+ -Text Size

El cáncer de próstata no se puede prevenir de manera segura. Muchos factores de riesgo, tales como la edad, la raza, y el antecedente familiar no se pueden controlar. No obstante, existen algunas medidas que puede tomar para tratar de reducir su riesgo de padecer cáncer de próstata.

Peso corporal, actividad física y alimentación

Los efectos del peso corporal, la actividad física y la alimentación sobre el riesgo de cáncer de próstata no están claros, aunque usted puede tomar medidas que podrían reducir su riesgo, tal como:

  • Coma al menos 2½ tazas de una gran variedad de verduras y frutas cada día
  • Manténgase físicamente activo
  • Mantenga un peso saludable

Para más información, lea Guías de la Sociedad Americana Contra El Cáncer sobre nutrición y actividad física para la prevención del cáncer.

Vitaminas, minerales y otros complementos

Algunos estudios preliminares han sugerido que tomar ciertos complementos vitamínicos o minerales, como la vitamina E o el selenio, pueden reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata. Sin embargo, en un estudio extenso, no se encontró que la vitamina E ni el selenio redujeran el riesgo de cáncer de próstata.

Varios estudios actualmente investigan los posibles efectos de la proteína de soya (llamada isoflavonas) en el riesgo de padecer cáncer de próstata. Los resultados de estos estudios todavía no están disponibles.

Cualquier complemento tiene el potencial de causar riesgos y beneficios. Antes de comenzar a tomar vitaminas u otros complementos, consulte con su médico.

Medicinas

Algunas medicinas tal vez puedan ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata.

Inhibidores de la 5-alfa reductasa

Los medicamentos finasterida (Proscar) y dutasterida (Avodart) han sido estudiados para saber si pueden reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata, pero no está claro si los beneficios superan los riesgos en la mayoría de los hombres. Aun así, los hombres que quieran saber más sobre el uso de estos medicamentos deben consultar con sus médicos. Estos medicamentos se utilizan actualmente para tratar la hiperplasia prostática benigna (benign prostatic hyperplasia, BPH), un crecimiento no canceroso de la próstata.

Aspirina

Algunas investigaciones sugieren que los hombres que toman aspirina diariamente podrían presentar un menor riesgo de padecer y morir a causa de cáncer de próstata. No obstante, se necesitan más investigaciones para demostrar si los posibles beneficios superan a los riesgos, como un mayor riesgo de sangrado.

Otros medicamentos

Se están realizando actualmente estudios clínicos con otras medicinas y complementos alimenticios que podrían ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata. Hasta ahora, sin embargo, ninguno ha probado reducir el riesgo.

Para más información sobre estos temas, lea Prevención y detección temprana del cáncer de próstata.


Last Medical Review: 02/16/2016
Last Revised: 04/20/2016