Resumen sobre el cáncer de próstata

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de próstata TEMAS

Quimioterapia (quimio) para cáncer de próstata

La quimioterapia es el uso de medicamentos para tratar el cáncer. Los medicamentos a menudo son inyectados en una vena. Otros pueden ingerirse en forma de pastillas. Una vez que los medicamentos entran al sistema sanguíneo, pasan a todo el cuerpo para alcanzar y destruir las células cancerosas.

Algunas veces se usa quimioterapia cuando el cáncer de próstata se ha propagado fuera de la glándula prostática y la terapia hormonal ya no es eficaz. La quimioterapia no es un tratamiento convencional para el cáncer de próstata en etapa temprana, pero algunos estudios están determinando si este tratamiento pudiera ser útil si se administra por un corto periodo de tiempo después de la cirugía.

Al igual que en la terapia hormonal, la quimioterapia es poco probable que cure el cáncer. No se espera que este tratamiento destruya todas las células cancerosas, pero puede reducir el crecimiento del cáncer y disminuir los síntomas, lo que resulta en una mejor calidad de vida.

Los doctores administran la quimioterapia en ciclos, con cada período de tratamiento seguido de un período de descanso para permitir que su cuerpo se recupere. Por lo general, cada ciclo dura varias semanas.

Existen muchos medicamentos diferentes de quimioterapia. Para el cáncer de próstata, por lo general, los medicamentos de quimioterapia se usan uno a la vez. Los medicamentos de quimioterapia que se usan con más frecuencia para el cáncer de próstata son el docetaxel (Taxotere®) y el cabazitaxel (Jevtana®).

Efectos secundarios de la quimioterapia

Si bien los medicamentos de quimioterapia eliminan las células del cáncer, también dañan algunas células normales, lo que puede provocar efectos secundarios. Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo de medicamentos, la cantidad administrada y la duración del tratamiento. Estos efectos secundarios pueden incluir:

  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida del cabello.
  • Úlceras en la boca.

Debido a que la quimioterapia puede dañar también las células normales, sus recuentos sanguíneos pudieran ser bajos. Esto puede ocasionar:

  • Aumento del riesgo de infecciones (debido a la escasez de glóbulos blancos).
  • Sangrado o hematomas después de pequeñas cortaduras o lesiones menores (por la disminución de las plaquetas).
  • Cansancio (por bajos recuentos de glóbulos rojos).

Además, cada medicamento pudiera tener su propio efecto secundario.

La mayoría de los efectos secundarios desaparecen después de terminado el tratamiento. Si tiene problemas con los efectos secundarios, hable con su médico o enfermera sobre lo que se puede hacer. Hay ayuda disponible para muchos de los efectos secundarios de la quimioterapia. Por ejemplo, existen medicamentos que previenen o reducen las náuseas y los vómitos. Se pueden administrar otros medicamentos para estimular los recuentos sanguíneos.


Fecha de última actualización: 10/28/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/25/2014