Cáncer de riñón en adulto (carcinoma de células renales)

+ -Text Size

Tratamiento contra el Cáncer de riñón TEMAS

Quimioterapia para el cáncer de riñón

La quimioterapia (quimio) usa medicamentos para combatir el cáncer que se administran en la vena o por vía oral (pastillas). Estos medicamentos entran al torrente sanguíneo y llegan a todas las partes del cuerpo, lo que hace que este tratamiento sea potencialmente útil para el cáncer que se ha propagado (ha hecho metástasis) a órganos más allá del riñón.

Desafortunadamente, las células cancerosas del riñón son usualmente resistentes a la quimioterapia, y por lo tanto, la quimio no es un tratamiento convencional para el cáncer de riñón. Se ha demostrado que algunos medicamentos de quimioterapia, tal como vinblastina, floxiridina, 5-fluorouracilo (5-FU), capecitabina y gemcitabina ayudan a un pequeño número de pacientes. Aun así, la quimioterapia a menudo solo se usa para el cáncer de riñón cuando ya se han tratado medicamentos dirigidos, inmunoterapia, o ambos.

Posibles efectos secundarios de la quimioterapia

Los medicamentos quimioterapéuticos ejercen su acción atacando a las células que se dividen rápidamente, manera en la cual a menudo combaten las células cancerosas. Sin embargo, otras células en el cuerpo, tales como aquellas en la médula ósea, el revestimiento de la boca y los intestinos, así como los folículos pilosos, también se dividen rápidamente. Estas células también son propensas a verse afectadas por la quimioterapia, lo cual ocasiona ciertos efectos secundarios.

Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo de medicamentos, la cantidad administrada y la duración del tratamiento. Entre los posibles efectos secundarios se puede incluir:

  • Caída del cabello.
  • Llagas en la boca.
  • Falta de apetito.
  • Náusea y vómito.
  • Bajos recuentos sanguíneos.

La quimioterapia puede afectar las células productoras de sangre de la médula ósea, lo que causa un recuento bajo de células sanguíneas. Esto puede ocasionar:

  • Un aumento en el riesgo de contraer infecciones (debido a un recuento bajo de glóbulos blancos).
  • Fácil formación de hematomas o hemorragias (debido a un recuento bajo de plaquetas).
  • Cansancio (debido a un bajo recuento de glóbulos rojos).

Por lo general, estos efectos secundarios desaparecen después que cesa el tratamiento. Con frecuencia, hay formas de prevenirlos o aliviarlos. Por ejemplo, se pueden suministrar medicamentos para ayudar a prevenir o reducir las náuseas y los vómitos. Cada medicamento específico de quimioterapia puede causar efectos secundarios específicos. Pregunte a los miembros del equipo de su atención médica sobre los efectos secundarios que sus medicamentos de quimioterapia pueden que generen.


Fecha de última actualización: 12/11/2012
Fecha de último cambio o revisión: 12/11/2012