Cáncer de riñón en adulto (carcinoma de células renales)

+ -Text Size

Detección temprana, diagnóstico y clasificación por etapas TEMAS

¿Cómo se clasifica por etapas el cáncer de riñón?

La etapa de un cáncer o estadio describe cuán lejos se ha propagado la enfermedad. Su tratamiento y pronóstico (las expectativas) dependen, en gran medida, de la etapa en que se encuentre el cáncer.

La etapa se basa en los resultados del examen físico, las biopsias y los estudios por imágenes (CT, radiografía del tórax, PET, etc.), los cuales se describen en la sección “¿Cómo se diagnostica el cáncer de riñón?”.

Existen en realidad dos tipos de clasificación por etapas para el cáncer de riñón:

  • La etapa clínica es la estimación hecha por el médico de cuánto se ha extendido su enfermedad según los resultados del examen físico, los análisis de laboratorio y cualquier estudio por imágenes que haya tenido.
  • Si se sometió a una cirugía, sus médicos también pueden determinar la etapa patológica, la cual se basa en los mismos factores que la etapa clínica, más lo que se encuentre durante la cirugía y la evaluación del tejido extirpado.

Si usted se sometió a una cirugía, la etapa de su cáncer puede cambiar después de la operación (por ejemplo, si se descubrió que el cáncer se ha propagado más de lo que se sospechaba). La clasificación patológica por etapas probablemente sea más precisa que la clasificación clínica, ya que le da a su médico una impresión directa de la extensión de su enfermedad.

Sistema de clasificación por etapas (TNM) del AJCC

Un sistema de clasificación por etapas es una manera convencional que el equipo de profesionales que atiende el cáncer tiene para describir la extensión del cáncer. El sistema de clasificación por etapas más común para el cáncer de riñón es el que provee el American Joint Committee on Cancer (AJCC). También se conoce algunas veces como el sistema TNM. (Los cánceres que se originan en la pelvis renal tienen un sistema de clasificación AJCC diferente, el cual no se describe en este artículo).

El sistema TNM describe tres piezas clave de información:

  • La letra T indica el tamaño del tumor primario y si éste ha crecido hacia el interior de las áreas cercanas.
  • La N describe la extensión de la propagación a los ganglios o nódulos linfáticos adyacentes (regionales). Los ganglios linfáticos son pequeños grupos de células del sistema inmunológico, en forma de un frijol, a donde a menudo se propagan primero los cánceres.
  • La M indica si el cáncer se ha propagado (ha producido metástasis) a otras partes del cuerpo. (Las localizaciones más comunes de propagación son los pulmones, los huesos, el hígado, cerebro y los ganglios linfáticos distantes).

Los números o las letras que aparecen después de la T, N y M proveen más detalles acerca de cada uno de estos factores. Los números del 0 a 4 indican la gravedad en forma creciente. La letra X significa “no puede ser evaluado” porque la información no está disponible.

Categorías T para el cáncer de riñón

TX: no se puede evaluar el tumor primario (la información no está disponible).

T0: no hay evidencia de un tumor primario.

T1: el tumor sólo se encuentra en el riñón y no mide más de 7 cm (un poco menos de 3 pulgadas) de ancho.

  • T1a: el tumor mide 4 cm (aproximadamente 1 ½ pulgadas) de ancho o menos y sólo se encuentra en el riñón.
  • T1b: el tumor mide más de 4 cm, pero no más de 7 cm de ancho y sólo se encuentra en el riñón.

T2: el tumor mide más de 7 cm de ancho, pero sigue limitado al riñón.

  • T2a: el tumor mide más de 7 cm, pero no más de 10 cm (aproximadamente 4 pulgadas) de ancho y sólo se encuentra en el riñón.
  • T2b: el tumor mide más de 10 cm de ancho, y sólo se encuentra en el riñón.

T3: el tumor invade una vena principal o el tejido alrededor del riñón, pero no invade la glándula suprarrenal (ubicada en la parte superior del riñón) o ni crece más allá de la fascia de Gerota (la capa fibrosa que rodea el riñón y el tejido graso cercano al riñón).

  • T3a: el tumor crece hacia la vena principal que sale del riñón (vena renal) o hacia el tejido adiposo que rodea el riñón.
  • T3b: el tumor crece hacia la parte de la vena grande que conduce al corazón (la vena cava) que se encuentra dentro del abdomen.
  • T3c: el tumor ha crecido hacia la parte de la vena cava que se encuentra dentro del tórax o crece hacia la pared de la vena cava.

T4: el tumor se ha propagado fuera de la fascia de Gerota (capa fibrosa que rodea el riñón y el tejido adiposo adyacente). El tumor puede haber invadido la glándula suprarrenal (encima del riñón).

