La atención del paciente con cáncer en el hogar: una guía para los pacientes y sus familias

+ -Text Size

Topics TEMAS

Anterior tema

Diarrea

Siguiente tema

Cansancio

Ejercicio

Es importante ejercitarse tanto como pueda. El ejercicio ayuda a evitar problemas que son causados por periodos prolongados que el paciente pasa en la cama, tales como la rigidez de las articulaciones, debilidad de los músculos, problemas respiratorios, estreñimiento, llagas en la piel, falta de apetito y cambios en el estado mental. También ayuda a reducir el estrés y aliviar la fatiga. Hable con el equipo que atiende el cáncer sobre ejercicios que pueda realizar con seguridad y establezca metas para incrementar su nivel de actividad de forma paulatina. Si tiene dificultad para moverse, lea la sección “Debilidad”.

Lo que el paciente puede hacer

  • Atiéndase a sí mismo tanto como pueda diariamente.
  • Salga a caminar todos los días.
  • Consulte con el equipo de atención contra el cáncer el tipo de ejercicio que pueda ayudar a aliviar el cansancio y propicie sentir algo más de energía.
  • Si tiene que permanecer en la cama, haga ejercicios de alcance de movimiento según se le indique. El alcance de movimiento activo es cuando mueve una articulación sin la ayuda de otras personas. El alcance pasivo de movimiento es cuando alguien más mueve su articulación. Cualquiera de los tipos de ejercicios de alcance de movimiento puede realizarse en la cama. Procure no mover las articulaciones en una manera que cause dolor.

Lo que puede hacer el cuidador del paciente

  • Acompañe al paciente a caminar o a hacer otros ejercicios al aire libre.
  • Anime al paciente a atenderse a sí mismo lo más que pueda.
  • Indague acerca de ejercicios activos para mantener el rango de movimiento si el paciente tiene dificultad para levantarse de la cama. Recuerde al paciente que haga estos ejercicios varias veces al día, si éste puede hacerlos. Si no puede hacer estos ejercicios, usted puede aprender a ayudar al paciente a hacer ejercicios pasivos para mantener el rango de movimiento.

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente:

  • Se debilita, comienza a perder el equilibrio o empieza a tener caídas.
  • Tiene dolor nuevo o que empeora.
  • Tiene dolores de cabeza o mareos.
  • Tiene visión borrosa, entumecimiento reciente u hormigueo en los brazos y las piernas.

Caídas

Una persona que tiene inestabilidad al estar de pie, que está un poco confundida o que simplemente se encuentra débil, corre un gran riesgo de caerse. La persona que tiene estos problemas es propensa a caerse mientras intenta levantarse de la cama. O bien, el paciente puede caerse del inodoro, resbalarse en la tina (bañera) o ducha (regadera), o cansarse y por lo tanto caerse al caminar.

Lo que el paciente puede hacer

  • Si nota problemas de debilidad o pierde el equilibrio, pida ayuda para levantarse o caminar.
  • Si se cae, infórmeselo al equipo que atiende el cáncer y a las personas que le cuidan. Ellos ayudarán a prevenir caídas futuras, y podría ser que necesiten examinarle para saber si tiene alguna lesión.
  • Si tiene dificultad para caminar, pregunte sobre un servicio de visitas de enfermeras en el hogar. Las enfermeras a domicilio pueden hacer adaptaciones en el hogar para hacerlo un lugar más seguro. También cuentan con formas de ayudarle a caminar de forma más segura.
  • Si le recomiendan el uso de un andador o una silla de ruedas, manténgalo cerca de la cama o cerca del lugar donde esté sentado. Use el andador o la silla de ruedas cada vez que se levente, incluso para los trayectos cortos.

Lo que puede hacer el cuidador del paciente

  • Cuando el paciente necesite levantarse de la cama, primero siéntelo en un lado de la cama por alrededor de un minuto. Esto es útil cuando el cambio de posición ocasiona mareos o inestabilidad en el paciente.
  • Si el paciente muestra inestabilidad, ayúdele a caminar.
  • Si el paciente se siente mareado, acompáñele cuando vaya al baño.
  • Recuérdele al paciente que le avise si necesita ayuda antes de tratar de levantarse.
  • Utilice tapetes para baño y de hule antiderrapante para cuando el paciente se bañe. También es posible usar un banco para que el paciente se siente mientras se baña.
  • No deje cordones eléctricos tirados en el piso. En el área por donde se camina no debe haber ropa, alfombrillas abultadas u otros objetos que podrían causar tropezones y resbalones.
  • Asegure con cinta adhesiva los bordes de las alfombrillas o tapetes al piso.
  • Disponga de un bacín u orinal que esté al alcance, coloque una silla con bacinica cerca de la cama, o bien, reacomode la cama para que quede próxima al baño.
  • Anime al paciente a usar zapatos o zapatillas antiderrapantes (que no sean resbalosas) cuando vaya a caminar o a estar de pie. Evitar el uso de pantuflas abiertas y resbalosas.
  • Pregunte sobre algún servicio de visitas de enfermeras en el hogar para evaluar su hogar y evitar posibles caídas. Los pasamanos, inodoros portátiles, sillas para la ducha, entre otros artículos, pueden ayudar a evitar que algunos pacientes se caigan.

Si el paciente se cae:

  • Deje al paciente en el lugar donde se haya caído hasta que pueda determinar si tiene alguna lesión grave. Si el paciente no respira, llame a los servicios de emergencia (911 o al equivalente en su localidad) a menos que el paciente esté en un hospicio o tiene un poder legal sobre el cuidado de la salud que indique que no desea ser resucitado.
  • Si el paciente está inconsciente, sangrando o sale líquido de la boca, de los oídos o la nariz, llame al equipo que atiende el cáncer o al servicio de emergencia inmediatamente.
  • Si el paciente le puede responder, pregúntele si tiene algún dolor.
  • Revise la cabeza, los brazos, las piernas y los glúteos (nalgas) del paciente para ver si tiene alguna cortadura o contusión, o si el área tiene un aspecto extraño o deformado, posiblemente debido a un hueso roto.
  • Aplique bolsas de hielo en cualquier área que presente sangrado (ponga hielo en una bolsa de plástico, y envuelva la bolsa en una toalla).
  • Si no puede mover al paciente, hágale sentir tan cómodo como le sea posible hasta que llegue más ayuda.
  • Si el paciente no tiene dolor y no está sangrando, ayúdele a que regrese a la cama o a una silla (si es posible, busque a alguien que le ayude a mover al paciente).

Llame al equipo que atiende el cáncer si el paciente:

  • Experimenta debilitamiento reciente, entumecimiento reciente o cambio en el estado mental (tal como, confusión en el paciente, no sabe dónde se encuentra, se vuelve olvidadizo o lo que dice no tiene sentido).
  • Presenta debilitamiento o inestabilidad suficiente como para caerse.
  • No está respirando.
  • Tiene sangrado, algún líquido que sale por la boca, los oídos o la nariz, o está inconsciente.
  • Sospecha de una posible lesión a causa de la caída.

Fecha de última actualización: 09/01/2015
Fecha de último cambio o revisión: 09/01/2015