La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

CareAtHomeBloodCounts TEMAS

Anterior tema

Falta de apetito

Recuentos sanguíneos

Los recuentos sanguíneos miden tres partes importantes de la sangre:

    El porcentaje de hemoglobina mide la capacidad de los glóbulos rojos de la sangre para transportar el oxígeno. Un nivel de hemoglobina normal es de aproximadamente 14.5 a 18 para los hombres y de 12 a 16 para las mujeres. La mayoría de las personas todavía pueden sentirse bien con un porcentaje de hemoglobina de solamente 10. Un recuento bajo de hemoglobina es referido como anemia.

    El recuento de glóbulos blancos mide la capacidad de su cuerpo para combatir las infecciones. Un recuento normal de glóbulos blancos está entre 5,000 y 10,000. Un recuento bajo de glóbulos blancos conlleva un riesgo mayor de contraer infecciones. Querrá estar al pendiente de signos de infección para que así pueda acudir a su doctor para un tratamiento inmediato. Un recuento alto de glóbulos blancos podría indicar que hay alguna infección presente, o podría deberse a ciertos tipos de enfermedad.

    El recuento de plaquetas analiza las células que ayudan a la coagulación de la sangre. Un recuento normal de plaquetas está entre 150,000 y 450,000. Los procesos normales de coagulación aún son posibles con un recuento de plaquetas de 100,000. Puede que haya hemorragias o sangrados peligrosos cuando el recuento de plaquetas cae por debajo de 20,000.

Puede que tome algunas semanas tras recibir el tratamiento contra el cáncer para que sus recuentos se normalicen. Si consulta a cualquier doctor o dentista durante este tiempo, asegúrese de informarle de que sus recuentos son bajos. Puede que algunos tratamientos muy comunes le causen problemas. Llame a la Sociedad Americana Contra El Cáncer al 1-800-227-2345 y solicite una copia del documento (disponible en inglés) Understanding Your Lab Test Results, o léalo en nuestro sitio Web, para saber cómo interpretar los análisis del laboratorio.

Hemoglobina baja

Qué señales debe observar

  • Cansancio nuevo o que empeora dificultando realizar las actividades cotidianas.
  • Dolor de pecho o dificultad para respirar.
  • Palidez en la piel, base de la uñas o encías.
  • Mareos.
  • Debilidad.
  • Sangre en las heces fecales (excremento rojo brillante, rojo oscuro o negro).
  • Vómito de sustancias de color café oscuro o rojo brillante.

(Los últimos dos son signos de sangrado, lo que puede causar anemia).

Lo que el paciente puede hacer

  • Mantenga un equilibrio entre el descanso y las actividades.
  • Si no puede moverse con la misma agilidad de antes, dígaselo al médico.
  • Planifique sus actividades importantes para cuando tenga más energía.
  • Mantenga una dieta balanceada que incluya proteína (carne, huevos, queso y legumbres, como guisantes y frijoles) y beba de 8 a 10 vasos de agua al día, salvo que le hayan dado otras indicaciones.

Lo que pueden hacer las personas encargadas del cuidado del paciente

  • Programe la preparación de comidas, limpieza de la casa, trabajos de jardín o diligencias que puedan hacer los amigos y familiares del paciente. Puede hacer uso de sitios Web que disponen de recursos que le ayudarán a organizar estas actividades, o bien, designar a algún familiar para que le apoye con coordinar esto.
  • Preste atención a confusión, desfallecimiento o mareos que pudiera notar en el paciente, según se indicó anteriormente.

Llame al médico si el paciente:

  • Tiene dolor de pecho.
  • Siente dificultad para respirar mientras descansa.
  • Experimenta mareos o desmayos.
  • Tiene confusión o dificultad para concentrarse.
  • No ha podido levantarse de la cama durante más de 24 horas.
  • Presenta sangre en las heces fecales.
  • Tiene vómitos de sustancias color café oscuro o rojo brillante.

Recuento bajo de células sanguíneas

Qué señales debe observar

  • Temperatura de 38 °C (100.5 °F) o más con un termómetro oral.
  • Cualquier área nueva que muestre inflamación o enrojecimiento.
  • Pus o secreción amarillenta que proviene de una herida o de otra parte.
  • Surgimiento de tos o falta de aliento.
  • Surgimiento de dolor abdominal.
  • Temblores por escalofríos que puede que sean seguidos de sudoración.
  • Ardor o dolor al orinar.
  • Dolor de garganta.
  • Llagas o puntos blancos en la boca