Categorías N de cáncer de riñón

NX: no se pueden evaluar los ganglios linfáticos regionales (adyacentes) (la información no está disponible).

N0: no se ha propagado a los ganglios linfáticos adyacentes.

N1: el cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos.

Categorías M de cáncer de riñón

M0: no hay propagación a los ganglios linfáticos distantes o a otros órganos.

M1: hay presencia de metástasis distante; incluye propagación a ganglios linfáticos distantes y/o a otros órganos. El cáncer de riñón se propaga con más frecuencia a los pulmones, los huesos, el hígado o el cerebro.

Agrupación en etapas

Una vez que se han asignado las categorías T, N y M, esta información se combina para asignar una etapa general de I, II, III o IV. Las etapas identifican cánceres que tienen un pronóstico similar, y de este modo son tratados de una manera similar. Los pacientes con etapas de números más pequeños tienden a tener mejor pronóstico.

Etapa I: T1, N0, M0

El tumor mide 7 cm o menos de ancho, y sólo se encuentra en el riñón (T1). No hay propagación a los ganglios linfáticos (N0) ni a órganos distantes (M0).

Etapa II: T2, N0, M0

El tumor mide más de 7 cm de ancho, pero sigue limitado al riñón (T2). No hay propagación a los ganglios linfáticos (N0) ni a órganos distantes (M0).

Etapa III: cualquiera de los siguientes:

T3, N0, M0: el tumor crece hacia una vena principal (tal como la vena renal o la vena cava) o hacia el tejido alrededor del riñón, pero no crece hacia la glándula suprarrenal o fuera de la fascia de Gerota (T3). No hay propagación a los ganglios linfáticos (N0) ni a órganos distantes (M0).

T1 a T3, N1, M0: el tumor principal puede ser de cualquier tamaño y puede estar fuera del riñón, pero no se ha propagado fuera de la fascia de Gerota. El cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos (N1), pero no a ganglios linfáticos distantes ni a otros órganos (M0).

Etapa IV: cualquiera de los siguientes:

T4, cualquier N, M0: el tumor principal crece fuera de la fascia Gerota y puede que esté creciendo hacia la glándula suprarrenal encima del riñón (T4). Puede o no haberse propagado a los ganglios linfáticos adyacentes (cualquier valor de N). No hay propagación a los ganglios linfáticos distantes ni a otros órganos (M0).

Cualquier T, cualquier N, M1: el tumor principal puede ser de cualquier tamaño y puede haber crecido fuera del riñón (cualquier T). Puede o no haberse propagado a los ganglios linfáticos adyacentes (cualquier N). Hay propagación a los ganglios linfáticos distantes y/o a otros órganos (M1).

Otros sistemas de pronóstico y de clasificación por etapa

El sistema TNM de clasificación por etapas resulta útil, pero algunos médicos han señalado que existen factores a parte de la extensión del cáncer que se deben considerar cuando se está determinando el pronóstico y el tratamiento.

Sistema integrado de clasificación por etapas de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA)

Este sistema, creado en el año 2001, es más complejo. Su intención fue mejorar la clasificación de la etapa del sistema AJCC de aquel entonces. Junto con la etapa del cáncer, toma en cuenta el estado general de salud de la persona, así como el grado de Fuhrman del tumor. Estos factores se combinan para dividir a los pacientes en grupos de riesgo bajo, intermedio o alto. Pregunte a su médico si él o ella utiliza este sistema y cómo se pudiera aplicar en su caso.

Indicadores de supervivencia

La etapa del cáncer es un importante factor de predicción de supervivencia, aunque también otros factores son importantes. Por ejemplo, los investigadores han asociado ciertos factores con períodos de supervivencia más cortos en personas con cáncer de riñón que se ha propagado fuera del mismo. Entre estos se incluye:

  • Alto nivel de lactato deshidrogenasa (LDH).
  • Nivel alto de calcio en la sangre.
  • Anemia (bajos recuentos de glóbulos rojos).
  • Propagación del cáncer a dos o más localizaciones distantes.
  • Menos de un año transcurrido desde el momento del diagnóstico hasta el momento en que se necesita tratamiento sistémico (terapia dirigida, inmunoterapia o quimioterapia).
  • El estado general de la persona es desfavorable (una medida que indica qué tan bien una persona puede realizar normalmente sus actividades diarias).

Se considera que las personas sin ninguno de los factores de riesgo presentados anteriormente tienen un buen pronóstico, mientras que las personas con uno o dos factores tienen un pronóstico intermedio. Asimismo, se considera que las personas con tres o más de estos factores tienen un pronóstico desfavorable y puede que tengan una probabilidad mayor o menor de beneficiarse de ciertos tratamientos.


Fecha de última actualización: 04/23/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/23/2014