Resumen sobre el cáncer de próstata

+ -Text Size

¿Qué hay de nuevo en la investigación sobre el Cáncer de próstata? TEMAS

¿Qué avances hay en la investigación del cáncer de próstata?

Se están llevando a cabo investigaciones sobre el cáncer de próstata en muchos centros médicos en todo el mundo.

Genética

Las nuevas investigaciones sobre los genes asociados al cáncer de próstata ayudan a los científicos a entender mejor cómo se origina el cáncer de próstata. Además, las pruebas para detectar genes cancerosos en una próstata con anomalías podrían ayudar a indicar cuáles hombres están en alto riesgo. Estos hombres podrían someterse a las pruebas con mayor frecuencia. Las investigaciones adicionales ayudarán a proveer respuestas sobre los cambios químicos que causan el cáncer de próstata. Esto podría permitir la creación de medicamentos para atacar estos cambios.

Uno de los problemas principales que enfrentan hoy día los médicos y sus pacientes consiste en determinar cuáles cánceres de próstata tienen más probabilidades de propagarse. El saber esto podría ayudar a decidir cuáles hombres necesitan tratamiento y cuáles se beneficiarían mejor de la terapia expectante (observación y espera). Los investigadores están actualmente intentando encontrar pistas genéticas sobre cuáles cánceres son más propensos a crecer y a propagarse rápidamente.

Prevención

Los investigadores continúan buscando alimentos que afectan el riesgo de cáncer de próstata. Los científicos han encontrado algunas sustancias en los tomates y en los frijoles de soya que pudieran prevenir el cáncer de próstata. Los científicos están tratando de formar compuestos relacionados que sean aún más poderosos y que se puedan usar como suplementos. Hasta ahora, la mayoría de las investigaciones sugiere que una alimentación balanceada que incluya estos alimentos, así como otras frutas y vegetales, es mejor que consumir estas sustancias como suplementos.

Algunos estudios han sugerido que ciertas vitaminas y minerales podrían reducir el riesgo de cáncer de próstata. Sin embargo, un estudio a gran escala sobre este tema, llamado Selenium and Vitamin E Cancer Prevention Trial (SELECT), encontró que los suplementos de vitamina E o de selenio no disminuyeron el riesgo de cáncer de próstata después de haberlos consumido diariamente por alrededor de 5 años. De hecho, se descubrió que los hombres que tomaban suplementos de vitamina E tenían un riesgo ligeramente mayor de cáncer de próstata.

Otro estudio reciente ha encontrado que los hombres con altos niveles de vitamina D parecen tener un riesgo menor de padecer las formas más letales de cáncer de próstata. En general, sin embargo, los estudios no han encontrado que la vitamina D proteja contra el cáncer de próstata.

Aunque muchas personas creen que las vitaminas y otras sustancias naturales no causan daño, la investigación reciente ha mostrado que las altas dosis de éstas pueden ser perjudiciales. Un estudio encontró que los hombres que consumen más de siete tabletas de multivitaminas por semana pueden tener un mayor riesgo de padecer cáncer de próstata avanzado.

Tratamiento

Esta es un área de investigación muy activa. Se han estado desarrollando tratamientos nuevos, mientras que los tratamientos actuales se han estado mejorando.

Cirugía: si los nervios que controlan las erecciones deben extirparse durante la cirugía, esto causará impotencia en el hombre. Algunos médicos están buscando la forma de reparar estos nervios con injertos de pequeños nervios tomados de otras partes del cuerpo o de algo artificial. Esto aún está en fase experimental y no todos los médicos consideran que sea útil. Se están llevando más estudios al respecto.

Tratamiento de radiación: los avances tecnológicos están haciendo posible apuntar la radiación con mayor precisión que en el pasado. Esto hace posible tratar solamente a la próstata y al cáncer presente justo fuera de la glándula. Se están llevando a cabo estudios para determinar cuáles técnicas son las mejores para cada paciente.

Los programas nuevos de computadora permiten a los médicos planear mejor las dosis de radiación y los métodos tanto de la radiación externa como de la braquiterapia.

Tratamientos recientes para cánceres en etapas iniciales: los investigadores están ahora estudiando formas más recientes de tratamiento para el cáncer de próstata en etapas iniciales, ya sea como el primer tratamiento o como el tratamiento subsiguiente a un tratamiento de radiación que no haya surtido efecto.

Un tratamiento conocido como ultrasonido focalizado de alta intensidad (high-intensity focused ultrasound, HIFU) destruye las células cancerosas al realizar un calentamiento intenso con rayos ultrasónicos. Aunque se ha estado usando más en Europa, actualmente sólo se usa en estudios clínicos en los Estados Unidos. Actualmente se están realizando estudios para determinar si es seguro y eficaz.

Nutrición y cambios en estilo de vida: un estudio preliminar realizado en hombres que presentan un valor elevado de PSA después de la cirugía o radioterapia, encontró que el nivel de PSA toma más tiempo en duplicar su valor al tomar jugo de granada. Actualmente, estudios más abarcadores están tratando de confirmar estos resultados.

También han sido informados algunos resultados preliminares que son alentadores con los suplementos de semilla de lino, lo que pareció reducir la velocidad en la que las células del cáncer de próstata se multiplicaban. Se necesitan más investigaciones para confirmar estos resultados.

Otro estudio encontró que los hombres que optan por no recibir tratamiento para el cáncer de próstata localizado pueden reducir el crecimiento de la enfermedad mediante cambios significativos en el estilo de vida. Estos hombres hacen mucho ejercicio y llevan una alimentación vegetariana estricta (sin comer carne, pescado, huevos, o productos lácteos). Además, estos hombres participan en grupos de apoyo y yoga. Después de un año, los hombres tuvieron una disminución ligera de sus niveles de PSA. Se desconoce si este efecto durará, ya que el estudio sólo dio seguimiento a los hombres por un año. Además, a algunos hombres se les hace difícil seguir estos cambios.

Tratamiento hormonal: en los últimos años se han estado desarrollando varias formas más nuevas de terapia hormonal. El orteronel es un medicamento que parece ser prometedor, el cual funciona en una forma parecida a la abiraterona (Zytiga).

Crecimiento de los vasos sanguíneos: para que los tumores cancerosos crezcan, los vasos sanguíneos deben crecer para alimentar a las células del cáncer. Este proceso se llama angiogénesis. Se han estudiado medicamentos que impiden o desaceleran el crecimiento de los vasos sanguíneos para usarlos contra el cáncer de próstata.

Prevención o tratamiento de la propagación del cáncer a los huesos: varios medicamentos más recientes pueden ayudar a prevenir o tratar la propagación del cáncer de próstata a los huesos.

Los médicos también están estudiando una forma para tratar el dolor de huesos conocida como ablación por radiofrecuencia (RFA por sus siglas en inglés). La RFA se ha estado usando por muchos años para tratar los tumores en otros órganos como el hígado. Su uso para tratar el dolor en los huesos sigue siendo relativamente nuevo, aunque los resultados preliminares son promisorios.


Fecha de última actualización: 10/28/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/25/2014