Lo que el paciente puede hacer

  • Tome la temperatura por vía oral, o debajo del brazo si no puede mantener un termómetro en su boca.
  • Tome acetaminofeno (Tylenol®) para la fiebre después de llamar y tener la aprobación del médico.
  • Manténgase abrigado.
  • Tome antibióticos u otro medicamento que el médico le indique.
  • Tome líquidos, pero no más de lo que pueda tolerar.
  • Evite cualquier cosa que pueda causar cortadas en la piel.
  • Lave las cortaduras y raspones con agua y jabón todos los días, aplique ungüentos antibióticos y mantenga el área cubierta hasta que sane la herida.
  • Báñese diariamente y lave sus manos después de cada vez de ir al baño.
  • Evite las multitudes de gente y no visite a personas que tengan alguna infección, resfriado, gripa o fiebre.
  • Si consume alimentos crudos, lávelos cuidadosamente y quíteles la cáscara para evitar las bacterias.
  • Cepille sus dientes dos veces al día y use hilo dental una vez al día (a menos que le hayan indicado no usar hilo dental).
  • Tome de dos a tres litros de líquido al día si su médico lo aprueba.

Lo que pueden hacer las personas encargadas del cuidado del paciente

  • Preste atención a escalofríos con temblores, y tome la temperatura del paciente después que haya dejado de temblar.
  • Tome la temperatura colocando el termómetro en la boca del paciente o debajo del brazo (no tome la temperatura en el recto).
  • Exhorte a las personas que tengan diarrea, fiebre, tos o gripe y que desean visitar al paciente, que se abstengan de hacerlo y en su lugar le llamen por teléfono hasta que se hayan recuperado.
  • Ofrecer líquidos adicionales para su consumo.
  • Ayude al paciente a tomar los medicamentos en el horario indicado por el médico.

Llame al médico si el paciente:

  • Tiene una temperatura de 38 °C (100.5 °F) o más en un termómetro oral.
  • Tiene escalofríos con temblor.
  • Se siente “diferente” a los demás.
  • No puede tomar líquidos.

Recuento bajo de plaquetas

Qué señales debe observar

  • Sangrado por cualquier parte del cuerpo (como la boca, la nariz o el recto).
  • Vómito de color oscuro o con sangre que se asemeja a los residuos del café.
  • Heces fecales de color rojo brillante, rojo oscuro o negro.
  • Sangrado vaginal que es más de lo usual durante la menstruación.
  • Moretones (hematomas) recientes en la piel.
  • Una erupción que suele comenzar en los pies y las piernas de color rojizo, similar a puntos finos.
  • Dolores de cabeza intensos, mareos o visión borrosa.
  • Debilidad que empeora.
  • Dolores en las articulaciones y/o en los músculos.

Lo que el paciente puede hacer

  • Para afeitarse, utilice solamente una afeitadora eléctrica (evite los rastrillos o navajas de rasurar).
  • Evite practicar los deportes de contacto (como lucha, boxeo o fútbol americano), así como otras actividades que podrían resultar en lesiones.
  • Protéjase la piel de cortadas y rasguños, así como de objetos cortantes.
  • Use un cepillo dental suave.
  • Si su boca sangra, enjuáguela con agua helada.
  • Hable con su doctor o enfermera sobre si debería dejar de usar hilo dental hasta que su recuento de plaquetas mejore.
  • No sacuda su nariz ni tosa con demasiada fuerza.
  • Mantenga el nivel de su cabeza al nivel del corazón o por encima de éste (al recostarse, asegúrese de mantener una postura completamente plana, o mantenga una postura recta).
  • A fin de evitar el estreñimiento y tener que esforzarse durante la evacuación, use un agente para suavizar las heces fecales. No use enemas ni supositorios de ninguna clase (si tiene constipación, vea la sección “Estreñimiento”. Consulte a su médico antes de usar laxantes).
  • No coloque nada en el recto, incluyendo supositorios, enemas, termómetros, etc.
  • Evite el uso de medicamentos antiinflamatorios contra el dolor, como aspirina, naproxeno o ibuprofeno (Motrin®, Advil®, Naprosyn®, Aleve®, Midol®) y similares salvo que su médico le indique usarlos. Consulte con su farmacéutico si no tiene certeza si alguna de sus medicinas pertenece a este tipo de medicamentos, o si alguna de sus medicinas contiene uno de estos medicamentos.
  • Si comienza a haber sangrado, mantenga la calma y siéntese o recuéstese, y obtenga ayuda.

Lo que pueden hacer las personas encargadas del cuidado del paciente

  • Para el sangrado nasal, siente el paciente con la cabeza levantada para evitar que la sangre pase por la parte de atrás de la garganta. Coloque hielo en la nariz y presione los orificios nasales para cerrarlos por cinco minutos. También pudiera ayudar la colocación de hielo en el cuello.
  • Para el sangrado en otras áreas, presione el área con un paño limpio y seco hasta que pare el sangrado.

Llame al médico si el paciente:

  • Está sangrando o presenta cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente en “Qué es lo que debe observar”.
  • Tiene dificultad para hablar o moverse.

Fecha de última actualización: 04/03/2014
Fecha de último cambio o revisión: 04/03/2014