Cáncer de pulmón no microcítico (células no pequeñas)

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de pulmón no microcítico (células no pequeñas) TEMAS

Quimioterapia para cáncer de pulmón no microcítico

La quimioterapia (quimio) consiste en tratamiento con medicamentos contra el cáncer que se inyectan en una vena o que se administran por vía oral. Estos medicamentos entran al torrente sanguíneo y van por todo el cuerpo, lo hace a este tratamiento útil para el cáncer que se encuentre en cualquier lugar del cuerpo. Dependiendo de la etapa del cáncer de pulmón no microcítico, la quimioterapia puede ser útil en diferentes situaciones:

  • Antes de la cirugía (algunas veces junto con radioterapia) para tratar de reducir el tamaño de un tumor. A esto se le conoce como terapia neoadyuvante.
  • Después de la cirugía (algunas veces junto con radioterapia) para tratar de destruir cualquier célula cancerosa que pudo haber quedado. A esto se le conoce como terapia adyuvante.
  • Como tratamiento primario (algunas veces junto con radioterapia) para los cánceres más avanzados o para algunas personas que no son lo suficientemente saludables como para someterse a cirugía.

Los doctores administran la quimioterapia en ciclos, con un período de tratamiento (usualmente de 1 a 3 días) seguido de un período de descanso para permitir que su cuerpo se recupere. Sin embargo, algunos medicamentos de quimio se administran cada día. Los ciclos de quimioterapia generalmente durante aproximadamente de tres a cuatro semanas. A menudo, la quimioterapia no se recomienda en pacientes que están en mal estado de salud, aunque la edad avanzada en sí no es una barrera para recibir quimioterapia.

Los medicamentos de quimioterapia que se emplean con más frecuencia para el cáncer de pulmón no microcítico son:

  • Cisplatino.
  • Carboplatino.
  • Paclitaxel (Taxol®).
  • Paclitaxel basado en albúmina (nab-paclitaxel, Abraxane®).
  • Docetaxel (Taxotere®).
  • Gemcitabina (Gemzar®).
  • Vinorelbina (Navelbine®).
  • Irinotecán (Camptosar®)
  • Etopósido (VP-16®).
  • Vinblastina.
  • Pemetrexed (Alimta®).

Con más frecuencia, la quimioterapia para el cáncer de pulmón no microcítico utiliza una combinación de dos medicamentos de quimioterapia. Los estudios han demostrado que agregar un tercer medicamento de quimioterapia no es de gran beneficio y probablemente cause más efectos secundarios. Algunas veces se usa un sólo medicamento de quimio para las personas que no pudieran tolerar bien una combinación de quimioterapia, tal como las personas en mal estado de salud o en edad avanzada.

Si se usa una combinación, ésta a menudo incluye cisplatino o carboplatino más otro medicamento. Algunas veces, se pueden usar combinaciones que no incluyen estos medicamentos, tal como gemcitabina con vinorelbina o paclitaxel.

Para las personas con cánceres de pulmón avanzados que reúnen cierto criterio, también se pueden agregar un medicamento de terapia dirigida tal como bevacizumab (Avastin®) o cetuximab (Erbitux®) al tratamiento (lea la sección “Terapias dirigidas para el cáncer de pulmón no microcítico”).

Para los cánceres avanzados, la combinación de quimioterapia inicial es a menudo suministrada en 4 a 6 ciclos. Algunos médicos ahora recomiendan administrar tratamiento adicional con un solo medicamento de quimioterapia o dirigido, incluso en personas que han tenido una buena respuesta a la quimioterapia inicial. En algunos estudios se ha descubierto que este tratamiento continuo, conocido como terapia de mantenimiento, podría ayudar a mantener el cáncer bajo control y ayudar a algunas personas a vivir por más tiempo. Para más información, lea “¿Qué avances hay en la investigación y el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico?”.

Si el tratamiento de quimioterapia inicial para el cáncer de pulmón avanzado ya no surte efecto, el médico puede recomendar tratamiento de segunda línea con un solo medicamento como docetaxel o pemetrexed. Nuevamente, la edad avanzada no es una barrera para recibir estos medicamentos mientras la persona esté en buen estado de salud general.

Posibles efectos secundarios

Los medicamentos de quimioterapia atacan a las células que se están dividiendo rápidamente, razón por la cual funcionan contra las células cancerosas. Sin embargo, otras células en el cuerpo, tales como aquellas en la médula ósea (donde se producen nuevas células sanguíneas), el revestimiento de la boca y los intestinos, así como los folículos pilosos, también se dividen rápidamente. Estas células también son propensas a verse afectadas por la quimioterapia, lo cual ocasiona ciertos efectos secundarios.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo y dosis de los medicamentos administrados, así como de la duración del tiempo que se administran. Algunos efectos secundarios comunes incluyen:

  • Caída del cabello.
  • Llagas en la boca.
  • Falta de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Aumento en la probabilidad de infecciones (debido a una disminución de los glóbulos blancos).
  • Facilidad para que se formen moretones o surjan sangrados (debido a muy pocas plaquetas).
  • Cansancio (debido a muy pocos glóbulos rojos).

Estos efectos secundarios suelen ser a corto plazo y desaparecen después de finalizado el tratamiento. Muchas veces hay métodos para aminorar los efectos secundarios. Por ejemplo, se pueden suministrar medicamentos para ayudar a prevenir o reducir las náuseas y los vómitos.

Algunos medicamentos pueden causar efectos secundarios específicos. Por ejemplo, algunos medicamentos tal como cisplatino, vinorelbina, docetaxel o paclitaxel pueden dañar terminaciones nerviosas. Esto en ocasiones puede derivar en síntomas (principalmente en los pies y las manos) como dolor, ardor, hormigueo, sensibilidad al frío o al calor, y debilidad. A esto se le llama neuropatía periférica. En la mayoría de las personas, estos síntomas desaparecen o se alivian una vez finalice el tratamiento, pero en algunas personas pueden durar mucho tiempo. Para más información, consulte el documento Peripheral Neuropathy Caused by Chemotherapy.

Usted debe informar al equipo de atención médica sobre cualquier efecto secundario que tenga mientras recibe la quimioterapia para que puedan ser tratados con prontitud. Es posible que en algunos casos las dosis de medicamentos de quimioterapia necesiten ser reducidas o que el tratamiento necesite ser retrasado o suspendido para prevenir que los efectos empeoren.

Usted puede encontrar más información en nuestro documento Quimioterapia: una guía para los pacientes y sus familias. También puede aprender más sobre cada medicamento mencionado anteriormente en Guide to Cancer Drugs o llamando al 1-800-227-2345.


Fecha de última actualización: 07/15/2013
Fecha de último cambio o revisión: 02/12/2014