Cáncer de pulmón no microcítico (células no pequeñas)

+ -Text Size

¿Qué es Cáncer de pulmón no microcítico (células no pequeñas)? TEMAS

¿Qué es el cáncer de pulmón no microcítico?

El cáncer de pulmón se origina cuando las células del pulmón se convierten en células anormales y comienzan a crecer en forma descontrolada. Conforme se desarrollan más células cancerosas, estas pueden formar un tumor y extenderse a otras áreas del cuerpo. (Para saber más sobre el origen y la propagación del cáncer lea ¿Qué es el cáncer?).

Tipos de cáncer de pulmón no microcítico

Existen dos tipos principales de cáncer de pulmón:

    · Alrededor del 80% al 85% de los cánceres de pulmón son no microcíticos (o cánceres de pulmón de células no pequeñas)

    · Alrededor del 10% al 15% de los cánceres de pulmón son microcíticos (o cánceres de pulmón de células pequeñas)

Estos tipos de cánceres de pulmón se tratan de manera muy diferente. Esta información sólo cubre información sobre el cáncer de pulmón no microcítico. Para información sobre el cáncer de pulmón microcítico, consulte Cáncer de pulmón microcítico.

Hay tres subtipos de cáncer de pulmón no microcítico, los cuales se originan de diferentes tipos de células pulmonares. Sin embargo, se les agrupa bajo el término “cáncer de pulmón no microcítico” porque el método de tratamiento y el pronóstico son a menudo similares.

Adenocarcinoma: alrededor del 40% de los cánceres de pulmón son adenocarcinomas. Estos cánceres se originan de versiones inmaduras de las células que en condiciones normales segregarían sustancias como moco.

Este tipo de cáncer de pulmón ocurre principalmente en personas que fuman o que han fumado, pero también es el tipo más común de cáncer de pulmón observado en las personas que no fuman. Este cáncer es más común en las mujeres que en los hombres. En comparación con otros tipos de cáncer de pulmón, es más probable que ocurra en personas jóvenes.

Por lo general, el adenocarcinoma se encuentra en partes externas del pulmón. Aunque suele crecer más lentamente que otros tipos de cáncer de pulmón y es más probable encontrarlo antes de que se propague, esto varía según el paciente.

Las personas con un tipo de adenocarcinoma, llamado adenocarcinoma in situ (en el pasado se le llamaba carcinoma bronquioalveolar), suelen tener mejores expectativas que aquellas que padecen otros tipos de cáncer de pulmón.

Carcinoma de células escamosas (epidermoide): aproximadamente un 25% a 30% de todos los cánceres de pulmón son carcinomas de células escamosas. Estos cánceres se originan de versiones inmaduras de las células escamosas, las cuales son células planas que cubren el interior de las vías respiratorias en los pulmones. A menudo están relacionados con antecedentes de tabaquismo y tienden a estar localizados en la parte central de los pulmones, cerca de una vía respiratoria principal (bronquio).

Carcinoma (indiferenciado) de células grandes: este tipo representa aproximadamente del 10% al 15% de los cánceres de pulmón. El cáncer puede aparecer en cualquier parte del pulmón, y tiende a crecer y a propagarse rápidamente, lo que puede hacer más difícil tratarlo. Un subtipo de carcinoma de células grandes, conocido como carcinoma neuroendocrino de células grandes es un cáncer de rápido crecimiento que es muy similar al cáncer de pulmón microcítico.

Otros subtipos: algunos otros subtipos de cáncer de pulmón no microcítico, tales como carcinoma adenoescamoso y carcinoma sarcomatoide, son mucho menos comunes.

Otros tipos de tumores de pulmón

Además de los dos tipos principales de cáncer de pulmón, puede aparecer otro tipo de tumores en los pulmones.

Tumores carcinoides de pulmón: representan menos de un 5% de los tumores del pulmón. La mayoría de estos tumores crece lentamente. Para obtener más información sobre estos tumores, lea (disponible en inglés) Lung Carcinoid Tumor.

Otros tumores de pulmón: otros tipos de cáncer de pulmón, como los carcinomas adenoide quísticos, los linfomas y los sarcomas, así como los tumores benignos del pulmón, tales como los hamartomas, son poco comunes. Estos reciben un tratamiento diferente al tratamiento de la mayoría de los cánceres comunes del pulmón, y no se analizan aquí.

Cánceres que se propagan a los pulmones: los cánceres que se originan en otros órganos (como el seno, el páncreas, el riñón o la piel) a veces pueden propagarse (hacer metástasis) a los pulmones, pero éstos no son cánceres de pulmón. Por ejemplo, el cáncer que se originó en el seno y se propagó a los pulmones, sigue siendo cáncer de seno, no cáncer de pulmón. El tratamiento del cáncer que se ha propagado a los pulmones se basa en el lugar donde se originó (la localización primaria del cáncer).

Cómo funcionan los pulmones

Los pulmones son dos órganos similares a esponjas que se encuentran en su pecho. Su pulmón derecho tiene tres secciones llamadas lóbulos. Su pulmón izquierdo tiene dos lóbulos. El pulmón izquierdo es más pequeño debido a que el corazón ocupa más espacio en ese lado del cuerpo.

Cuando usted inhala, el aire entra por medio de la boca o de la nariz e ingresa a los pulmones por medio de la tráquea. La tráquea se divide en tubos llamados bronquios, los cuales se extienden hasta los pulmones y se dividen en bronquios más pequeños. Estos se dividen para formar ramas más pequeñas llamadas bronquiolos. Al final de los bronquiolos hay pequeños sacos de aire conocidos como alvéolos.

Los alvéolos absorben oxígeno del aire inhalado incorporándolo en la sangre y removiendo el dióxido de carbono de la sangre. El dióxido de carbono es expulsado del cuerpo cuando usted exhala. La toma de oxígeno y la liberación de dióxido de carbono son las principales funciones de los pulmones.

Por lo general, los cánceres de pulmón comienzan en las células que revisten los bronquios y en otras partes del pulmón, como los bronquiolos o los alvéolos.

Una capa de revestimiento delgada llamada pleura rodea los pulmones. La pleura protege a los pulmones y les ayuda a desplazarse para atrás y para adelante contra la pared del tórax al tiempo que se expanden y contraen durante la respiración.

Debajo de los pulmones, un músculo delgado en forma de cúpula llamado diafragma separa el tórax del abdomen. Cuando usted respira, el diafragma se mueve hacia arriba y hacia abajo, forzando al aire a entrar y salir de los pulmones.


Fecha de última actualización: 02/08/2016
Fecha de último cambio o revisión: 05/16/2016