La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

Topics TEMAS

Siguiente tema

Confusión

Sangre en la orina

La sangre que puede ser vista en la orina indica que el paciente está sangrando por alguna parte de los riñones o la vejiga, o los conductos que transportan la orina. La sangre se expulsa junto con la orina. El sangrado puede ser causado por infecciones, lesiones, tumores o cálculos que se encuentran en los riñones, los conductos o la vejiga. También puede deberse a un recuento bajo de plaquetas. (Para más información sobre los recuentos bajos de plaquetas, refiérase a la sección “Sangrado o bajo recuento de plaquetas”.)

Qué señales debe observar

  • Orina de color rojizo, rosado o del color del té.
  • Sangre o coágulos en la orina.
  • Dolor al orinar.

Lo que el paciente puede hacer

  • Tome aproximadamente un litro de agua (o de otros líquidos) durante cada período de ocho horas (tres litros al día), a menos que se le haya pedido que limite la ingestión de líquidos.
  • Tome los medicamentos según lo indicado.

Lo que puede hacer el cuidador del paciente

  • Ofrecer líquidos adicionales para su consumo.
  • Ayude al paciente para que esté atento al color de su orina, si es necesario.

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente:

  • Observa sangre en la orina (color rojo, rosa o marrón)
  • Tiene dolor en la parte más baja de la espalda o en las partes laterales más bajas de la espalda
  • Presenta orina de color turbio, o muy maloliente.
  • Presenta síntomas que no mejoran después del tratamiento.
  • Siente necesidad repentina y urgente de orinar.
  • Orina con más frecuencia de lo habitual.
  • No puede orinar.
  • Tiene fiebre de 38 °C (100.5 °F) o más en un termómetro oral, o escalofríos con temblores.
  • Se siente confundido o parece “diferente”.

Fecha de última actualización: 09/01/2015
Fecha de último cambio o revisión: 09/01/2015