Resumen sobre el cáncer de próstata

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de próstata TEMAS

Radioterapia para cáncer de próstata

La radioterapia es un tratamiento que usa rayos de alta energía (como los rayos X) para eliminar las células cancerosas o encoger los tumores. Se puede usar para tratar el cáncer en (y cerca) de la próstata. También se emplea para tratar áreas de propagación del cáncer.

La radiación para tratar el cáncer de próstata puede provenir de fuera del cuerpo (radiación externa) o de materiales radiactivos colocados directamente en el tumor (braquiterapia o radiación interna).

Radioterapia de rayos externos

En la radioterapia de rayos externos (external beam radiation therapy, EBRT), la radiación es dirigida a la glándula prostática desde una máquina que se encuentra fuera de su cuerpo. Este tipo de radiación se puede usar para tratar de curar los cánceres en etapas más tempranas, o para ayudar a aliviar síntomas, como el dolor en los huesos si el cáncer se ha propagado a áreas específicas de los huesos.

Cada tratamiento dura sólo unos pocos minutos. Generalmente los hombres reciben cinco tratamientos a la semana en un centro ambulatorio por un período entre 7 y 9 semanas. Cada tratamiento dura sólo unos minutos y no causa ningún dolor. Sin embargo, el tiempo de preparación (colocarle en el lugar correcto para el tratamiento) toma más.

Hoy día, la radiación externa convencional se usa con mucha menos frecuencia que en el pasado. Los métodos más nuevos permiten a los médicos ser más precisos en el tratamiento de la glándula prostática mientras se reduce la exposición de radiación a los tejidos sanos adyacentes. Algunos de estos métodos que tal vez ha escuchado hablar son la radioterapia de representación tridimensional conforme (3D-CRT), la radioterapia de intensidad modulada (IMRT) y la radioterapia conformal de rayos de protones. Estos métodos parecen ofrecer mejores probabilidades de aumentar el índice de éxito y reducir los efectos secundarios. Si usted se está sometiendo a uno de los métodos nuevos, su médico puede ofrecerle más información sobre el mismo.

Posibles efectos secundarios de la radiación externa

Algunos efectos secundarios comunes a corto plazo incluyen:

  • Problemas intestinales: diarrea (algunas veces con sangre en las deposiciones), incontinencia rectal e irritación del intestino grueso son problemas que usualmente desaparecen con el paso del tiempo, pero en pocos casos permanecen.
  • Problemas con la vejiga: usted pudiese presentar deseos de orinar frecuentemente, una sensación de ardor mientras orina y quizás sangre en la orina. Por lo general, los problemas con la vejiga se alivian con el pasar del tiempo, aunque pueden permanecer en aproximadamente uno de tres hombres, siendo el deseo de orinar frecuentemente el más común.
  • Sensación de cansancio: la radioterapia puede causar agotamiento extremo. Puede que no desaparezca sino hasta varios meses después del tratamiento.

Algunos efectos secundarios que tal vez no se presenten inmediatamente, pero que con más probablemente duren por mucho tiempo, incluyen:

  • Dificultad para controlar la orina (incontinencia urinaria): esto es menos común con la radiación que con la cirugía, pero la probabilidad de incontinencia aumenta cada año por varios años después del tratamiento con radiación.
  • Problemas de erección, incluyendo impotencia (o disfunción eréctil): algunos hombres pueden tener erecciones que no son tan firmes como lo eran en el pasado, mientras que algunos tal vez no puedan lograr una erección lo suficientemente firme como para tener sexo. Por lo general, los problemas de erección no ocurren inmediatamente después de administrarse la radioterapia, sino que se desarrollan lentamente en el transcurso de uno o más años. Después de varios años, la tasa de impotencia después de la radiación es aproximadamente la misma que después de la cirugía.
  • Linfedema: la acumulación de líquido en las piernas o en los genitales es posible si los ganglios linfáticos reciben radiación.
  • Estrechamiento uretral: en pocas ocasiones, la radiación puede causar la formación de cicatrices y el estrechamiento del conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo. Esto puede causar problemas al orinar, y podría requerir tratamientos adicionales para abrir nuevamente el conducto.

Braquiterapia (radiación interna)

Para la braquiterapia, se colocan materiales radiactivos en o cerca del lugar a ser tratado. Para el cáncer de próstata, los materiales se colocan en la próstata. El riesgo de los efectos secundarios a otras áreas es menor porque la radiación sólo viaja a una corta distancia. Existen dos tipos principales de braquiterapia:

  • La braquiterapia permanente o de baja dosis usa partículas o balines radiactivos pequeños que se colocan en la próstata y no se remueven. Cada partícula es aproximadamente del tamaño de un grano de arroz. .
  • La braquiterapia temporal o de alta dosis usa fuentes más potentes de radiación que solo se dejan en el lugar por un corto periodo de tiempo (menos de 15 minutos). Estas fuentes de radiación se colocan en tubos flexibles (en catéteres) que fueron colocados en la próstata. Por lo general se administran tres tratamientos dentro de un par de días, y usted permanece en el hospital durante ese tiempo. Los catéteres son retirados después del último tratamiento.

Posibles riesgos y efectos secundarios de la braquiterapia

Si se le colocan balines que permanecerán puestos, éstos administrarán pequeñas cantidades de radiación durante varias semanas. Aun cuando la radiación no llega lejos, le pedirán que se mantenga alejado de las mujeres embarazadas y niños pequeños durante este tiempo. Es posible que también le pidan tomar otras precauciones, tal como usar un condón durante las relaciones sexuales.

Por cerca de una semana, después de la colocación de los balines, puede experimentarse algo de dolor en el área y un color entre rojo y café en la orina. Además existe el riesgo menor de que algunas de las semillas se muevan a otras partes del cuerpo, aunque es raro que esto ocurra.

Como en el tratamiento de radiación externa, este método puede causar efectos secundarios como problemas del control de la vejiga y los intestinos, así como problemas de erección. Consulte con su médico si presenta cualquier problema. Hay medicamentos y otros métodos que a menudo pueden ayudar.

Para más detalles sobre la radioterapia para el cáncer de próstata, lea nuestro documento titulado Cáncer de próstata.


Fecha de última actualización: 10/28/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/25/2014