Algunas veces, ciertos tipos de melanomas presentan cambios en un gen llamado C-KIT. Algunos medicamentos dirigidos ya se han usado para tratar otros cánceres con cambios en el C-KIT. Actualmente se están realizando estudios clínicos para determinar si estos medicamentos pueden ayudar a las personas con estos tipos de melanoma.

Varios otros medicamentos que atacan a otros genes o proteínas anormales, tal como el sorafenib (Nexavar), el bevacizumab (Avastin), el pazopanib (Votrient), y el everolimus (Afinitor) también se están estudiando actualmente en estudios clínicos. Los investigadores también están estudiando la combinación de algunos de estos medicamentos dirigidos con otros tipos de tratamientos, tal como quimioterapia o inmunoterapia.


Fecha de última actualización: 03/26/2014
Fecha de último cambio o revisión: 03/26/2014