Cáncer de seno

+ -Text Size

Después del tratamiento TEMAS

Terapia posmenopáusica después del cáncer de seno

La conocida relación entre los niveles de estrógeno y el crecimiento del cáncer de seno ha desalentado a muchas mujeres y a sus médicos a que seleccionen o recomienden la terapia hormonal posmenopáusica (PHT), también llamada terapia de restitución hormonal (HRT) para ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia.

Desafortunadamente, muchas mujeres experimentan síntomas relacionados con la menopausia después del tratamiento contra el cáncer de seno. Esto puede ser natural que ocurra, como resultado de la suspensión de PHT en mujeres posmenopáusicas o como resultado de la quimioterapia o la ablación de los ovarios en mujeres premenopáusicas. El tamoxifeno y los inhibidores de la aromatasa también pueden causar síntomas de menopausia, tales como los sofocos repentinos de calor (bochornos).

En el pasado, los médicos les ofrecían la PHT a las mujeres después del tratamiento contra el cáncer de seno para contrarrestar los síntomas graves de la menopausia, ya que los estudios iniciales no mostraban ningún peligro. Sin embargo, un estudio clínico bien diseñado (el estudio HABITS) encontró que las mujeres sobrevivientes de cáncer de seno que toman PHT tenían una probabilidad mucho mayor de cáncer recurrente o desarrollar un nuevo cáncer de seno en comparación con las mujeres que no toman estos medicamentos. Por esta razón, la mayoría de los médicos entiende ahora que si una mujer fue tratada anteriormente para el cáncer de seno, no es una buena idea administrar la PHT.

Las mujeres tal vez quieran consultar con sus médicos sobre otras alternativas a la PHT para ayudar a aliviar los síntomas específicos de la menopausia. Algunos médicos han sugerido que los fitoestrógenos (sustancias similares a los estrógenos provenientes de ciertas fuentes vegetales, como los productos de soya) pueden ser más seguros que los estrógenos que se usan en la PHT. Sin embargo, aunque consumir alimentos de soya parece ser seguro para las sobrevivientes de cáncer de seno, no hay suficiente información disponible sobre los suplementos de fitoestrógenos como para evaluar completamente su seguridad.

Los medicamentos sin propiedades hormonales que pueden ser algo eficaces para tratar los sofocos, incluyen el antidepresivo venlafaxina (Efexor®), el medicamento para la presión arterial llamado clonidina, y el medicamento de los nervios llamado gabapentin (Neurontin®). La acupuntura también parece ser útil en el tratamiento de los sofocos repentinos de calor (bochornos o acaloramientos). Para las mujeres que toman tamoxifeno, es importante indicar que algunos antidepresivos, conocidos en inglés como SSRIs, pueden interactuar con el tamoxifeno y podrían hacer que éste sea menos eficaz. Pregunte a su médico sobre cualquier posible interacción entre el tamoxifeno y cualquier medicamento que esté tomando.


Fecha de última actualización: 10/22/2014
Fecha de último cambio o revisión: 10/22/2014